CÓMIC PARA TODOS

‘Astro City. Héroes cotidianos’, de Kurt Busiek, Brent Anderson y Carmen Carnero

Editorial: ECC.

Guión: Kurt Busiek.

Dibujo: Brent Anderson y Carmen Carnero.

Páginas: 224.

Precio: 22 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Diciembre 2017.

Aún a riesgo de repetirnos, hay que seguir destacando el enorme logro que supone Astro City en una industria del cómic como la actual. Hay dos cosas que suelen motivar que un lector se acerque a un producto. Por un lado, el personaje protagonista. Hay gente que compra cómics de Batman y de Spiderman, sin importar quién los haga. Por otro, los autores. Hay lectores que buscan compulsivamente cómics de Alan Moore o Jim Lee, de John Byrne o de Jack Kirby, y los disfrutan aunque no sean los mejores que hayan hecho. Pero Astro City es diferente. En Astro City nos gusta el concepto y el cambio. Sí, es verdad que los autores dicen mucho, y que leer en la portada que Kurt Busiek y Brent Anderson siguen ahí después de tanto tiempo, incluso aunque haya apariciones puntuales tan agradecidas como la de Carmen Carnero en este Héroes cotidianos, lo que nos convence de esta serie es sentirnos como en casa, aceptar el superhéroe como parte integral de un mundo en el que podríamos vivir y darnos cuenta de que el repertorio de personajes que pueden protagonizar una de sus historias es infinito. Y sí, muchas veces se tiene la sensación de estar caminando sobre la delgada línea del agotamiento de la fórmula, pero siempre, en cada volumen, hay al menos una historia que es capaz de espantar todos los fantasmas y devolvernos las mejores sensaciones.

Lo que ha conseguido Busiek, y lo que se ve de nuevo aquí, es que el cambio sea parte del éxito. Que cada historia sea autónoma, pero que nos ayude a entender un universo más grande. De esa manera, cuando Busiek vuelve a coger a uno de los personajes teóricamente llamados a tener un papel esencial, Samaritano en este caso, el lector recupera esa sensación de familiaridad. Y cuando surgen nuevos personajes como Jazzbaby, nos sintamos igualmente como si no fuera la primera vez que la vemos. Eso es Astro City, y conseguir eso tiene un mérito enorme, porque se trata de conseguir lo que series de personajes establecidos logran con el continuo cambio de autores. Busiek se enfrenta a esos saltos de personaje, de tono y de fondo de una manera continua y, dentro de la lógica irregularidad, siempre con un nivel que ya quisieran otras series más alabadas. A Busiek le da igual hablarnos de los problemas de uno de los héroes más grandes del mundo que mostrarnos un relato más crepuscular, presentarnos una heroína joven o un villano muy humano, o incluso, como sucede en la historia en dos partes que arranca en La primera parte contratante, mostrarnos a una persona normal dentro de este alocado mundo que nos lleva a contemplar un juicio intergaláctico. Cómo le gustan a Busiek los clásicos del género y qué manera más bonita la suya de rendirles homenaje.

Anderson fue, es y será siempre el dibujante ideal para Astro City. No nos cansaremos de repetir que su estilo es deudor del de Neal Adams, mezclando con mucho acierto ese sabor clásico con un toque más actual, y que el trabajo de diseño de personajes es tan portentoso que resulta difícil ponerle una sola pega, tanto da que sea para que nos creamos a un personaje con los pies en la Tierra que a toda una cultura alienígena. Son ya más de veinte años dibujando lo mismo y nunca ha dejado la sensación de que estuviera repitiéndose o que estuviera cansado de seguir volcando en estas páginas semejante caudal de imaginación. Siempre que falta se le echa de menos, pero si su ausencia se cubre como lo hace Carmen Carnero en la mencionada La primera parte contratante, y su continuación en La segunda parte contratante, podemos estar más que tranquilos. Carnero no busca rupturas, sino que entiende que Astro City tiene un estilo visual que hay que mantener, pero aún así hace suya la historia y nos convence de que estamos en un mundo que podemos tocar con la misma facilidad que lo hace Anderson. Y eso son palabras mayores. Como Astro City, en realidad. Merece la pena embarcarse en esta aventura ya tan longeva y a la que se puede entrar en el momento que queramos. Por ejemplo, aquí.

El volumen incluye los números  26, 29, 30 y 37 a 41 de Astro City, publicados originalmente por Vertigo entre agosto de 2015 y febrero de 2017. El contenido extra lo forman las cubiertas originales de Alex Ross y un artículo de Jorge García.

Image and video hosting by TinyPic

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 28 marzo, 2018 por en Brent Anderson, Carmen Carnero, ECC, Kurt Busiek, Vertigo y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 318 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: