CÓMIC PARA TODOS

‘Wonder Woman. Sacrificio’, de Greg Rucka

Editorial: ECC.

Guión: Greg Rucka, Mark Verheiden, Gail Simone.

Dibujo: Ron Randall, Ed Benes, John Byrne, Karl Kerschl, Derec Donovan, Rags Morales, David López, Tom Derenick, Georges Jeanty, Carlos D’Anda, Cliff Richards.

Páginas: 344.

Precio: 32,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Marzo 2018.

Tiene cierta gracia que una de las historias más trascendentes de la historia reciente de Wonder Woman, aquella en la que traspasa una de las fronteras que tuvo durante años, sea en realidad una historia de Superman. Lo bueno es que, donde podríamos ver un ejemplo más del machismo imperante en el cómic de superhéroes durante décadas, Greg Rucka consigue que veamos ese hecho de una manera positiva, convirtiendo a Diana en un elemento imprescindible para que el relato funcione. Pero no por ello deja de ser una historia menos polémica. Lo es. Todavía hoy podemos seguir debatiendo no ya si Wonder Woman hace lo que es necesario, sino también si es ella el personaje indicado para hacerlo. Lo mejor es que es un debate tan interminable como el que se puede sostener sobre la conversión de Diana en diosa de la guerra que abrió Brian Azzarello años después. ¿Deja Wonder Woman de ser Wonder Woman en alguno de esos dos trances? No, pero tampoco le faltará razón a quien piense lo contrario. Damos vueltas para no desvelar lo que sucede en Sacrificio, aunque sea una historia publicada hace tantos años, porque está planteada para provocar sorpresa y siempre puede haber quien no la haya leído o quien no la conozca. Es lo que tienen los constantes reinicios, que ayudan a que las polémicas pasen de largo con la misma rapidez con la que llegan.

Procede advertir, eso sí, que quien esté buscando a Wonder Woman en este libro estará un centenar de páginas sin su protagonismo, cedido al Hombre de Acero para tener contextualizar lo que sí afecta a Diana. Y también es conveniente tener claro que estos acontecimientos son los que preceden a 52 (aquí, su reseña), la serie que nos narraba qué sucedía en el universo DC sin Batman, Superman y Wonder Woman en escena. Eso da la pista de lo trascendente que es lo que sucede en estas páginas. Rucka lidia con algo que para muchos es imposible, pero lo hace tan bien que todo lo demás da igual, el debate está servido con elegancia y contundencia a partes iguales. En manos de Rucka, Diana es un personaje fuerte y firme, una mujer que no tiene miedo a hacer lo necesario y, a la vez, a aceptar las consecuencias de sus actos. Eso es mucho más esencial a Wonder Woman que la frontera que transgrede el escritor, probablemente también por mandato de la editorial. Y aunque en los guiones de Mark Verheiden se apuesta quizá demasiado por el misterio, prolongado en exceso, se agradece que el volumen haya incluido esta parte de la historia, imprescindible para que lo que atañe a Rucka tenga la trascendencia que tiene. Con el número final, Rucka se resarce de tanta gravedad y deja un número precioso sobre ella y sobre su relación con Superman.

A nivel gráfico, el nivel es el adecuado, aunque haya tantos dibujantes como para que cueste pensar que estamos ante una etapa cerrada y con un claro carácter autoral. Recordemos que, en realidad, no es una etapa única, que el cómic de Wonder Woman se cruza aquí con el de Superman, pero aún así es un detalle a tener en cuenta. Nos permite ver de manera efímera a John Byrne, eso sí, volviendo a dos personajes a los que dio brillo en los años 80 y 90. Y es difícil no destacar a Cliff Richards, que es quien dibuja entre otras páginas el último número de este recopilatorio. El número más trascendente, como muestra de esta rotación exagerada de dibujantes, lo firman nada menos que cinco ilustradores diferentes. En otros tiempos esto habría sido un sacrilegio, pero hoy, como desde hace muchos años, se acepta con naturalidad. Que aún así quede una pelea tan intensa y entretenida quiere decir que todos ellos hacen un buen trabajo. Sacrifico queda así como una pieza bastante esencial para entender a la Wonder Woman moderna, porque en estas páginas hay un salto hacia una madurez discutible y a la vez muy entretenida. Quién sabe si esto es lo que Rucka habria escrito con libertad editorial pero desde luego es un autor perfecto para conducir momentos tan importantes sin que se vaya el hilo esencial de un personaje cualquiera. Que en este caso no lo es, es Wonder Woman.

El volumen incluye los números 218 a 226 de Wonder Woman, 218 de Superman, 642 y 643 de Adventures of Superman y 829 de Action Comics, publicados originalmente por DC Comics entre julio de 2005 y febrero de 2006. El único contenido extra son las portadas originales de J. G. Jones, Ed Benes y Tony S. Daniel.

Image and video hosting by TinyPic

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 280 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: