CÓMIC PARA TODOS

‘Giant Days’ 2 y 3, de John Allison, Lissa Treiman y Max Sarin

Editorial: Fandogamia.

Guión: John Allison.

Dibujo: Lissa Treiman, Max Sarin.

Páginas: 112 cada uno.

Precio: 10 euros cada uno.

Presentación: Rústica.

Publicación: Diciembre 2017 / junio 2018.

Cuando surgen tebeos como Giant Days (aquí, reseña de su primer volumen), lo mejor de todo es que sigan vivos más allá de sus primeros números. Ya utilizamos un adjetivo para definir la serie en su arranque, simpática, y lo que ofrecen John Allison en el guion y Lisa Treiman primero para dar después el relevo a Max Sarin en el dibujo mantiene esa misma cualidad en los dos siguientes volúmenes. Pero ojo, diciendo que es un tebeo simpático no cometamos el error de pensar que eso significa algo inferior. Giant Days es una de esas series que se ganan el corazón del lector desde una pretendida intrascendencia, desde esa mencionada simpatía, y eso, casi sin que nos demos cuenta, redunda al final en que estas son las series que resulta más difícil dejar de leer. Porque, sí, son simpáticas. Allison ha dado con una fórmula divertida, que recoge lo mejor de la sitcom, le añade lo bueno del cómic costumbrista y le acaba dando el enfoque personal que desprenden las tres protagonistas, Susan, Esther y Daisy. Para quien no lo recuerde, y en este punto el consejo más lógico sería recuperar el primer libro de la serie, seguimos las aventuras y desventuras de tres jóvenes universitarias, amigas sin que sepamos muy bien cómo, enfrentándose a todo tipo de problemas personales, sentimentales, emocionales y estudiantiles. Lo cotidiano convertido en algo apasionante.

En ese escenario, lo que más divierte de las historias de Allison está en lo fácil que es conectar con estos tres personajes… y con el resto, porque hay secundarios muy divertidos y retratados de una manera muy inteligente. El tópico, aunque alguno hay, no es ningún freno para las agradables ocurrencias del escritor, que sabe ir cerrando episodios para que no perdamos nunca esa sensación de estar ante una suerte de sitcom televisiva en formato de viñetas, de esas que saben entender el momento puntual, la historia concreta que trata de forma contenida. Pero a la vez va trazando un camino más amplio, creando una continuidad que se agradece. Eso, que podía costar algo más de digerir en un primer número, es lo que consolida la historia según van pasando las entregas. El gran logro en ese sentido es que nada pierde frescura en Giant Days, ni siquiera cuando se trata de contar cambios muy radicales en las vidas de estas tres protagonistas. Cuesta decir si hay algo en esta historia de autobiografía, pero lo que sí se puede afirmar es que Allison acierta en el retrato del escenario para que nos resulte cercano a todos. El impedimento local, que muchas veces minimiza los efectos de un relato universitario que acontece en un sitio concreto, ni se siente en estas páginas. La de Giant Days podría ser la universidad más cercana a nosotros. O la más lejana. Da igual.

Si hablamos de cambios, mediado el segundo volumen se produce uno fundamental. Como ya hemos dicho, Lisa Treiman deja la serie. El estilo visual de Giant Days es, en buena medida, el suyo propio, y eso hace que sea una muy mala noticia su marcha, porque los dos números de los que se ocupa en el segundo volumen mantienen el mismo nivel de frescura que los guiones de Allison. En su despedida no hay cansancio. La sorpresa, eso sí, es que el relevo funciona. Max Sarin es capaz de mantener el estilo y el nivel. Hay diferencias, por supuesto, pero como se trata de conservar un aspecto homogéneo y ya prefijado, las primeras páginas generan algo más de satisfacción. Eso no es ningún desprecio a Sarin, que se muestra más que acertada cuando coge el testigo, con una caricatura al menos tan divertida como la de Treiman. Así cerramos el tercer volumen de una serie que no tenemos ganas de que acabe. Da igual que lo haga cuando el primer curso concluya o que se extienda hasta el final de los estudios, porque Allison, Treiman y Sarin nos han introducido con tanta naturalidad en su mundo que podríamos disfrutar con sus andanzas durante todo el tiempo que quisieran. Giant Days es simpática, sí. Y no, eso no quiere decir que por ello sea peor tebeo. Ni mucho menos. Y si no, entrad y reíd. O llorad. Pero siempre de la mano de Susan, Esther y Daisy.

Los dos volúmenes incluyen los números 5 a 12 de Giant Days, publicados originalmente por Boom Box! entre julio de 2015 y marzo de 2016. El contenido extra lo forman las cubiertas originales de Lissa Treiman y bocetos de la propia Treiman y John Alisson.

Image and video hosting by TinyPic

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 9 julio, 2018 por en BOOM! Box, Fandogamia, John Allison, Lissa Treiman, Max Sarin y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 267 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: