CÓMIC PARA TODOS

‘Mary Shelley. La muerte del monstruo’, de Julio César Iglesias y Raquel Lagartos

Editorial: Diábolo.

Guión: Julio César Iglesias.

Dibujo: Raquel Lagartos.

Páginas: 180.

Precio: 19,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Octubre 2018.

Hay autores que se ven perseguidos durante toda su vida, por supuesto más allá de ella, por un único personaje. La lista podría ser interminable, pero seguro que todos pensamos a la primera en Mary Shelley, la creadora de Frankenstein, uno de los monstruos que más profundamente han calado en el imaginario popular casi desde que la novela vio la luz por primera vez, en 1818. Pero hay una particularidad muy especial en esta asociación, y es el hecho de que una mujer fuera capaz de crear una novela tan dramática en una sociedad en la que eso que hoy nos puede resultar tan normal era altamente improbable. La cuestión no radica solo ahí, sino en la marcada personalidad de su autora. Mary Shelley: La muerte del monstruo es un retrato profundo, minucioso, estudiado y detallado de las dos partes del mito, de la escritora y de su creación. Explorando la relación entre ellos, obtenemos un preciso retrato de ambos también por separado. Y eso es lo interesante de una obra que va ganando peso con el paso de las páginas y que al final deja la sensación de habernos metido de una manera brillante en la mente de todos los que intervienen en este proceso, también de Julio César Iglesias y Raquel Lagartos, los artífices de un tebeo elegante y muy meritorio para ser además una primera obra. Menuda carta de presentación.

La tentación de ir por caminos fácilmente transitables a la hora de crear una biografía la disipa Iglesias desde el principio, cuando nos mete de lleno en un debate inagotable, la fidelidad de las adaptaciones a la novela original, algo que en lo que se refiere a Frankenstein, de hecho, se convierte en materia para que el escritor sueñe. La muerte del monstruo no deja de ser una conversación entre Mary y su creación que persigue a la escritora durante toda su vida. Romper la linealidad ayuda a que veamos un mosaico, un retrato inteligente, un acceso a lo que es realmente importante en términos narrativos y no tanto a lo que marca la cronología. Iglesias hace un trabajo espléndido jugando con los diferentes tiempos, con los instantes en los que Frankenstein acecha a la autora y con su propia creación y todo lo que lleva a Mary Shelley a darle forma. Impresiona la forma en la que asistimos a lo que ya conocemos y al contenido más íntimo de esta historia. Porque esta es una de las que de verdad profundizan en aquello de lo que hablan, y además lo hace con elegancia y categoría. Y eso también exige al lector, porque La muerte del monstruo no es solo una biografía, sino una obra que se acerca a cuestiones trascendentales para entender a Mary Shelley como persona, como mujer, como autora y como la otra mitad del monstruo.

El dibujo contribuye, además, a esa cercanía íntima que busca la obra. Lagartos tiene una cualidad muy especial a la hora de dibujar, una que se asoma a la sencillez pero también a la emoción. Con una economía de líneas encomiable, es capaz de sacar emociones y sensaciones en cada secuencia. Su puesta en escena no solo es eficaz, sino que también esconde un deseo de sumarse a la narrativa del escritor, con el que conecta muy bien. La muerte del monstruo es, en ese sentido, un relato delicado y de ritmo tranquilo, que es precisamente el que necesita la historia, que tanto Iglesias como Lagarto son capaces de mover entre diferentes géneros, incluyendo el terror de la novela original, logrando la ilustradora que haya emoción y carisma en los personajes y en sus rostros. Lagartos, además, se permite mostrarnos a un monstruo diferente de las encarnaciones más populares que nos ha dado el cine, alejada incluso de las que han querido ser más fieles a la novela. Y con unas tonalidades gráfica que se ajustan muy bien a las que tiene la propia historia. Es un tebeo francamente recomendable, que excede con talento el simple contenido biográfico, y más aún con el notable contenido extra que contiene esta segunda edición, una forma extraordinaria de celebrar el segundo centenario de la novela de Mary Shelley.

El contenido extra lo forman sendos prólogos de Fernando Marías y Ángeles Caso, una cronobiografía de Mary Shelley, notas históricas y un portafolio de bocetos.

Image and video hosting by TinyPic

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 8 noviembre, 2018 por en Diábolo, Julio César Iglesias, Raquel Lagartos y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 285 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: