CÓMIC PARA TODOS

‘Pathfinder. El alzamiento de las aguas oscuras’, de Jim Zub y Andrew Huerta

Editorial: Ediciones Dimensionales.

Guión: Jim Zub.

Dibujo: Andrew Huerta, Jake Bilbao e Iván Anaya.

Páginas: 222.

Precio: 19,95 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Enero 2018.

Resulta bastante complicado desligar el universo de Pathfinder del de Dragones y mazmorras. Están relacionados, de hecho. Fantasía heroica con elfos, magia, guerreros, criaturas y todos los elementos que consiguen enganchar desde hace mucho tiempo a tantos jugadores, espectadores y lectores en las diferentes versiones de estos universos, sean de las mencionadas franquicias, de World of Warcraft o de cualquiera otra que sepa aprovechar el tirón con un poco talento e imaginación. Como es habitual, el éxito en un medio acaba llevando a que surjan traslaciones a otros medios narrativos, y así llegamos a Pathfinder, el cómic, que supone el salto a las viñetas de un juego que todavía no tiene una década de vida pero que ha generado el suficiente interés como para que nazcan productos como este. Su acabado, a cargo del escritor Jim Zub y fundamentalmente del dibujante Andrew Huerta, es irreprochable. Es, evidentemente y como suele suceder, una historia pensada especialmente para quienes ya conozcan este universo, pero tampoco desprecia a quienes no conozcan sus características y acaba convirtiéndose en un relato dinámico, trepidante, lleno de las aventuras que han de presidir siempre el género y con unos personajes que, aún con sus tópicos, cumplen sobradamente con lo que se proponen los autores.

Zub, en ese sentido, se maneja con bastante habilidad por el mundo que quiere mostrar porque sabe aprovechar las cartas que tiene sobre la mesa. En ese tipo de historias, lo que funciona es un grupo variopinto, de razas, de género y de profesiones. Elfos y humanos, hombres y mujeres, guerreros y magos, tiene que haber de todo y la historia se monta en base a sus diferencias y a los escollos que encuentran. Hay momentos (y sí, los bichos gigantes tienen mucho que decir en ese punto) en los que da la sensación de que Zub lo que pretende es colarnos una versión oscura y adaptada a este universo de El hobbit de J. R. R. Tolkien. Esa es una de las muchas influencias que se intuyen en la historia, y que, la verdad, no funcionan nada mal en El alzamiento de las aguas oscuras, lo que se intuye claramente como el primer arco argumental de un mundo que aspira a ser mucho más amplio pero que a la vez funciona como la historia autoconclusiva que tiene que ser. Es verdad, y volvemos de nuevo al argumento original, que funciona mucho mejor cuando se aporta un conocimiento anterior de este mundo. El hecho de encontrar arquetipos e incluso tópicos, que el funcionamiento de la historia y de los personajes entre en el terreno de lo conocido, más que un problema, acaba jugando en favor de Pathfinder por la comodidad que ofrece al lector.

El dibujo es algo más complicado. Es innegable que Andrew Huerta tiene un estilo muy personal, bastante agresivo y que quiere dar una personalidad muy marcada a esta introducción del universo de Pathfinder al cómic. Pero esa misma fuerza juega ligeramente en su contra. En ocasiones, sus forzadas anatomías, por mucha personalidad que tengan y de hecho la tienen, obligan a detenerse demasiado en cada viñeta para comprender lo que está sucediendo en la acumulación de líneas y detalles que preside el dibujo de su artista. Sería muy injusto decir que es un dibujo fallido, pero sí que es tan personal que no todo el mundo lo encajará tan bien como cabe esperar de una historia de género como esta. Y en la comparación, triunfa la línea más clara y clásica de Jake Bilbao, que se ocupa de parte del quinto número, o incluso el estilo más juguetón de Iván Anaya, que firma una pequeña historia de complemento. Lo que está claro es que Pathfinder ha puesto las bases para abrirse camino también en el cómic. Y con su enorme riqueza argumental y de personajes, puede dar de sí todo lo que quiera. O, mejor dicho, todo lo que quieran los lectores. El alzamiento de las aguas oscuras no es el colmo de la originalidad pero sirve con bastante holgura como la historia fundacional que quiere ser.

El volumen incluye los seis primeros números de Pathfinder, publicados originalmente por Dynamite entre agosto de 2012 y abril de 2013. El contenido extra lo forman las portadas originales de Matteo Scalera, Lucio Parrillo, Tyler Walpole, Erik Jones, Dave Dorman, Michelle Hoeffner y Jorge Faras, una introducción de Erik Mona y un extenso apéndice sobre el juego de rol.

Image and video hosting by TinyPic

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 11 mayo, 2018 por en Andrew Huerta, Dimensionales, Dynamite, Iván Anaya, Jake Bilbao, Jim Zub y etiquetada con , , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 318 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: