CÓMIC PARA TODOS

‘Fábulas. Edición de lujo’ 14, de Bill Willingham y Mark Buckingham

Editorial: ECC.

Guión: Bill WIllingham.

Dibujo: Mark Buckingham, Steve Leialoha, Russ Braun, Barry Kitson, Andrew Pepoy, Gary Erskine.

Páginas: 264.

Precio: 27 euros.

Presentación: Cartoné con sobrecubierta.

Publicación: Diciembre 2017.

Si hay algo que Bill WIllingham siempre supo provocar con Fábulas es la sensación de que siempre estaban pasando cosas de enorme trascendencia. A veces en primer plano, y a veces por detrás, de forma sibilina e inteligente. Por eso, incluso en los lógicos altibajos de una serie que se cerró en 150 números, y que con este decimocuarto volumen asiste a su penúltima entrega, Fábulas merece los mayores elogios. Su descomunal derroche de imaginación se combina con una narración espléndida y tremendamente hábil. Puede que esta sensación esté influenciada por el hecho de saber que estamos tan cerca del final, pero al mismo tiempo es algo que Fábulas siempre ha provocado. Y eso no ha cambiado. Sobre todo por la manera en la que ha devuelto el protagonismo a sus actores fundamentales, Blanca y Feroz. Y sobre todo Blanca. Porque este volumen lo que nos muestra por encima de todo es cómo se destruye poco a poco su vida. Lo vimos en el anterior, con lo que sucedió con dos de sus hijos y con el propio Feroz, y Willingham profundiza aquí en esas sensaciones de la mejor manera posible, quebrando otro de los elementos en los que podía apoyarse, la relación con su hermana, Rosa Roja. Cierto es que no hay conclusión en ese punto y que el escritor prefiere profetizar y aventurar qué va a pasar de aquí al final, pero eso también sirve para enganchar.

En realidad, no es eso algo que ya sea necesario acometer, porque si uno ha seguido 140 números de una serie es porque algo encuentra en ella. Pero qué gusto da cuando un escritor sigue convencido de la necesidad de dar cosas nuevas. Y hacerlo además con Blanca tiene mucho mérito. Fábulas siempre ha jugado con los personajes de los cuentos, dándoles las vueltas que fueran necesarias, pero dar a la heroína Disney más dulce semejante frialdad de comportamiento en situaciones dramáticas es algo verdaderamente fascinante. Y lo mejor de todo es que sabe explicarlo dentro de la historia, como se ve en estos números. Ese es uno de los numerosos logros que tiene la serie en este punto. El otro, el que viene marcando Fábulas desde el principio, es el habilidoso modo que tiene Willingham de manejar a un elenco interminable para ir dando sentido a todo lo que sucede en sus páginas. Interludios como el de Gepetto, el primer gran villano de la serie, demuestran el espectacular manejo de su criatura que demuestra el escritor. No todo es brillante, pero sí se puede decir que todo es inteligente, y eso es algo difícil de encontrar en nuestros días. El propio Willingham se puso el listón muy alto desde el principio pero sabe seguir alimentando este universo de una manera brillante y con momentos deslumbrantes.

De la misma manera que el talento de Willingham no lo vamos a descubrir a estas alturas de Fábulas, lo mismo se puede decir con el de Mark Buckingham, tan dueño como el escritor de todos estos personajes a los que ha dado vida durante más de diez años con el mismo vigor del primer día. Hablar del dibujo de Buckingham puede resultar repetitivo, y más después de catorce volúmenes de esta serie, pero es que dar vida a una obra tan extensa no es fácil. El riesgo de repetición lo destruye en cada página, y el de no evolucionar ni siquiera se atisba, a pesar de tener siempre la sensación de estar en casa cuando Buckingham pone a trabajar sus lápices. Y eso que Fábulas siempre se ha distinguido también por el enorme nivel de los dibujantes que han aportado su talento a la serie, nombres en este volumen como los de Barry Kitson, Steve Leialoha o Russ Braun, pero Buckingham es mucho Buckingham. Entre él y Willingham siguen creando magia. La expectación ante el gran final que está por venir queda más que justificada en estos números, que saben combinar el sabor del epílogo lo que vimos en la anterior entrega (aquí, su reseña), el prólogo de lo que nos queda por ver y el propio carácter decisivo de lo que acontece en estas páginas. Fábulas en estado puro. Y eso es más que suficiente para que el disfrute sea enorme.

El volumen incluye los números 130 a 140 de Fables, publicados originalmente por Vertigo entre junio de 2013 y mayo de 2014. El contenido extra lo forman una introducción de Kurt Loder, las portadas originales de Joao Ruas, John Van Fleet, Mark Buckingham, Greg Ruth, Daniel Dos Santos, George Pratt, CHrostopher Moeller y Nimit Malavia, y un portafolio de bocetos de Mark Buckingham y Russ Braun.

Image and video hosting by TinyPic

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 306 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: