CÓMIC PARA TODOS

‘Ring Circus’, de David Chauvel y Cyril Pedrosa

Editorial: ECC.

Guión: David Chauvel.

Dibujo: Cyril Pedrosa.

Páginas: 208.

Precio: 23 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Agosto 2017.

El mundo del circo es apasionante. Lo es en sí mismo y como escenario de cualquier tipo de historia. Esta segunda consideración viene a cuento al habla de Ring Circus porque en la historia de David Chauvel y Cyril Pedrosa ese escenario acaba siendo lo de menos. Está ahí, se siente y en algunos casos se disfruta, pero lo que nos cuenta Chauvel es una historia de amor. Doble, si se quiere, pero de amor al fin y al cabo. De amor, de las dificultades con las que se conquista por las pesadas mochilas del pasado y por lo complejo que es mantenerlo cuando la vida se empeña en colocar piedras en el camino. No es, ni mucho menos, lo único que toca el escritor en una obra que aparentemente es ambiciosa en bastantes sentidos, pero la sensación final que queda es la de que se nos han contado demasiadas cosas que no han llegado a una conclusión o que, en el fondo, no eran más que episodios que no forman parte del corazón central de la obra. Ring Circus, pese a ser una obra cerrada, parece inacabada. O finalizada prematuramente. El disfrute, por tanto, viene de los personajes que sí protagonizan el relato romántico y, sobre todo, del magnífico dibujo de Pedrosa, que con un estilo personal y dinámico solo encuentra un obstáculo, el formato de la edición, que reduce notablemente el tamaño del álbum francobeloga.

A Chauvel hay que reconocerle que es un narrador espléndido. Para contarnos la historia de dos jóvenes que lo dejan todo para entolarse en un circo, y la culpa es de uno de ellos al enamorarse de la acróbata del espectáculo, se vale de una narración bella y precisa a cargo del otro de los muchachos, que es quien narra las penas y las alegrías de un largo viaje de toda la compañía en el que se suceden los misterios, los asaltos, los contratiempos y, cómo no, los vaivenes en la historia de amor. Si algo no termina de encajar en el notable esfuerzo de Chauvel, es la abrupta forma con la que nos despide. Da la sensación de que hemos vivido mucho, de que hemos leído muchas tramas, para que todo acabe de una manera sencilla y casi fría, algo que no concuerda ni con la historia central que nos estaba contando, ni tan siquiera con la vida del circo que le ha servido de escenario. Cuando se trata de contar algo en esos dos entornos, Ring Circus funciona francamente bien. La lectura, en ese sentido, es muy agradecida e incluso sencilla, a pesar de la enorme cantidad de personajes con peso y del mucho texto que aparece en cada página. Pero falla al resolver. La guinda no llega. Al contrario, se nos enseña, se nos deja en disposición de pensar que tendría que haber un quinto álbum, pero ya sabemos que este no va a llegar.

Si la clave de Ring Circus, de sus aciertos, está en sus personajes y en la ambientación, es también por algo muy evidente: el dibujo de Pedrosa es espléndido. Sabe transmitir emociones desde una caricatura clara, pero sobre todo consigue que personajes muy distintos entre sí encajen en un escenario formidable. Domina las claves del circo, pero también las de una historia de amor y, sobre todo, de los distintos lugares en los que acontece la historia, desde riscos nevados a suntuosos palacios, pasando por el campo, el pueblo o el interior de un carromato, por supuesto también lo que esconde la magia de una carpa circense. Animales y personajes, ropajes y elementos naturales, nada chirría dentro de un trabajo sobresaliente que, además, parece ir creciendo con el paso de las páginas y amoldarse cada vez mejor a los momentos más personales que tiene la narración de Chauvel. El dibujo es la auténtica joya de Ring Circus para ser un auténtico deleite para el lector. La historia lo es solo a medias, porque deja una cierta insatisfacción, la de haber asistido a un magnífico relato que no se ha coronado de una manera eficaz. No se trata de decir que no tendría que haber acabado así, de hecho es un final bastante poético y con muchas posibilidades, pero todo llega sin el sustento necesario y sabiendo que hay mucho que se queda en el tintero.

El volumen incluye los cuatro álbumes de Ring Circus, Les pantres, Les innocents, Les amants y Les révoltés, publicados originalmente por Delcourt en septiembre de 1998, mayo de 2000, abril de 2002 y junio de 2004. No tiene contenido extra.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 9 febrero, 2018 por en Cyril Pedrosa, David Chauvel, Delcourt, ECC y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 276 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: