CÓMIC PARA TODOS

‘Fábulas. Edición de lujo’ 15, de Bill Willingham y Mark Buckingham

Editorial: ECC.

Guión: Bill Willingham.

Dibujo: Mark Buckingham, Steve Leialoha, Andrew Pepoy, Dan Green, Neal Adams, Tony Akins, Aaron Alexovich, Laura Allred, Michael Allred, Russ Braun, Andrew Dalhouse, Rachel Dodson, Terry Dodson, Mark Farmer, Lee Garbett, Peter Gross, Gene Ha, David Hahn, Niko Henrichon, Joelle Jones, Teddy Kristiansen, Jae Lee, Megan Levens, José Marzán Jr., Shawn McManus, Lan Medina, Terry Moore, David Petersen, Mark Schultz, Eric Shanower, Bryan Talbot, Chrissie Zullo.

Páginas: 368.

Precio: 33,50 euros.

Presentación: Cartoné con sobrecubierta.

Publicación: Abril 2018.

“En el que se resuelven muchos asuntos hasta cierto punto, para que las damas y caballeros que han tenido el privilegio de traeros estas historias en años pasados y que hoy presentan esta con orgullo, puedan tener la oportunidad de hacer una sentida, aunque inquietante, despedida “. Así empieza el final de Fábulas, porque todo lo tiene de alguna manera y esta serie no podía ser una excepción, por mucho que naciera precisamente para recordarnos que hay personajes que nunca se olvidan y que siempre estarán sujetos a reinterpretacion. Los cuentos transformados por Bill Willingham y Mark Buckingham dicen adiós en el número 150, el último de este decimoquinto volumen de la edición de lujo de la serie. Muchos años, muchos números, muchos personajes y muchos eventos. Y todo ello conduce hasta aquí. ¿Está la despedida a la altura de la genialidad que encierra la serie? Es difícil decirlo, porque tendemos a ser muy críticos con los cierres. Pero sí, probablemente sí sea el de Fábulas uno digno de todo lo que hemos leído hasta aquí. Pocas veces ha despuntado la serie como cuando había una guerra en ciernes y cuando Blanca y Lobo estaban en el epicentro de todo, y justo eso es lo que ofrece esta entrega final, un colofón inteligente que juega muy bien con Rosa como parte esencial de estos mitos.

Willingham tiene bazas ganadoras en la base de este final porque sabe que nos tiene atrapados desde hace tiempo. Fábulas, con sus altibajos lógicos para ser una serie que nos ha entretenido durante más de una década (y que lo hará por siempre jamás, por utilizar la frase hecha de los cuentos que usaremos en cada futura relectura), ha tenido muy claro cuál debía ser su apuesta desde el principio. Su idea, original y rompedora, tuvo una previsible pérdida de frescura en algún punto, pero nunca llegó a dar la sensación de ser una fórmula agotada. Ni en sus momentos más criticables. Su final no es uno de ellos, porque tiene todos los elementos necesarios para disfrutar de este mundo. Y sí, hay un inevitable sabor a conclusión en muchos aspectos, aunque otros muchos queden abiertos para que alguien, en el futuro del momento en el que se publicó este final y ya en nuestro presente porque el mercado editorial no se detiene, pueda seguir imaginando qué sucede con estos personajes. Willingham, en realidad, solo cierra un capítulo, el suyo, porque estás fábulas no le pertenecían. Pero ha conseguido que sean un poco suyas, lo que da una idea del espléndido trabajo que ha hecho, siempre de la mano de una sensacional colección de dibujantes, como en este volumen final, pero con uno por encima de todos.

Ese, claro está, es Mark Buckingham. Siempre nos hemos referido a él como e dibujante definitivo de Fábulas y la despedida no cambia nada de esa percepción. Sí, hay muchos ilustradores en este libro final, algunos con apariciones singulares tan notables como las de Neal Adams o a Terry Dodson y otros regresando a un universo que conocen bien como es el caso de Russ Braun o Steve Leialoha. Pero Fábulas es territorio Buckingham. No podía terminar la serie sin que, por última vez, destaquemos la necesidad de considerar esta serie tan suya como lo es de Willingham. Porque dar forma y aspecto a este maravilloso universo no era fácil. Son personajes de siempre a los que hemos visto en libros, cuentos y películas en incontables ocasiones, pero ahora ya tienen también esta forma, la de Buckingham. Sus enmarcados de página son el sello, pero es su puesta en escena lo que siempre hizo grande esta serie. Eso y los diseños, lo fácilmente reconocibles y carismáticos que fueron siempre, y hasta el final, todos los personajes que desfilan por estos 150 números. La despedida, a la altura. Qué bien aprovecha cada instante de magia y un final alejado de una vacía espectacularidad visual para dejar una vez más una muestra de lo buen dibujante que es. Fábulas se va como llegó, sin hacer demasiado ruido, pero quedando para siempre.

El volumen incluye los números 141 1 50 de Fables, publicados originalmente por Vertigo entre junio de 2014 y marzo de 2015. El contenido extra lo forman las portadas originales de Nimit Malavia, una introducción de Bill Willingham, un epílogo de Mark Buckingham y un portafolio de bocetos y diseños del ilustrador.

Image and video hosting by TinyPic

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 306 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: