CÓMIC PARA TODOS

‘Imperio. Integral 1’, de Jean-Pierre Pécau e Igor Kordey

Editorial: ECC.

Guion: Jean-Pierre Pécau.

Dibujo: Igor Kordey.

Páginas: 168.

Precio: 19,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Julio 2018.

Una ucronía de vez en cuando sienta francamente bien, y justo eso es lo que nos ofrecen Jean-Pierre Pécau e Igor Kordey en Imperio, cuyo primer volumen integral reúne los tres primeros álbumes de la historia, El general fantasma, Lady Shelley y Operación soberano. El título del segundo de ellos ya da una idea del aspecto añadido que tiene esta Ucrania. Criaturas y autores del terror romántico del siglo XIX se integran en un relato que tiene elementos steampunk pero sin abusar de ellos ni convertirlos en razón de ser del relato. El relato, siempre de menos a más por cierto, tiene mucho diálogo, mucha exposición, y menos acción de lo que pudiera parecer para ser un tebeo que habla de campañas y operaciones de guerra con tanta frecuencia. Es ahí, en su tono quizá excesivamente expositivo, donde Imperio baja un poco el nivel, porque llega un punto en el que se sienten muchas ganas de que sea el combate el que hable por fin de las ansias de conquista de franceses e ingleses. Ese es un elemento de duda más que razonable en el primer álbum, después el ritmo de los otros dos segmentos compensa con cierta facilidad para que la serie mantenga un interés alto y sea una buena plataforma desde la que seguir contando historias, lo que demuestra que hay un trabajo de base bien hecho, incluso aunque no sea tan notable como podría haber sido.

Sabedor de que su primer álbum se cocina a fuego lento, Pécau nos suelta en el mundo de Imperio con un mensaje claro: estamos en guerra y vamos a ver muchas cosas inesperadas. El escritor nos pone el caramelo y después nos obliga a degustarlo con calma, quizá demasiada, esperando que las tramas exploten, que las misiones cojan ritmo y que vayan apareciendo personajes que añadan carisma a la historia. No se consigue siempre ni de la misma manera, pero el resultado es aceptable dada la ambición que tiene el relato. Como toda buena ucronía, Imperio tiene un gran trabajo de documentación. No partir de un hecho concreto y reconocible pone al lector en situación de hacer un esfuerzo palpable por entender algunas de las situaciones, pero las continuas referencias a la literatura fantástica devuelven el relato a las bases en las que el entretenimiento está asegurado, y la misma introducción de Mary Shelley como agente funciona bastante bien y hace que la trama crezca en bastantes direcciones, no solo en la obvia por el hecho de tratarse de un personaje femenino, también acentúa de una manera bastante acertada el enfrentamiento entre Inglaterra y Francia. Pécau acierta más a partir del segundo álbum con el ritmo que imprime a la historia una vez que ha dado todas las explicaciones necesarias.

Una de las bazas de Imperio, como suele suceder en el comic histórico francobelga, por mucho carácter ucrónico que tenga, es el dibujo. Kordey se adapta bien a la historia, mostrando también el estudio previo que hay en su trabajo, pero adaptándolo también al entorno que pide la historia. Carisma en los personajes, buenos escenarios y sobre todo su capacidad de adaptarse a escenas de tonos muy distintos, las de diálogo y las de acción, son los grandes aciertos del dibujo de Kordey. Y también destaca el cambio de ambiente continuo que hay en estas páginas, ya que el ilustrador es capaz de adaptarse a las trincheras, a los grandes salones, a los despachos y a la intimidad del dormitorio con una facilidad bastante palpable. Imperio es una obra que, después de tres álbumes, intriga más que entusiasma y que en este punto, con un primer ciclo más o menos cerrado, todavía parece tener más aspiraciones que realidades, pero que aún así va consiguiendo su objetivo de llevarnos a un mundo diferente, en el que el elevado nivel de fantasía que muestra no implica nunca una falta de verosimilitud, algo desde luego imprescindible para que una ucronía funcione. Y a pesar de su ambición, que la tiene, quizá es cuando se mete en las bases más tradicionales del género cuando mejor funciona la historia.

El volumen incluye los tres primeros álbumes de Empire, Le général fantôme, Lady Shelley y Opération Suzerain, publicados originalmente por Delcourt en octubre de 2006, febrero y noviembre de 2007. El único contenido extra son las cubiertas originales de Igor Kordey.

Image and video hosting by TinyPic

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 10 agosto, 2018 por en Delcourt, ECC, Igor Kordey, Jean-Pierre Pécau y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 276 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: