CÓMIC PARA TODOS

‘Los libros de la magia’, de Neil Gaiman

Editorial: ECC.

Guión: Neil Gaiman.

Dibujo: John Bolton, Scott Hampton, Charles Vess y Paul Johnson.

Páginas: 200.

Precio: 20,50 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Junio 2017.

Si uno quiere trazar un recorrido por la parte mágica de un universo de superhéroes, incluso tocando algunos nombres que se codean con los primeros espadas desde un plano más secundario, puede que no haya un tipo más indicado al que encargarle esa historia que a Neil Gaiman. Eso significa Los libros de la magia para DC, ese es el encargo que recibió Gaiman. Y el resultado, por lo bien que trata este mundo y lo fácil que integra a todos los actores que pasan por sus páginas, es sobresaliente. Medido, pensado, reflexivo y complejo. Con caminos abiertos, en la figura de un muchacho que puede llegar a convertirse, o no, es el mago más poderoso del universo, y al que cuatro de las figuras más enigmáticas del esoterismo DC tratan de aleccionar para que sea él quien decida si quiere seguir ese camino de la magia para el que tiene un potencial difícil de medir. Gaiman se rodea, además, de algunos de sus dibujantes de cabecera más habituales y de talentos capaces de mostrar fantasía y realidad de una manera muy eficaz. A veces parece que es más de lo que realmente es, porque en el fondo es más un retrato que un relato revolucionario, pero la eficacia de su escritor y su espléndido acabado visual hacen que estemos ante uno de esos cómics que siempre merece la pena leer, por muchos años que pasen desde que se publicó por primera vez.

Casi parece de Perogrullo decir que pocos autores escriben sobre la magia como lo hace Gaiman. Sí, efectivamente, es el tipo que erigió la inconmensurable Sandman (aquí, reseña de su primer volumen), así que el buen resultado en este sentido está garantizado. Lo que se disfruta con más facilidad de Los libros de la magia, en todo caso, no tiene nada que ver con su obra magna. Aquí convence por lo bien que acota sus mundos, uno por cada uno de los cuatro capítulos que forman la serie, uno por cada personaje en gabardina que forma parte de ese grupo de magos que buscan a Timothy Hunter para enseñarle cómo será su camino si decide abrazar su don. Esto tiene su importancia porque siempre se ha considerado a Gaiman, con razón, como un tipo que sobresale a la hora de crear sus propios universos. Tiene tantos, que es lícito pensar de esa manera. Pero la forma en la que se desenvuelve con universos ajenos, como en este caso, usando a Constantine, a Deadman, a Zatanna, al Doctor Occult, o incluso a elementos de diferentes mitologías y leyendas que va utilizando a conveniencia hace que se aprecie más aún el trabajo que hace en esta miniserie. Viajamos con Timothy, sentimos sus mismas dudas y anhelos, también sus temores. Porque esta magia, y ahí Gaiman siempre ha triunfado, tiene un lado oscuro muy atractivo.

John Bolton, Scott Hampton, Charles Vess y Paul Johnson. Casi no hace falta decir nada más después de listar los cuatro ilustradores que dan vida a Los libros de la magia, pero sí merece la pena detenernos en algunos detalles. Desde luego, el trabajo es soberbio porque sirve para adentrarnos en el mágico camino que nos plantea la historia. Pero tres de los ilustradores apuestan por un camino más pictórico y otro, Vess, por la ilustración más tradicional, aunque intenta acercarse al estilo de sus compañeros de viaje. Da la impresión, contradictoria pero a la vez emocionante, de que la mayoría marca el estilo de la serie pero que Vess remata mejor lo que dibuja. En todo caso, dependerá de los gustos de cada cual, porque el nivel es espléndido en los cuatro casos. La suciedad de Bolton, el realismo de Hampton y la espectacularidad de Johnson son la rúbrica perfecta a un tebeo que, visualmente, es apabullante. Lo es también por momentos en la historia, pero es igualmente cierto que la idea no es cambiar los cimientos del universo mágico que nos muestra sino eso mismo, mostrarlos. La fotografía es preciosa, de esas que se pueden admirar tantas veces como se quiera. Pero es una fotografía. Parece un viaje y en muchos aspectos lo es, pero eso acaba siendo menos importante. Gaiman, eso sí, nos convence de lo que quiera porque es así de bueno.

El volumen incluye los cuatro números de Books of Magic, publicados originalmente por DC en 1990 y 1991. El contenido extra lo forman las portadas de John Bolton y una introducción de Roger Zelazny.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 243 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: