CÓMIC PARA TODOS

‘El Conde de Montecristo’, de Crystal S. Chan y Nokman Poon

Editorial: Norma.

Guión: Crystal S. Chan.

Dibujo: Nokman Pook.

Páginas: 400.

Precio: 18 euros.

Presentación: Rústica con solapas.

Publicación: Agosto 2018.

La serie de adaptaciones de clásicos de la literatura que está haciendo Crystal S. Chan llega a un episodio importante por muchos motivos. El Conde de Montecristo es una novela compleja y dura, que tiene muchas ramificaciones y muchos personajes, superando en ese sentido con mucho a las obras precedentes de esta colección, Los miserables (aquí, su reseña), Orgullo y prejuicio (aquí, su reseña) aunque esta no la escribiera Chan, o Jane Eyre (aquí, su reseña). Ese es el gran enemigo que tiene esta entrega, que por momentos se deja llevar por tan intrincado desarrollo y casi obliga al lector a tomar apuntes para no perder detalle de la situación de unos y otros. La historia, en todo caso, es tan fascinante que son pecados perdonables. Alejandro Dumas legó una novela tremenda, una historia cargada de drama que se ha convertido en una especie de relato definitivo de venganza. La trama es de sobra conocida, Edmundo Dantes es injustamente encarcelado durante años en la prisión de If, y el tiempo que pasa encerrado le permite trazar minuciosamente su vendetta contra los responsables de su cautiverio. Chan guarda, como siempre, un respeto reverencial hacia el libro de referencia y eso hace francamente fácil entrar en su universo, aunque El Conde de Montecristo parezca menos firme que sus predecesoras en estos Clásicos Manga.

La razón hay que buscarla a través de sus aciertos. Cuando Edmundo Dantés revela su identidad a quienes están sufriendo su ira, el manga cobra una fuerza y una pasión que no se ven con tanta claridad en los momentos más lentos del relato, en los que el desarrollo tiene una pausa que resulta necesaria, sin duda, pero que ralentiza mucho el desarrollo de la trama. En realidad, es difícil achacar esto a Chan como un gran problema en su labor, porque está es, en sí misma, una adaptación complicada. Lo denso es importante en El Conde de Montecristo porque es lo que sustenta las escenas en las que cae el telón del misterio y el enigmático noble revela si auténtica identidad a los causantes de su sufrimiento, a las figuras de su pasado. En favor de Chan si se puede decir que nunca llega a haber una desconexión por la acumulación de nombres y momentos que cobran importancia más adelante y que, precisamente, su narración tiene la intensidad necesaria cuando la historia alcanza sus puntos climáticos, que es cuando todo es más trascendente. Sí que hay algo en sí último tercio que no está explicado con la contundencia emocional que requería, algo que no desvelaremos para que este manga pueda seguir siendo una muy buena manera de aproximarse por primera vez a El Conde de Montecristo, pero no empaña el trabajo general.

El dibujo de Nokman Poon acierta en casi todo, juega bien con las sombras y con los recuerdos y destaca cuando el detalle se apodera de la viñeta, así como en esos momentos climáticos en los que el Conde confiesa su gran secreto para que la venganza tenga sentido, pero tiene un problema de base que es difícil eliminar del pensamiento durante la lectura. Su Edmundo Dantés casi nunca parece tener la edad correcta, o al menos no se evidencia visualmente. Tiene el porte noble con el que engatusa a todo aquel que se cruza con él, ahí destaca su diseño, pero es difícil reconocer en su figura a alguien que ha pasado por tanto sufrimiento. Siempre parece más joven de lo que en realidad tendría que ser, y sólo funciona en ese sentido en comparación con otros personajes de menor edad con los que se cruza después de su cautiverio. Es el gran debe del trabajo de Poon, que en líneas generales entiende muy bien el tono de época que necesita el relato y hace un muy buen trabajo de ambientación y de puesta en escena para conseguir que los personajes de Dumas tengan una buena versión manga. Como hemos dicho, no es El Conde de Montecristo la mejor entrega de esta serie, pero cumple con bastante solvencia con los propósitos que tiene, más aún si tenemos en cuenta las peculiaridades ya mencionadas que presenta este libro.

El contenido extra lo forman un epílogo de Crystal S. Chan, otro de Nokman Pook y un portafolio de bocetos.

Image and video hosting by TinyPic

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 9 enero, 2019 por en Crystal S. Chan, Manga, Norma y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 306 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: