CÓMIC PARA TODOS

‘El planeta de los simios’ 4, de Daryl Gregory y Carlos Magno

Editorial: Aleta / Evolution.

Guión: Daryl Gregory.

Dibujo: Carlos Magno.

Páginas: 144.

Precio: 14,95 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Septiembre 2017.

Hay cómics que resulta complicado de entender por qué no se habla más de ellos. Pasa con obras de autor pero también cuando hablamos de franquicia, y eso resulta todavía más sorprendente por el impulso que ya tienen adquirido. El planeta de los simios no necesita presentación. Lleva con nosotros desde la novela escrita por Pierre Boulle en 1963, sobre todo desde que Franklin J. Schaffner la convirtió en una película con Charlton Heston en 1968 y ya todavía con más fuerza desde que Fox resucitara la marca en la presente década con una muy exitosa y alabada trilogía de película. Antes de que llegaran estas, y aunque a nosotros nos lleguen ahora, Boom! publicó una formidable serie que pretendía hablar del periodo de convivencia entre humanos y simios, para ver cómo iba transformándose la sociedad para acabar con el control de los segundos. Esa serie (aquí, su primer volumen), y se puede decir tan alto como se quiera, es formidable. Alcanzamos aquí ya su cuarto volumen y sigue siendo formidable. Daryl Gregory y Carlos Magno dieron en el clavo. Nos contaron una historia totalmente nueva sin traicionar lo más mínimo el espíritu de lo que ya conocíamos, llenando huecos que cualquier puede haber rellenado ya en su mente pero que no habíamos visto con esta potencia narrativa.

El salto en el tiempo del tercer volumen (aquí, su reseña) no ha hecho más que aumentar las posibilidades del mundo que imagina Gregory. Es verdad que en este volumen puede haber más acción que reflexión, pero igualmente funcionan a la perfección las ideas que va introduciendo, como mostrarnos otras formas en las que se produjo la evolución de los simios en otros lugares de un mundo ya no tan globalizado como el que conocemos. Y eso por no hablar de la siempre fascinante comparación entre simios y humanos que aquí se desarrolla a través de un niño humano, robado y criado entre simios. La trama política, desde luego, sobresale por encima de todo. Por un lado, la abierta rebelión de Sullivan, la líder humana; por otro la posición desafiada de Alaya, la cabeza visible del orden simio. Con todo el bagaje que ya venimos arrastrando, el desarrollo de sus historias está hecho con mucha clase. La forma en la que Gregory va utilizando a todos sus personajes, la manera en la que rompe continuamente la frontera entre buenos y malos, cómo nos muestra esta sociedad en un siempre precario intento de paz, absolutamente todo es fascinante. Es El planeta de los simios en estado puro y puede presumir de haberse convertido en una de las mejores encarnaciones que se ha hecho nunca de este mundo de ciencia ficción.

El realismo con el que dibuja Carlos Magno es esencial para sentirnos dentro de este universo. Sus simios son formidables. Puede que en alguna ocasión abuse de posiciones corporales algo forzadas, pero su estilo, marcado por el detalle en forma de multiplicación de trazos, encaja a la perfección con la propuesta de Gregory. Es un mundo que tiene que combinar humanidad y salvajismo, y no identifiquemos estas cualidades con ninguno de los dos bandos, por fácil que parezca, porque tanto Gregory como Magno sobresalen a la hora de entrar y salir de ambas con mucha facilidad. Y la forma en la que el ilustrador ha hecho evolucionar a sus personajes, algo que se ve sobre todo en Alaya, es algo digno de mención. En este volumen, en todo caso, tenemos la ocasión de comparar el estilo de Magno con el de otros ilustradores, gracias al Annual que lo completa y que nos ofrece otras miradas sobre este universo. Miradas que están pensadas para saciar un ansia que, por desgracia, este cuarto volumen va a dejar a medias. La historia no acaba aquí, pero sí la serie regular da la que se ocuparon Gregory y Magno. El escritor pudo poner fin así a la historia, pero Magno dejó su lugar a Diego Barreto, con lo que este cuarto volumen, además de maravillarnos por lo que cuenta, sirve como una espléndida despedida para quien ha dado forma a su espléndida historia.

El volumen incluye los números 13 a 16 y el Annual 1 de Planet of the Apes, publicados originalmente por Boom! entre abril y agosto de 2012. El único contenido extra son las cubiertas originales de Damian Couceiro, Marc Laming, Carlos Magno, Gabriel Hardman, Rael Lyra y Chris Samnee.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 24 octubre, 2017 por en Aleta, Boom!, Carlos Magno, Daryl Gregory, Evolution y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 318 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: