CÓMIC PARA TODOS

‘Batgirl’ 3, de Hope Larson y Chris Wildgoose

Editorial: ECC.

Guión: Hope Larson, Vita Ayala.

Dibujo: Chris Wildgoose, Eleonora Carlini, Inaki Miranda.

Páginas: 192.

Precio: 17,50 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Mayo 2018.

Batgirl vive en una constante paradoja desde que DC decidió, cuando apostó por los Nuevos 52, acabar con la etapa de Barbara Gordon como Oráculo y devolverle la movilidad en las piernas y la capucha con orejas de murciélago en la cabeza. Dicha paradoja supone que el personaje gusta a casi todo el mundo, convence, se ve su potencial hasta el punto de que es uno de los que sigue sonando con fuerza para continuar el tambaleante universo cinematográfico de DC. Pero al mismo tiempo cuesta que las historias alcancen el nivel al que aspiran, sea antes o después de Renacimiento. Ha habido momentos importantes, números notables, autores interesantes y un rediseño muy comentado, pero los tebeos, en conjunto, no han llegado a ser redondos. Ahora bien, si algo se acerca a ese punto es lo que vemos al final de este tercer volumen de la nueva etapa. ¿La razón? Dick Grayson. Cuando da la sensación de que Hope Larson ha optado por hacer de Batgirl una serie de episodios cortos y simpáticos, de repente nos ofrece una historia larga, de cuatro partes, y dos tiempos narrativos. Y es ahí cuando, de repente, todo encaja. El potencial de Batgirl explota y su química con el primer Robin, ahora Nightwing, se convierte en el motor de algo que, si no lo es, parece lo mejor que hemos leído de Batgirl en estos últimos años.

Si nos fijamos en lo que DC ha venido haciendo con el personaje en los últimos años, parece evidente que Batgirl ha sido un banco de pruebas. Que si un universo propio diferente del habitual, que si un traje nuevo, que si villanos propios e incluso relaciones sentimentales novedosas, breves y nada duraderas. Hasta un viaje a Oriente. Pero al final lo que convence en Batgirl es lo más cercano. Ese es uno de los secretos de Barbara Gordon, su cercanía. Sí, es un cerebro, pero al mismo tiempo pasa por ser una chica común. Por eso su alter ego siempre ha tenido tanta fuerza. Batgirl no es una simple replica femenina de Batman, nunca lo ha sido, ni siquiera cuando nació precisamente para evitar la rumorología malintencionada sobre la homosexualidad del dúo dinámico. Y su relación con el primer Robin siempre ha sido un motivo más para que el personaje creciera. Sí, la Batgirl de Larson es divertida cuando se cruza con Catwoman, cuando cierra a medias su enfrentamiento con el Pingüino y su hijo o cuando se convierte en una cazafantasmas racional. Pero donde convence de verdad es en historias como Verano de mentiras, que así se titula ese relato de cuatro partes que cierra este tercer número de la edición española, y en la que Larson incluye todo lo que hace que Batgirl sea un personaje espléndido.

En el apartado visual, Chris Wildgoose parece haberse hecho definitivamente con la serie, y si estilo encaja bien con la protagonista. No tiene la fuerza rompedora que imprimió a la serie Babs Tarr, hasta ahora la ilustradora que mejor ha sabido entender el impulso juvenil que quería darle DC a esta serie, pero a Wildgoose hay que reconocerle un entusiasmo y una eficacia que sobresalen sobre todo en la ya mencionada historia larga de este volumen. El ilustrador se aleja un tanto de las convenciones del superhéroe y se lanza a mostrarnos a Barbara y Dick como lo que son, dos adolescentes primero y dos jóvenes después que saben lo que tienen que hacer con sus trajes y menos con sus emociones. Hasta el rediseño de Batgirl sin capucha de orejas puntiagudas, que tampoco es nueva de esta serie ni mucho menos pero sigue siendo peculiar, luce bastante bien en esta historia. Nunca se sabe si momentos tan entretenidos como este van a ser puntuales o si van a conseguir convertirse en la norma, pero de momento nos conformamos con lo que tenemos. Este tercer número convence con suficiencia y nos deja un tebeo que da gusto leer, que nos da la razón a quienes sabemos que con Batgirl hay todavía muchas historias que contar sin necesidad de que Batman este de por medio pero sin alejarse de su mundo tanto que se pierda su identidad. Así da gusto.

El volumen incluye los números 11 a 17 y el Annual 1 de Batgirl, publicados originalmente por DC Comics entre marzo y noviembre de 2017. El único contenido extra son las portadas originales de Chris Wildgoose, Bengal, Dan Mora, Francis Manapul y Joshua Middleton.

Image and video hosting by TinyPic

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 285 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: