CÓMIC PARA TODOS

Cine – ‘Liga de la Justicia. Crisis en dos tierras’, de Lauren Montgomery y Sam Liu

Título original: Justice League: Crisis on Two Earths.

Director: Lauren Montgomery y Sam Liu.

Reparto: William Baldwin, Mark Harmon, Chris Noth, Gina Torres, James Woods, Brian Bloom, Jonathan Adams, Josh Keaton, Vanessa Marshall, Bruce Davison, Freddi Rogers, James Patrick Stuart, Nolan North, Jim Meskimen.

Guión: Dwayne McDuggie.

Música: James L. Venable, Christopher Drake.

Duración: 75 minutos.

Estreno: 23 de febrero de 2010 (Estados Unidos, vídeo).

El espectáculo que ofrece Liga de la Justicia. Crisis en dos tierras es bastante irreprochable, pero comencemos su repaso con un ejercicio de fantasía. La historia se pensó originalmente como nexo de unión entre la serie animada de Liga de la Justicia y su continuación directa, Justice League Unlimited. No salieron las cosas para que realizara ese papel y al final tuvo uno bien distinto, convertirse en una película independiente y autoconclusiva que aprovecha el tirón de Tierra 2, la obra de Grant Morrison y Frank Quitely (aquí, su reseña), para salirse un poco de su literalidad y ofrecer un buen relato de acción y fantasía que no profundiza tan bien como lo hace el cómic en el dilema moral que plantea Morrison (¿deben los héroes de nuestra Tierra lanzarse a resolver los problemas de otros universos alternativos?) y se vuelca en un espectáculo en el que todos los personajes van teniendo su pequeña cuota de protagonismo para que al final llegue Batman y dé con la solución de todo. No es descabellado hablar de un batmancentrismo en aquellos años de la animación de DC, pero que en realidad es consecuencia directa del papel que ya suele tener en el cómic. La película podría haber sido muchas, pero opta por el entretenimiento más puro y directo y la jugada, la verdad, no le sale nada mal.

Cuando uno afronta una película de la Liga de la Justicia en la que sus antagonistas son los componentes del Sindicato del Crimen, cabe esperar que la diversión nazca del antagonismo directo de sus equivalentes. Y algo de eso hay, sobre todo en la comparación entre Wonder Woman y Superwoman por un lado (¿quién puede resistirse a eso aunque Diana tenga tan poco protagonismo en el film?) y la de Flash y Johnny Quick por el otro. Pero al final quien se lleva todo el protagonismo, como se ha dicho, es Batman. Y Owl Man, su contrapartida malvada. Ellos son la base de todo. Batman lo es del debate ético de la película, el que apenas dura dos minutos en pantalla y acaba resolviéndose a la fuerza y con un diálogo final que, simplemente, se limita a darle la razón a las dos partes. Owl Man lo es de la historia en cuanto a confrontación de héroes y villanos, suyo es el plan maestro que hay que desbaratar. Y los dos acaban, por supuesto, centrando el clímax. La película es suya aunque, en realidad, no sean ni mucho menos los personajes que más minutos acaparan en pantalla. La razón es obvia: no son los más poderosos, no son los que más juego van a dar en un combate aéreo o luciendo poderes. Y eso que hay escenas brillantes como la que comparten Batman y Superwoman. Pero juntos, como dos caras de la misma moneda, brillan mucho más.

La pena es que la película parece conformarse en algunos momentos. Lo hace sabiendo que hace muy bien lo que ofrece, que las peleas están muy bien ejecutadas con una animación más que solvente, superior a la televisiva e inferior a la de estreno en cines (no hay que olvidar que este es un producto pensado para el mercado de vídeo), y que ofrece de los personajes lo que tiene que ofrecer. Pero también es consciente de que no termina de dar un salto que podría haber dado. Si hubiera sido la base de un guion de película de acción real, probablemente habría contado con quince o veinte minutos más que impulsaran la trama con más contundencia, pero eso forma parte del mencionado ejercicio de ficción inicial. Crisis en dos tierras funciona francamente bien, con un ritmo trepidante, honrando muy bien a todos los personajes que lleva a la pantalla, colocando de manera convincente entre el enfrentamiento superheroico una historia romántica entre dos personas muy diferentes y dejando algunos momentos excepcionales como la conversación final entre Batman y Johnny Quick, la más clara demostración de que, de muchas maneras y sin menospreciar a los demás, el Caballero Oscuro es la base esencial del universo DC. La película es, en definitiva, una forma muy entretenida de disfrutar con muchos personajes en una historia muy bien llevada.

Image and video hosting by TinyPic

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 11 mayo, 2018 por en Cine, Liga de la Justicia, Warner y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 309 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: