CÓMIC PARA TODOS

‘Star Wars. Los últimos Jedi’, de Gary Whitta y Michael Walsh

Editorial: Planeta Cómic.

Guión: Gary Whitta.

Dibujo: Michael Walsh.

Páginas: 176.

Precio: 20 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Noviembre 2018.

Ya tenemos más que asimilado que no hay película de Star Wars sin su adaptación al cómic, y Los últimos Jedi no podía ser una excepción. Aunque este tipo de cómics no generan ya la misma expectación que en los años 70 y 80 ni tampoco atraen a nombres de tan primer nivel como entonces, cómo olvidar por ejemplo la mítica adaptación que Archie Goodwin y Walter Simonson hicieron de Alien (aquí, su reseña), de vez en cuando hay sorpresas en este pequeño campo de las viñetas. Esta revisión del Episodio VIII cinematográfico de la saga creada por George Lucas (aquí, su crítica) encierra algunos elementos de interés precisamente porque no se limita a seguir paso a paso el guion que vimos en la gran pantalla, sino que introduce una narración en off, fundamentalmente la de Luke Skywalker, que aporta bastante información que el espectador menos concentrado agradecerá, sobre todo para entender la actitud y las decisiones de Luke, uno de los aspectos más criticados del libreto que Ryan Johnson llevó a la pantalla. No hay tampoco grandes sorpresas, pero sí un buen complemento, que al final es lo que pretenden tebeos de esta naturaleza, pensados para completistas que disfruten de la mitología que aborda el filme y de la narración en viñetas de historias que ya conocen. El conocimiento es, de hecho, la clave para disfrutar de estos libros.

¿Qué quiere decir eso? Es sencillo. El lector ya sabe de antemano qué giros hay en cada escena. Pero ahora el adaptador también sabe cómo se ha recibido la película. Gary Whitta, que es quien se encarga de hacer ese trabajo, retoca con bastante habilidad algunos de los puntos que tanto se criticaron en Los últimos Jedi. Su comienzo, con el primer desprecio de Luke a Rey, tiene un prólogo que le da más sentido. Escenas que en el fondo sobraban en buena medida se recordan, como la huida de Finn y Rose en el planeta Cantonica, que queda confinada a dos páginas que reducen considerablemente los muchos minutos (más si atendemos a los extras de la edición en Blu-ray) que se comió en el filme. En otras palabras, Whitta juega sobre seguro. Y acierta, porque todo lo que suma parece acertado y todo lo que recorta se antoja como útil. No hay demasiados márgenes de libertad, pero si se nota un trabajo mayor del que es habitual en una adaptación al cómic de una película. A partir, es Star Wars y es Los últimos Jedi, por lo que resulta obvio, una vez más, que estamos hablando de un tebeo que no opta más que a complementar la imagen que un seguidor tenga de la película. Podemos entrar en el debate sobre la necesidad de esa labor, pero si se siguen publicando este tipo de tebeos parece lógico pensar que siguen teniendo su público.

Michael Walsh tiene la siempre difícil papeleta de poner en imágenes lo que ya tiene referentes visuales tremendamente poderosos, porque no hay que olvidar que lo visual es algo que no se ha puesto en cuestión de la película de Johnson. Uno de sus aciertos está en algo que siempre se analiza en las adaptaciones, el parecido entre personajes y actores. Walsh se olvida en bastantes momentos de la fotografía y piensa más en el personaje, lo que hace que pueda conseguir mejores efectos. No es un tebeo memorable a nivel gráfico, pero sí bastante decoroso, se puede entender el gusto que genera también en un ilustrador el poder disfrutar con unos juguetes tan codiciados. Lo mejor que tiene el trabajo de Walsh es que no se sale de lo esperado ni del necesario respeto a su referente, mueve bien las piezas para que funcionen las coreografías y satisface plenamente el gozo visual que hay en el momento más brutal del filme, el final de la persecución en el espacio que acomete la Primera Orden para destruir a la Rebelión. Quizá no está tan logrado el duelo final, al que le falta algo de espectacularidad, pero el conjunto entra bastante bien. No se puede pedir mucho más que esa corrección, y ese intento de al menos complementar y no simplemente calcar, a un cómic que caerá en las manos de devotos convencidos.

El volumen contiene los seis números de Star Wars: The Last Jedi, publicados originalmente por Marvel entre mayo y septiembre de 2018. El único contenido extra son las cubiertas originales de Kamome Shirahama, Phil Noto, Paolo Rivera, Rahzzah y Mahmud Asrar.

Image and video hosting by TinyPic

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 18 diciembre, 2018 por en Gary Whitta, Marvel, Michael Walsh, Planeta DeAgostini, Star Wars y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 306 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: