CÓMIC PARA TODOS

‘Tyler Cross. Miami’, de Fabien Nury y Bruno

Editorial: Dibbuks.

Guion: Fabien Nury.

Dibujo: Bruno.

Páginas: 104.

Precio: 18 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Septiembre 2018.

Libro a libro, y ya va tres (aquí y aquí, reseñas de los dos primeros), Fabien Nury y Bruno están convirtiendo Tyler Cross en una serie imprescindible para los amantes del noir. Miami es un álbum trepidante, el más auténticamente noir de todos los que hemos visto hasta la fecha en muchos sentidos, y un destino más en el formidable y a la vez siniestro mapa de Estados Unidos que están trazando Nury y Bruno. Solo con el prólogo, cuatro páginas sin diálogo, los autores han conseguido lo más difícil, engancharnos a la historia, mostrarnos el crimen que va a marcar el relato y complicar la vida de nuestro protagonista y demostrarnos que la violencia forma parte de este sugerente mundo de ficción de una manera natural y fina, aunque sea una escena claramente explícita y sin ataduras. A partí de ahí, como sucede con todo buen thriller de género negro, la trama busca una complicación razonable y asumible, de esas que por momentos nos obliga a retroceder algunas páginas para estar seguros de lo que estamos leyendo, conjugándolo todo con brillantes escenas de acción. Tyler Cross, efectivamente, consolida aquí los logros que viene acumulando, y lo hace dando además personalidad a cada entrega, planteada como si fueran la nueva novela de un viejo detective de la literatura que entonces se consideraba barata.

Eso, haber significado el género para que sus obras puedan alcanzar el rango de maestras, es mérito de escritores como Nury, Brian Azzarello y sus 100 balas (aquí, reseña de su primer volumen) o David Lapham y sus Balas perdidas (aquí, reseña de su primer volumen). No se trata de entrar en comparativas inútiles entre series que claramente complementan el disfrute del lector sin necesidad de tener que elegir entre ellas, sino de encontrar las diferencias que presentan para disfrutarlas desde su personalidad. Tyler Cross sigue dominada por la imponente presencia de su protagonista, un tipo duro clásico al que Nury escribe francamente bien. Y lo hace, además, como sujeto y como objeto, cuando domina las tramas y cuando son estas las que van un paso por delante, siempre impertérrito aunque la situación pinte francamente mal. Es un personaje espléndido del que, además, uno tiene la sensación de que nos queda todavía muchísimo por leer, aumentando ese regusto a serie antigua que tiene Tyler Cross y que promete llevarnos a los rincones más sórdidos de América. Pasa con el western y también con el noir, géneros que se han vendido como netamente norteamericanos y que, con aquellos mismos escenarios, tienen excelentes interpretaciones como esta en el cómic europeo.

Tyler Cross tiene además un marcadísimo estilo visual que, sobre todo, da una categoría y una personalidad que la serie necesita. En Miami, Bruno se adapta a lo que no había tenido sobre todo en Angola, el segundo de los libros de la serie, y es un escenario soleado y de un colorido especial. No quiere decir esto que no despliegue Bruno las sombras con las que tan buen resultado logra, ni mucho menos, y de hecho el gran clímax del relato, la gran escena de acción de esta entrega, acontece por la noche, pero sí que se adapta formidablemente bien al escenario que le corresponde. Y Miami es Miami, con todo lo que eso conlleva. Bruno sigue mostrándonos a Tyler Cross como un personaje fuerte, casi granítico, y visualmente funciona de maravilla, complementando el retrato que hace Nury de él con los detalles de los casos en los que trabaja, sin necesidad de detenerse en él o en su pasado como motor de la trama. Tampoco hace falta mojarse para decir cuál de los tres álbumes es el mejor, porque en realidad el nivel es bastante parejo. Por eso Tyler Cross es una serie que merece la pena seguir, porque cada entrega es una pieza de un puzle más grande que cobra sentido al juntarse pero también de manera individual, trazando un mapa a la vez que una historia y dando al género el valor que tiene.

Dargaud publicó el tercer volumen de Tyler Cross, Miami, en marzo de 2018. El contenido extra es un apéndice escrito por Fabien Nury con curiosidades sobre la obra.

Image and video hosting by TinyPic

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Un comentario el “‘Tyler Cross. Miami’, de Fabien Nury y Bruno

  1. Florencia Saez
    22 octubre, 2018

    ¡Genial!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Información

Esta entrada fue publicada en 22 octubre, 2018 por en Bruno, Dargaud, Dibbuks, Fabien Nury y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 323 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: