CÓMIC PARA TODOS

‘Harley Quinn y su banda de las Harleys’, de Jimmy Palmiotti, Frank Tieri y Mauricet

Editorial: ECC.

Guión: Jimmy Palmiotti y Frank Tieri.

Dibujo: Mauricet, Alex Tefenkgi, Inaki Miranda y Dawn McTeigue.

Páginas: 160.

Precio: 16,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Abril 2017.

Es evidente que mucha gente ha descubierto a Harley Quinn gracias a Margot Robbie y su versión del personaje en Escuadrón Suicida (aquí, su crítica). Y es igualmente evidente que la ficción popular trata de aprovechar cualquier atisbo de éxito en un campo con la proliferación de productos en cualquier otro. DC ha optado por hacer del cómic un vehículo para quienes lleguen a Harley a través del cine, han cambiado su aspecto y han apostado por ella como protagonista de su propio título. De eso, no obstante, hace ya tiempo. Pero la aparición de una miniserie como Harley Quinn y su banda de las Harleys es una buena muestra de que se busca explotar la gallina de los huevos de oro. Es, no obstante, una historia extraña. Primero porque Jimmy Palmiotti se separa aquí de Amanda Conner para escribirla y busca el apoyo de Frank Tieri, pero sobre todo porque es una historia que no tiene mucho sentido que aparezca desgajada de la misma serie, más allá de la presentación de una suerte de enemiga definitiva de Harley, una especie de reverso tenebroso de sí misma, que cuando cobra una dimensión interesante es, precisamente, cuando se acaba la historia. No deja de ser una rareza, pero que parece tener más sentido para sumar cabeceras con Harley en ellas que porque realmente sea una historia completa en su ejecución.

Y el caso es que Harley Sinn, que así se llama la antagonista de Harley Quinn, tendría que ser suficiente para que esta miniserie se sostuviera. Lo hace, de hecho, por esa razón, aunque es mucha vuelta para llegar a ese punto. Cuando Palmiotti y Tieri despliegan esa relación entre ambas, muy turbia en lo psicológico, la historia crece. Pero, curiosamente, lo que sobra en esos momentos es la banda de las Harleys, porque lleva el relato al ya habitual tono cómico, al que sin duda Conner aporta muchísimo. Si a la serie central de Harley le ha costado mucho despegar, a esta miniserie le pasa algo parecido. Sirve para comprobar lo que Conner y Palmiotti le dan al personaje de manera individual antes de que ambos se pongan a la escritura conjunta, pero en realidad podría haber estado integrada en la serie central. ¿Renacimiento tuvo la culpa y por eso hubo que sacar esta historia a una miniserie? Podría ser, porque de otra manera es difícil entender qué aporta este relato como algo separado. El otro punto discutible está en mostrar un origen tan detallado de Harley Sinn cuando, en realidad, Harley Quinn se ha derivado hacia la locura de una manera tan evidente. Y aunque Palmiotti y Tieri encuentra una anécdota entre lo simpático y lo inquietante para arrancar, no consiguen desplegar todas las posibilidades de su planteamiento.

En el plano visual también hay un problema, que se arrastra además desde el comienzo de la serie. Siempre quedó la espina clavada de no ver a Conner dibujando Harley Quinn, pero con el paso de los números tanto John Timms como Chad Hardin fueron capaces de dar un toque personal a los relatos y llevaron al personaje a sus terrenos. Mauricet, en ese sentido, arranca algo lastrado y poco a poco, como hicieron los dibujantes de la serie regular, se va soltando. Es verdad que se suelta precisamente cuando hay otros dibujantes involucrados que tienen que completar su trabajo, después de haber dejado pasar algunas oportunidades de lucimiento como la misma presentación de Sinn, en una splash page algo plana y sin demasiada garra, pero no se puede negar que la serie va de menos a más también en su apartado visual hasta llegar a un desenlace que, al menos, ofrece la cuota de espectacularidad que requiere el escenario. Harley Quinn y su banda de las Harleys, un título que no termina de convencer después de lo que se ve en el relato y que seguramente tendría que haber hecho más hincapié en Harley Sinn porque ahí es donde está el interés del mismo, se queda en una obra para completistas. O lo será de manera retroactiva si algún espabilado guionista retoma en el futuro lo que sugiere el final de la obra.

El volumen incluye los seis números de Harley Quinn and Her Gang of Harleys, publicados originalmente por DC Comics entre abril y septiembre de 2016. El único contenido extra son las portadas originales de Amanda Conner y Frank Cho.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 4 agosto, 2017 por en Alex Tefenkgi, Dawn McTeigue, DC, ECC, Frank Tieri, Iñaki Miranda, Jimmy Palmiotti, Mauricet y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: