CÓMIC PARA TODOS

‘Batman. Ira’, de Mike W. Barr, Tony Bedard, Michael Golden y Rags Morales

Editorial: ECC.

Guión: Mike W. Barr y Tony Bedard.

Dibujo: Michael Golden y Rags Morales.

Páginas: 144.

Precio: 15,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Julio 2017.

Puede que sea una sensación absurda, pero después de revisar Batman. Ira, sobre todo la primera de las dos partes en las que se divide el volumen, queda la impresión de que es un cómic que hoy no podría hacerse. La ingenuidad de su planteamiento, dicho esto desde el más absoluto respeto y que suponga en absoluto una crítica a Mike W. Barr, invita a pensar que el cómic de superhéroes ha cambiado mucho en las tres décadas que han transcurrido desde que se publicó este especial que presentaba, y en teoría liquidaba, al personaje de Ira. La continuación que lleva a cabo Tony Bedard hasta incide en ese aspecto. Ira es el reverso de Batman. La idea es crear un personaje que iguale en todo a Batman, pero que nazca del extremo opuesto. Dos asesinatos en la misma noche, dos niños huérfanos y dos caminos opuestos. Y la idea tiene su gracia, aunque sea una de esas historias pensadas para no tener continuidad. También tiene ingenuidad, como se ha dicho, pero es interesante. Hoy em día, probablemente, no veríamos una historia así, autoconclusiva y cerrada, por mucho que Bedard encontrara una manera hábil de continuarla para seguir incidiendo en lo que hace de Batman el personaje que es. Hoy formaría parte de un plan mayor, porque los cómics se hacen de otra manera en muchos aspectos. Solo por eso, ya se lee con bastante cariño.

Pero volvamos al principio. Barr incide en temáticas que después desarrolló en la más popular Año dos o la más notable Círculo mortal (aquí, reseñas de ambas). Como ensayo general, es bastante atractivo. Y sencillo, mucho más de lo que puede parecer a simple vista e incluso de su ambición temática. No hay que olvidar que nos lleva de una manera bastante original a la noche en la que los Wayne fueron asesinados, y que mezcla además las dos figuras que con el paso de los años han ido enriqueciendo la mitología de aquel suceso, Gordon y Leslie Thompkins. Cosas que en realidad están también presentes en las dos historias mencionadas y que, obviamente, forman parte de las obsesiones del escritor. Y construye el relato, de muchas maneras, como se hacía antes: sin necesidad de grandilocuentes explicaciones o demasiadas páginas que consigan solo alargar lo que en realidad no necesita tanto espacio. Va al grano y permite el lucimiento del ilustrador. Es como se hacían muchos cómics antes, mejores o peores pero pensados para divertirse con ellos y, por qué no, pensar un rato sobre ellos. Michael Golden, además, logra lo más difícil, y es hacer funcionar un traje colorista como el de Ira, que no estorben demasiado los añadidos a la forma de la capucha de Batman y que las peleas estén bastante bien coreografiadas.

Hijo de la ira es la demostración de lo mucho que gusta al cómic el revival, rebuscar en esas historias antiguas y encontrar resquicios por lo que continuar. No, en Batman eso no lo inventó Grant Morrison aunque lo elevara a la enésima potencia, y como muestra lo que hicieron Tony Bedard y Rags Morales. Si Ira quería profundizar en la esencia de Batman, Hijo de la ira lo hace en la de Robin. O, mejor dicho, Nightwing. Y también en la de Jim Gordon, casi un espectador para Barr y al que Bedard maneja con mucho atrevimiento, no fácilmente entendible para los seguidores más acérrimos del incorruptible comisario de Gotham. Bedard, en todo caso, sabe jugar muy bien sus bazas. Necesita de más espacio que Barr porque los tiempos cambian, pero es una buena historia, buena heredera de la original. Morales, además, le saca bastante partido a las distintas fases que tiene el relato, y sobre todo a las escenas de combate y acción, por mucho que el preludio al clímax sea una secuencia un tanto atropellada y exagerada a todos los niveles y sin demasiada lógica. Tanto en Ira como en Hijo de la ira hay muy buenas ideas, una ejecución muy clásica y pequeños defectos. ¿No eran así los cómics antes de que nos dedicáramos a buscar obras maestras hasta debajo de las piedras? ¿No eran historias que nos entretenían y que se quedaban en nuestras memorias? Pues estas dos lo son.

El volumen incluye Batman Special 1, publicado originalmente por DC Comics en abril de 1984, y los números 13 a 16 de Batman Confidential, de entre febrero y abril de 2008. El único contenido extra son las portadas originales de Michael Golden y Rags Morales.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Un comentario el “‘Batman. Ira’, de Mike W. Barr, Tony Bedard, Michael Golden y Rags Morales

  1. victor vega
    9 noviembre, 2017

    Lo he estado mirando para pillarlo…………puede ser entretenido.
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 9 noviembre, 2017 por en Batman, Michael Golden, Mike W. Barr, Rags Morales, Tony Bedard y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 243 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: