CÓMIC PARA TODOS

Cine – ‘Jonah Hex’, de Jimmy Hayward

Título original: Jonah Hex.

Director: Jimmy Hayward.

Reparto: Josh Brolin, John Malkovich, Megan Fox, Michael Fassbender, Will Arnett, Michael Shannon, Wes Bentley, Aidan Quinn, Lance Reddick.

Guión: Neveldine & Taylor.

Música: Marco Beltrami y Mastodon.

Duración: 82 minutos.

Distribuidora: Warner.

Estreno: 18 de junio de 2010 (Estados Unidos).

Puede que Jonah Hex hubiera tenido cierta gracia de haber sido una película creada en los años 80, incluso en los 90, pero habiendo sido estrenada en 2010, en plena fiebre por los universos compartidos, resulta un fiasco de difícil salvación. Hex es un personaje que muchos desconocerán pero que tiene una larga trayectoria, pues fue creado por John Albano y Tony DeZuñiga a comienzos de los años 70. Cuando el western daba sus últimos grandes coletazos en el cine, universos superheoricos de cómic se fijaban en esa época y colocaban personajes que podían tener su encaje en la continuidad de sus héroes principales. Quien lo dude, no tiene más que ver el espléndido episodio de Batman: The Animated Series que contaba con Jonah Hex como invitado. El revisionismo del género que propone, mezclado con una tecnología casi de estilo steampunk, es un escenario atractivo y simpático, pero que en el filme de Jimmy Hayward se diluye. El problema hay que encontrarlo, fundamentalmente, en un guion bastante torpe que no sabe cómo extenderse para que estemos, efectivamente, ante un largometraje, que llega de una forma atropellada y sin mucho sentidos a unos exiguos 82 minutos contando títulos de crédito finales y un largo minuto, el primero, en el que solo vemos logotipos de productoras.

Vayamos por partes. Jonah Hex quiere ser a la vez una historia de origen, una de venganza y una de heroísmo de un personaje ya establecido. La primera es torpe y carente de la emoción que necesita, la segunda es tópico a más no poder y la tercera es la única que tiene cierta gracia por mucho que esté perdida en la extraña mezcla de elementos que quiere aportar la película. A Hex le dan unos poderes raros, le convierten en sujeto de un chamanismo que roza lo risible en algunos momentos aunque trate de ser algo diametralmente opuesto, y le quitan personalidad. Hex no es diferente a otros personajes más que por su aspecto. Y su aspecto no funciona especialmente bien. Es verdad que el singular rostro del protagonista no es algo fácil de realizar, pero proezas más grandes se han visto en el mundo del cine y con medios bastante inferiores a los que cuenta este filme. El maquillaje se convierte en una losa cargada de rigidez y a la que Josh Brolin, que es un actor de gran capacidad interpretativa, no se puede sobreponer. De hecho, habría que pregunta cómo es posible que una película con Brolin, John Malkovich, Michael Fassbender o Michael Shannon pueda contar con una dirección de actores tan endeble. Quizá tenga mucho que ver en ese sentido que Jonah Hex sea la primera película de acción real de su director.

No todo la culpa, en todo caso, se le puede echar a Hayward, porque hay muchos problemas en el guion de Neveldine y Taylor, pareja artística que después firmó desde la dirección la horrenda secuela de la ya de por sí bastante mala Ghost Rider. El principal, que no saben qué hacer con los personajes que han colocado en la película, y eso es lo que después hace que el trabajo de los actores sea tan deficiente. No hablemos de Megan Fox, que da vida al interés romántico de Jonah Hex y que está en la película para lucir escote, dar tiros en el rutinario clímax final y poco más. Pero sí que es una pena ver a Malkovich tan desganado como un villano de opereta desarrollado de una forma torpe y que no consigue que a nadie le importe su malvado plan o las razones, si es que las tiene, para llevarlo a cabo. O a Fassbender poniendo sonrisa de loco para mostrar la psicopatía de su personaje. O incluso la absoluta inutilidad en la trama de personajes como el de Wes Bentley. No hay personajes porque el mismo guion es tremendamente soso. Da la impresión de querer convertirse en una ambiciosa revisión de lo que en La máscara del Zorro fue tremendamente entretenido, y se queda en algo que no hay por dónde coger y que, de hecho, no encaja en absoluto con la historia de venganza de Hex, la que tendría que emocionar.

Si al menos hubiera química entre Brolin y Fox, se podría haber rescatado algo, pero ni por esas. Al final, queda la sensación de que es una versión cutre de Wild Wild West sin ningún tipo de sentido del humor, sin carisma ni los personajes ni en la grandiosa arma que de alguna manera tendría que impresionarnos, y con un sentido del espectáculo bastante escaso, limitado a unas pocas explosiones que no tienen demasiado sentido y que tampoco aportan nada nuevo. Hayward, además, fía todas las opciones de que la película sea visualmente sugerente a una fotografía que parece innecesariamente oscura y un montaje paralelo que quiere ser onírico y que queda algo ridículo. Lo mejor que le podía pasar a la película fue, precisamente, que nadie fuera capaz de estirarla más allá de los 82 minutos, porque en otras manos se habría acercado a las dos horas, sin ser consciente de que esto no hay metraje que lo pueda salvar. Jonah Hex es una película bastante deficiente, cuyo fracaso hizo que en muchos mercados internacionales ni siquiera llegara a estrenarse en cines. Y tiene toda la lógica, porque es, por méritos propios, una de las peores adaptaciones de cómic que hemos vivido en esta edad de oro de las viñetas en la gran pantalla.  Y eso que su reparto, a excepción claro está de Megan Fox, hace que el espectador desee que le guste. Pero ni por esas.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

2 comentarios el “Cine – ‘Jonah Hex’, de Jimmy Hayward

  1. victor vega
    10 febrero, 2018

    Cierto todo lo que comentas……………..pese a todo, no me aburrí viendola. Un aprobado justito por esa razón para mi.
    Un saludo

    • juanrmillan
      11 febrero, 2018

      Yo tiro más bien al suspenso… Lo de no aburrirse es verdad, porque en el fondo no hay mucho tiempo para ello, pero es una lástima que con la gente que había no se le sacara más partido…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 9 febrero, 2018 por en Cine, Warner y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 283 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: