CÓMIC PARA TODOS

‘Diario de intercambio (conmigo misma)’ 1, de Kabi Nagata

Editorial: Fandogamia.

Guion: Kabi Nagata.

Dibujo: Kabi Nagata.

Páginas: 164.

Precio: 12 euros.

Presentación: Rústica con sobrecubierta.

Publicación: Octubre 2018.

Quedó dicho al hablar de Mi experiencia lesbiana con la soledad (aquí, su reseña) que Kabi Nagata le echó un par de narices para desnudar su alma de la manera en la que lo hizo en aquel manga. De una manera algo distinta, el primer volumen de Diario de intercambio (conmigo misma) muestra pretensiones complementarias. Nagata vuelve a utilizarse como protagonista y narradora, pero lo hace como indica el título, escribiéndose un diario dirigida a su yo del futuro, que no adulta porque roza la treintena cuando se asoma a estas páginas. Y el carácter complementario de este título con respecto al anterior es que, efectivamente, vemos aquí lo que supone para ella la publicación del libro, especialmente a nivel personal. Parece lógico concluir que leer Mi experiencia lesbiana con la soledad es un requisito si no imprescindible sí bastante enriquecedor antes de lanzarnos a la lectura de su nuevo manga, no tanto por los hechos que se nos contaban allí, que aquí están bien sintetizados, sino por las emociones análogas que se encuentran en ambos. Dicho de otra manera, y aunque resulta bastante evidente, Nagata habla de sí misma, de sus ideas, de sus pensamientos, de sus emociones. Haber conectado con ella en su anterior manga o hacerlo en las primeras páginas de este resulta vital para disfrutar de la lectura.

La razón es obvia, estamos ante un tebeo personalista, uno que desde luego trabaja una historia y técnicas narrativas pero que por encima de todo es un retrato de su protagonista. Da igual que sea completo, sesgado o incluso inventado, pero es su retrato. Pasar un rato largo con ella implica al menos la curiosidad de conocerla y tratar de entenderla, y esa viene a ser la gracia de Nagata, que no lo pone precisamente fácil porque no es una persona accesible en un primer vistazo. Sus experiencias y pensamientos suelen ser traumáticos, complejos, hasta difíciles en el terreno de la empatía. Básicamente son cuatro los temas a los que se acerca: su deseo de independizarse, la relación con sus padres, los efectos que tiene en su vida la publicación de Mi experiencia lesbiana con la soledad y las relaciones afectivas. Si hay que elegir uno, el segundo es el más interesante porque, en realidad, los aglutina a todos en un mismo universo. Publicar una obra con tanto contenido sexual y emocional de corte autobiográfico es valiente, pero leyéndola no se puede hacer uno a la idea de lo que provoca a nivel personal y social. Ver a Nagata afrontando el hecho de que sus padres descubran su contenido es algo bastante interesante y está contado con mucho mimo. Quizá el resto de los episodios exige algo más un cariño hacia Nagata, pero este es tremendamente cercano.

La continuidad tan natural que hay entre Mi experiencia lesbiana con la soledad y Diario de intercambio se debe en buena medida a que el estilo de Nagata como ilustradora no cambia demasiado, prácticamente nada. No tendría lógica una modificación radical y se agradece que, incluso buscando otros escenarios y otras propuestas, lo esencial se mantenga. La autora se dibuja con cercanía y amabilidad, sabe explotar los recursos más agradables y divertidos del relato, que los tiene a pesar de su tono continuamente apesadumbrado, y logra que la ausencia de realismo no afecte en absoluto a una historia que requiere de una conexión emocional inmediata. El bitono rosa, el mismo que tenía su obra anterior, sirve también como nexo entre ambas. Nagata, al final, explora algo que muchos autores están haciendo en estos días, que es colocarse como protagonistas y narradores de sus propias historias. Eso sí, no suelen abrirse tanto en terrenos tan delicados, lo que convierte a Nagata en una autora a seguir con interés, porque sus propias disquisiciones personales acerca de su vida, su personalidad y su propia capacidad como escritora y dibujante se convierten en información que el lector tendrá muy presente en el futuro. Y eso, se mire como se mire, es un movimiento valiente por parte de la autora.

Shogakukan publicó el primer volumen de Hitori Koukan Nikki en 2016. No tiene contenido extra.

Image and video hosting by TinyPic

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 7 noviembre, 2018 por en Fandogamia, Kabi Nagata, Shogakukan y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 285 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: