CÓMIC PARA TODOS

‘Buen perro’, de Graham Chafee

Editorial: La Cúpula.

Guión: Graham Chaffee.

Dibujo: Graham Chafee.

Páginas: 104.

Precio: 11,50 euros.

Presentación: Rústica con solapas.

Publicación: Octubre 2017.

Marca mucho que un autor se pase veinte años sin dibujar un tebeo. Es el caso de Graham Chaffee, ese es el tiempo que estuvo alejado del mundo de las viñetas desde que publicara The Most Important Thing & Other Stories en 1995 y la llegada de Buen perro. Debe de ser que hacer un cómic es como montar en bicicleta, que dicen que nunca se olvida, porque el resultado es francamente positivo. Su sencillez narrativa esconde una historia hermosa y profunda que, con perros como protagonistas fundamentales, supone un interesante análisis sobre el rol que podemos jugar en la sociedad. No es, ni mucho menos, el único tema que toca, a pesar de que no se trata de una novela gráfica extensa ni densa, y es que podemos encontrar buenas reflexiones sobre la libertad, la amistad y la violencia. Chaffee firma un buen tebeo, uno solvente y sólido, que consigue todos sus propósitos haciendo que entremos con mucha facilidad en la historia de todos los perros que adquieren protagonismo. Sin juzgar a los demás, podemos decidir qué clase de vida tenemos, y cuál escogeríamos. Porque se trata justo de eso, de mostrar a través de perros aspectos que nuestra propia sociedad tiene y sufre. No es una parábola demasiado profunda, pero no necesita serlo para convertirse en una más que agradable sorpresa.

Chaffee apuesta por la sencillez y por humanizar a sus perros desde el principio. Les da la capacidad de soñar, de pensar y de decidir sin romper la coherencia de su papel en la realidad con respecto a los seres humanos. No es una vía rompedora, porque hay docenas de relatos que tienen esa base, pero utilizarla bien no es tan sencillo como pudiera parecer. Chaffee lo hace, sobre todo porque escoge muy bien el punto de partida. Iván es un perro que no ha encontrado su sitio en el mundo, que no sabe si quiere la libertad de la calle o los beneficios de tener un amo, que sabe que no es cazador pero que llega a pensar que ese puede ser su camino si quiere tener algo que comer todos los días. Y como en nuestra propia vida, asistimos a cómo sus dilemas morales le producen dudas, inquietudes y frustraciones. Y el gran acierto del autor es que, sin necesidad de sentenciar con saña, expone por encima de todo. Nos pone todas las cartas sobre la mesa para que seamos nosotros, los lectores, quienes decidamos la extensión de las analogías. Nos deja escoger el camino que nos parece adecuado. Y eso hace que, teniendo un héroe al que seguir, podamos comprender a todos y cada uno de los personajes que van apareciendo. Y sí, son animales. Como lo son en algunas películas de Disney, en Rebelión en la granja o en Los leones de Bagdad (aquí, su reseña).

El dibujo de Chaffee profundiza en esa sensación de sencillez que preside la obra. Blanco y negro, fondos no demasiado elaborados, personajes compuestos con pocos trazos y un buen manejo de las tintas para que haya muchas sombras en este mundo son las bazas con las que busca una inmersión inmediata del lector. Pero sobre todo consigue ese objetivo con el carisma del que dota a sus perros. A todos ellos en realidad, pero especialmente a Ivan. Él es el alma del relato, el buen perro del título que busca tomar la decisión correcta en un mundo en el que se desenvuelve con cierta ingenuidad, sin saber muy bien dónde está la frontera entre el bien y el mal. Chaffee apenas rompe la estructura más clásica de la composición de la página, pero cuando lo hace (especialmente en la secuencia en la que Sasha, el líder la manada con la que se topa Iván, cuenta su historia pasada, casi como si fuera una leyenda) acierta, como también con el sentido narrativo que le da a algunas onomatopeyas. Y sí, todo ello lo hace desde la sencillez original, que forma parte de la esencia de la obra. Buen perro se convierte así en una lectura amable en primera instancia, que puede convertirse en algo más si el lector tiene ganas de trazar analogías y que desde ambas perspectivas se siente como una obra muy agradable.

Fantagraphics publicó originalmente Good Dog en mayo de 2013. El volumen no tiene contenido extra.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 10 octubre, 2017 por en Fantagraphics, Graham Chaffe, La Cúpula y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: