CÓMIC PARA TODOS

‘Batman. Tierra de nadie’ 4

Editorial: ECC.

Guión: Chuck Dixon, Dennis O’Neil, Larry Hama, Bronwyn Carlton, Steven Barnes, Devin K. Grayson y Alisa Kwitney.

Dibujo: Staz Johnson, Gordon Purcell, Roger Robinson, Paul Gulacy, Mike Deodato, Tom Morgan, Paul Ryan, Mat Broome, Rafael Kayanan, Dale Eaglesham y Michael Zulli.

Páginas: 384.

Precio: 34,50 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Abril 2017.

Por encima de todo, Tierra de nadie es un collage. Se trata de ver la miseria, la ruina y la destrucción de Gotham tras el terremoto y ser abandonada a su suerte por el Gobierno norteamericano desde todos los puntos de vista posible. Cada héroe de los que se queda en la ciudad aporta uno, y de vez en cuando sumamos otros, como los de personajes anónimos y desconocidos. Pero, claro, eso implica que, de vez en cuando, su principal protagonista, obviamente Batman, se queda como un actor secundario, a veces incluso como uno que no tiene verdadera presencia en las tramas episódicas. En este volumen, de hecho, atravesamos un camino en el que el Caballero Oscuro tiene muy poco que decir. Ni bueno ni malo por sí mismo, pero siempre es una advertencia necesaria decir que el héroe que presta su nombre al título de un volumen como este no tiene tanto protagonismo como podríamos presumir. Hay mucho Robin, pinceladas de Azrael y la Cazadora, bastante de villanos como Bane o Lince y sobre todo puntos fuertes en las apariciones de Harley Quinn y el Joker. Pero lo que de verdad destaca en este punto del camino es el mencionado protagonismo de personajes casi anónimos, Tapa Dura, uno de los agentes de Gordon, y la historia de Jason Braun, un tipo desconocido y sin recorrido, que es la que cierra este volumen.

Lo bueno de Tierra de nadie, en todo caso, es la variedad. Podemos subirnos al tren de las dudas de Robin, a la nueva perspectiva que tiene Lince sin sus Dragones Fantasma y sin el Rey Serpiente en una ciudad destruida como Gotham y cuando está más en el borde del heroísmo que en el del crimen, desde luego a la delirante locura del Joker y sobre todo de una Harley a la que se le da una vuelta de tuerca en su enfermiza relación con el gran enemigo de Batman. Y sin duda Bane y el papel que juega de cara al futuro de la compleja aventura que supone este evento también llaman la atención. Pero en el fondo Tierra de nadie crece porque no es una historia solo de héroes enmascarados, sino sobre todo de personas normales. Por eso importaban tanto las tramas policiales. Por eso convence tanto la historia que Steven Barnes diseña para Tapa Dura, porque está anclada al suelo, porque es algo que cualquier podría vivir dado este escenario. O el crudo drama que plantea Chuck Dixon cuando un don nadie ha encontrado el timo perfecto, ofrecer una salida de Gotham a cambio de las riquezas que ahora no valen nada. O, sobre todo, las emotivas páginas de Alisa Kwitney con ese don nadie sin futuro llamado Jason Braun que permite hacer un recorrido sobre la ciudad que roza lo onírico y que, en realidad, es una de las mejores demostraciones de la tragedia que es Gotham.

Tierra de nadie contó con un gran grupo de guionistas, como el mencionado Dixon, Dennis O’Neil o Larry Hama, pero en los dibujantes no siempre se optó por nombres de gran calado. Y aún así el resultado es bastante bueno. Nuevamente se puede recurrir al Michael Zulli que da forma a la historia escrita por Kwitney, pero es también muy agradable ver a Gordon Purcell en los números de Robin, al Paul Gulacy que nos muestra el encuentro entre Batman y Lince, algunos momentos del Rafael Kayanan que ilustra el atisbo de relato de terror que escribe Dixon, y al Mike Deodato que abre la rocambolesca historia de Harley Quinn. Lástima que no la complete y que su segunda parte quede en manos de Tom Morgan, porque nos quedamos con las ganas de ver lo que habría hecho Deodato con la pelea entre Harley y la Cazadora. Sin que el nivel medio sea memorable, sí que es bastante disfrutable. Hay de todo y para todos, y eso es algo que sirve para diferenciar los eventos que se toman en serio y los que sirven únicamente para rellenar planes editoriales llamativos. Tierra de nadie, y el paso de los años lo demuestra, es uno de los buenos, un evento que sabe jugar entre la aventura, la comedia y el drama, que aprovecha casi todos sus escenarios y sus actores, sabiendo aprovechar el pasado, sentar las bases para el futuro y aprovechar lo episódico para dejar huella.

El volumen incluye los números 68 a 70 de Robin, 58 de Azrael: Agent of the Bat, 122 a 124 de Batman: Legends of the Dark Knight, 90 a 92 de Batman: Shadow of the Bat, 570 y 571 de Batman y 737 y 738 de Detective Comics, publicados originalmente entre julio y septiembre de 1999. El único contenido extra son las cubiertas originales de Roger Robinson, Pascal Alixe, Scott McDaniel, Glen Orbik, Jim Balent, Matt Broome, Phil Jiménez, John Cassaday, Jason Pearson, Tony Harris, Rodolfo Damaggio, Bill SIenkiewicz, Jordan Raskin y Alex Maleev.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: