CÓMIC PARA TODOS

‘Star Wars. Obi-Wan & Anakin’, de Charles Soule y Marco Checchetto

Editorial: Planeta Cómic.

Guión: Charles Soule.

Dibujo: Marco Checchetto.

Páginas: 128.

Precio: 16,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Octubre 2018.

Desde que Marvel recuperó los derechos de los cómics de Star Wars, hay un detalle que apenas se ha mencionado, y es que, además de recuperar el lado más clásico de la saga y colarse entre los agujeros de las actuales películas, también está aprovechando con firmeza el espacio que proporciona la tan denostada trilogía de precuelas. No es una cuestión menor, ni mucho menos, porque han sido filmes denostados de una forma a veces furibunda durante una década larga, y porque además en ese terreno se cuelan autores de gran renombre. Sucede con Obi-Wan y Anakin, miniserie en la que Charles Soule y Marco Checchetto buscan un huecos entre los acontecimientos de La amenaza fantasma (aquí, su crítica) y El ataque de los clones (aquí, su crítica), mostrándonos días decisivos de la formación de quien acabará convertido en Darth Vader y de los esfuerzos del después también maestro de Luke Skywalker para que su camino sea el del Jedi. Y el resultado, como cabía esperar con estos autores, es muy interesante. Espectacular como tiene que serlo una historia de Star Wars que además nos descubre un nuevo mundo habitado, pero también con la inteligencia de rellenar lo que apuntaron las películas de George Lucas, la determinación de Obi-Wan, la ira y la frustración de Anakin, también las deliciosamente malvadas maquinaciones de Palpatine.

Por encima de cualquier otra cosa, Soule suma. Quizá no sorprende tanto como cabía esperar, pero se adhiere a lo que conocemos, sin rechazarlo, sin oponerse, sin considerarlo fuera de lugar, y lo enriquece. Para hacerlo, se vale de algo tan sencillo como la contraposición de absolutos que Anakin nunca llega a entender y que le ponen en el camino del Lado Oscuro. Maestro y padawan viajan al planeta Carnelion IV, desde donde la orden Jedi ha recibido una señal de socorro, solo para comprobar que allí, en un inhóspito escenario alejado del control de la República, combaten dos grupos opuestos, los Abiertos y los Cerrados (los nombres, toda una declaración de intenciones), que se culpan mutuamente de los problemas del planeta. Soule plantea esa confrontación como replica de la de Jedi y Sith, pero también incluso como el continuo tira y afloja que hay entre Obi-Wan y Anakin, e incluso del de Anakin consigo mismo. Si en las películas se pudo lamentar con razón que faltarán elementos que explicaran la caída de Anakin en el Lado Oscuro, tebeos como este contribuyen a apuntalar lo que vimos en las precuelas. Soule, además, es un tipo inteligente, que sabe encontrar un buen marco para que todos estos detalles se aprecien con claridad y dentro de una trepidante historia galáctica, que encaja en Star Wars pero que también gusta de salirse un poco de su zona de confort.

En ambas elementos, Checchetto se encuentra igual de cómodo, y se nota, como ya se notó con su aportación a Imperio destruido (aquí, su reseña), que el de Star Wars es un universo en el que se encuentra realmente a gusto. Sus diseños se ajustan a las dos caras del guion de Soule, son Star Wars y a la vez suenan frescos, aunque se le escapen unos cuantos e inevitables cameos o al menos recordatorios de muchos personajes y razas que conocemos de las películas (sí, sí, también el de cierto personaje que se ha convertido en el más odiado de la galaxia…). Sobresale también en las coreografías de combate, también en la manera en la que se manifiestan las habilidades de los Jedi, y en ese sentido ofrece algunas de las mejores escenas que hemos visto a Obi-Wan en los cómics más recientes. Y todo en unos escenarios sobresalientes, los más conocidos, los de Coruscant, pero sobre todo los que tiene que imaginar desde cero. La tecnología de Star Wars tiene pocos ejecutores tan meticulosos como Checchetto y eso, en una historia en la que ese detalle tiene bases argumentales, hace ganar todavía algunos puntos más. Y el color de Andres Moussa es, además, perfecto para que todo destaque un poco más. Soule y Checcheto nos dejan un buen cómic de Star Wars, uno que sabe aprovechar una base dada para contar algo cerrado y autoconclusivo.

El volumen incluye los cinco números de Star Wars: Obi Wan & Anakin, publicados originalmente por Marvel entre enero y mayo de 2016. El único contenido extra son las cubiertas originales de Marco Checchetto.

Image and video hosting by TinyPic

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 15 noviembre, 2018 por en Charles Soule, Marco Checchetto, Marvel, Planeta DeAgostini, Star Wars y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 318 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: