CÓMIC PARA TODOS

‘Batman. Nueva Gotham’ 1, de Greg Rucka y Shawn Martinbrough

Editorial: ECC.

Guión: Greg Rucka.

Dibujo: Shawn Martinbrough, John Watkiss, Willian Rosado, Phil Hester.

Páginas: 336.

Precio: 31,50 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Abril 2018.

Nadie podrá negarle a Greg Rucka una osadía admirable para hacer frente a situaciones peculiares en el DC del nuevo milenio, algunas seguramente idea suya y otras adjudicadas por la editorial. Uno de esos retos fue hacer la primera historia después de un evento tan mastodóntico y complejo como Tierra de nadie (aquí, reseña de su primer volumen). Casi nada. El gran acierto de Rucka es que hace que esa historia, más que de Batman, sea del comisario Gordon, que por momentos se lleva un más que merecido protagonismo muy bien apuntalado. Es la manera perfecta de plantear un debate social que, incluso en segundo plano, resultaba esencial, la convivencia entre los gothamitas que se quedaron en la ciudad sitiada y los que optaron por huir y ahora regresan sin haber perdido nada. Es en ese contexto en el que Rucka introduce a un buen personaje, Susurro A’daire, y a su líder, Ra’s Al Ghul. Son números que, lejos de conformarse con ser una transición, algo que se habría podido entender por la intensidad previa, son buenas muestras del talento del escritor y también un muy atractivo ejercicio visual que presenta el dibujo de Shawn Martinbrough pero sobre todo el color de Wildstorm FX, que da una identidad muy acusada a unos números que, sin tener claro está el efecto de los macroeventos anteriores, sí que están muy bien hechos.

Rucka sabe lo que se trae entre manos, porque pocos autores han sabido entender como él la Gotham más adusta y detectivesca. Encaja en ese perfil un Batman hosco y serio, analítico en todo momento, incluso bajo la fachada de Bruce Wayne, y por supuesto funciona de maravilla una historia en la que se trata de averiguar quién es Susurro, cuáles son sus intenciones y qué pretende Ra’s enviándola a Gotham. Aunque la resolución caiga un tanto en el tópico que hace ya tantos años establecieran Dennis O’Neil y Neal Adams, la cosa sale bastante bien. Rucka, de hecho, destaca por entender muy bien a todos los personajes. Es antológico el paralelismo que traza entre Batman y Gordon a través del dolor de la pérdida en el primer número de este volumen. Pero no es menos brillante su retrato, breve pero intenso, de dos mujeres tan distintas como Hiedra Venenosa y Talia. El escritor no solo imagina buenas historias, sino que sabe colocar en ellas las piezas necesarias para que avance con eficacia. Y con tomos muy distintos, como demuestra el también excepcional número centrado en Rene Montoya, antesala de su la incomparable historia que cambió para siempre al personaje en Gotham Central (aquí, su reseña). Casi parece mentira que en tan breve espacio de tiempo puedan pasar tantas cosas.

Si Rucka está a la altura, resulta igualmente complicado no destacar el trabajo visual que tienen estos números. Martinbrough tiene un trazo duro, áspero, con una puesta en escena más que interesante y una ambientación que hace que esta Nueva Gotham luzca, en realidad, como tendría que hacerlo siempre, como la ciudad definitiva del noir sucio moderno. William Rosado y Phil Hester cogen el testigo de manera acertado, manteniendo la identidad propia, pero sin romper la genérica de esta etapa, marcada como se ha dicho antes por el trabajo de color de Wildstorm FX. Casi con una paleta bicromática de luces cambiantes, consigue un efecto sensacional, que se adecua al dibujo sobre todo de Martinbrough de una manera elegante y útil para la historia. Cuesta entrar en este estilo, eso no hay por qué esconderlo, sobre todo porque Martinbrough apuesta por figuras aparentemente más estáticas y menos espectaculares de las que suele proponer el cómic de superhéroes, pero triunfa en la carrera de fondo que supone leer un volumen de esta extensión. Cuando nos damos cuenta, hemos terminado las páginas de Nueva Gotham y lamentamos que no haya más. Y lo lamentamos por el trabajo de todos los involucrados. Tiene mucho mérito empezar así una nueva etapa que llega, nunca mejor dicho, después de un terremoto.

El volumen incluye los números 742 a 753 de Detective Comics, publicados originalmente por DC Comics entre enero y diciembre de 2000. El único contenido extra son las portadas originales de Brian Stelfreeze y Dave Johnson.

Image and video hosting by TinyPic

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Un comentario el “‘Batman. Nueva Gotham’ 1, de Greg Rucka y Shawn Martinbrough

  1. La Caverna del Lector
    12 julio, 2018

    Te quedó de lujo. 😎

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 267 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: