CÓMIC PARA TODOS

‘Star Wars. El despertar de la Fuerza’, de Chuck Wendig, Luke Ross y Mark Laming

Editorial: Planeta Cómic.

Guión: Chuck Wendig.

Dibujo: Luke Ross y Mark Laming.

Páginas: 152.

Precio: 20 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Octubre 2017.

Las adaptaciones al cómic de películas suelen ser, por encima de cualquier otra cosa, un elemento más de merchandising. En otras palabras, no hay un elevado nivel de exigencia, la historia ya la conocemos y fundamentalmente sirven para ver si hay en estas versiones algo que nos pueda aclarar puntos que hayan quedado más o menos oscuros en la pantalla y para evaluar la fidelidad visual a los personajes. La adaptación de El despertar de la Fuerza, el séptimo episodio de Star Wars (aquí, su crítica) no es una ninguna excepción a esta norma. Y el resultado es lo suficientemente correcto para que los completistas salgan satisfechos, disfruten de la lectura y no sientan que el espacio que ocupa el volumen en sus estanterías está desaprovechado. Todo está muy medido para que lo que vemos en las viñetas respete con fidelidad casi absoluto lo que ya vimos en la pantalla, y queda muy poco margen para la improvisación, por no decir ninguno, quizá algo más en el aspecto visual, porque sí que hay algunas referencias a la trilogía clásica que gustarán a los aficionados más longevos y que en la película se intuían (incluso se oían) pero no se veían. Y como está tan medida para mimetizar el original, las sensaciones que deja son parecidas, con los mismos aciertos y los mismos errores que la película de J. J. Abrams.

Nunca es fácil evaluar el trabajo de un guionista cuando está obligado a vivir atado en corto a un original. Y en este caso, como se ha dicho, Chuck Wnendig está muy supeditado al guion de la película, como en realidad todos los cómics de Star Wars viven a la sombre de un comité de expertos. Lo mejor que se puede decir de su trabajo es que consigue que el humor que había en el filme sobrevive bastante bien en la viñeta, a pesar de que le falte el trabajo actoral por la necesidad de condensar gags en pequeñas viñetas. Porque el espíritu de Star Wars estaba ya más que salvaguardado solo con la mencionada fidelidad, así que lo importante era conservar lo que funcionaba en la pantalla y que el cómic debía contar con un lenguaje diferente. El carisma de los personajes y la trascendencia de los grandes giros se mantiene, pero el mismo hecho de que la adaptación no naciera para ser vista al mismo tiempo que la película, puesto que se empezó a publicar meses después, elimina uno de esos pequeños placeres que siempre tuvieron este tipo de adaptaciones. Cuando cine y cómic comparten fechas, las viñetas tienen que nacer a veces de guiones provisionales o con escenas que se caen en la sala de montaje. Nada de eso hay en El despertar de la Fuerza por ese retraso que, seguramente, se debe a que nadie quiso exponerse a filtraciones de ningún tipo.

Hay algo peculiar, de todos modos, en esta adaptación, y está en su dibujo. De un nivel bastante aceptable y con momentos muy atractivos, el trabajo de Luke Ross es bastante digno. Lo que sorprende es que el tercero de los seis números de la miniserie original lo hace otro ilustrador, Mark Laming, que se queda de hecho con algunas de las mejores páginas y cuya interpretación de Chewbacca sobresale. Sin la necesidad de llegar a una fecha de estreno, ¿cómo es posible que sea necesario el concurso de un segundo ilustrador? Sin menospreciar en absoluto su trabajo, no es que en un cómic como El despertar de la Fuerza la autoría tenga un factor tan determinante como en otro tipo de cómics, pero sorprende el relevo. No afecta demasiado a la lectura y, de hecho, como en este volumen recopilatorio no hay distinción entre los seis episodios que forman la adaptación, puede llegar a pasar incluso desapercibido el salto. Pero ahí está. El despertar de la Fuerza, el cómic, es no obstante una lectura tan entretenida como lo fue la película, destinado para fans convencidos y para quienes quieran revivir de otra forma todo aquello que nos contó J. J. Abrams en la gran pantalla y que estamos tan cerca de ver cómo continúa en el nuevo episodio, Los últimos jedi, como una buena manera de refrescar la memoria antes de volver a este universo.

El volumen incluye los seis números de Star Wars: The Force Awakens, publicados originalmente por Marvel entre junio y noviembre de 2016. El único contenido extra son las cubiertas originales de Esad Ribic, Mike Mayhew, Mike Deodato Jr., Mike Del Mundo, Rafael Albuquerque, Paolo Rivera y Phil Noto

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 306 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: