CÓMIC PARA TODOS

Cine – ‘Transformers. El último caballero’, de Michael Bay

Título original: Transformers: The Last Knight.

Director: Michael Bay.

Reparto: Mark Wahlberg, Anthony Hopkins, Josh Duhamel, Laura Haddock, Isabela Moner, Peter Cullen, Erik Aadahl, Ken Watanabe, John Goodman, Frank Welker, Gemma Chan.

Guión: Art Marcum, Matt Holloway y Ken Nolan.

Música: Steve Jablonsky.

Duración: 150 minutos.

Distribuidora: Paramount.

Estreno: 21 de junio de 2017 (Estados Unidos), 4 de agosto de 2017 (Estados Unidos, vídeo).

Al margen de lo que pueda gustarnos o disgustarnos el cine de Michael Bay, es posible que sí hallemos consenso en un aspecto: nunca ha comprendido realmente la franquicia de Transformers. Ha sido, ya durante cinco películas, una excusa para mostrar amasijos de metal peleando y disparándose, provocando explosiones y destruyendo toda clase de escenarios digitales, y la oportunidad de hacer esos planos contrapicados y circulares que tanto le gustan a su director, pero más allá de eso y de utilizar los nombres y, de manera un tanto libre, las formas de algunos de sus personajes robóticos más emblemáticos, no será en estas películas donde encontremos la esencia de los Transformers. Eso ya había quedado claro a lo largo de la franquicia cinematográfica, pero encuentra una muestra más, probablemente la más grandilocuente y absurda, en El último caballero, la quinta entrega de la saga y, según el propio Michael Bay ha dicho, la última que contará con su presencia tras las cámaras. No vamos a desvelar aquí la colección de absurdeces que casi parecen pensadas para molestar a quienes hayan disfrutado durante años con los Transformers, la insulsa utilización de nombres licenciados para utilizarlos de una manera que no tiene nada que ver con lo que podríamos esperar de ellos, pero hay mucho de eso en El último caballero.

De hecho, la principal clave en este sentido hay que buscarla en el pobre uso que hace de los personajes que, en realidad, tendrían que sustentar la historia. Optimus Prime y Megatron, supuesto corazón de la lucha entre Autobots y Decepticons, se pasan ausentes buena parte del metraje de esta quinta película, como si no tuvieran importancia alguna. El uso de los Dinobots, con unas contrapartidas en miniatura puestas no se sabe si para hacer gracia o para vender muñequitos, es absurdo. La misma base de la película, que tiene que ver con Cybertron y con una leyenda que nace en los tiempos, sí, tal cual, del Rey Arturo, lo es todavía más. La manera en la que se justifica la presencia de nuevos robots, simplemente porque aterrizaron muchos en la Tierra, es digna de aparecer en los manuales del guionista vago. Y hacer que Hot Rod tenga acento francés, sin necesidad o justificación alguna, es la enésima frivolidad de un director que admitió que incluyó a Arcee en la franquicia, en La venganza de los caídos, simplemente para darse el gusto de matarla porque nunca le gustó el personaje. Hay muchos detalles así en El último caballero, que no ayudan a que el galimatías cinematográfico que nos ofrece Bay pueda encontrar alguna tabla de salvación en el férreo seguidor de la franquicia Transformers en sus manifestaciones más acertadas, que están en el cómic y en la animación.

Al margen de estas consideraciones, el verdadero problema que tiene Transformers. El último caballero es que es una película bastante deficiente. Es un batiburrillo en el que Bay ha intentado juntar secuencias que podrían sacarse de seis o siete películas veraniegas diferentes. Dar sentido a todo eso es misión imposible, al menos para un director como este, más ocupado en sus locuras que en la coherencia del material que tiene entre manos. Personajes que aparecen y desaparecen de las escenas sin que tenga mucho sentido, topicazos a mansalva, frases grandilocuentes pero que no dicen nada y que en lugar de solemnidad provocan hilaridad (incluyendo, desde luego, los inevitables discursos motivadores de Optimus Prime), escenas cómicas que no dicen absolutamente nada, acción incomprensible, una larguísima introducción (no solo la escena con el Rey Arturo y un lamentable Merlín interpretado por Stanley Tucci) que no sirve prácticamente a ningún objetivo en la película, y hasta un reencuentro entre héroes enfrentados que convierte en un ardid inteligente la resolución que Batman v Superman (aquí, su crítica) encontró para reconciliar a los dos héroes. Así de triste es lo que vemos en esta película larguísima sin necesidad y en la que si no fuera por las imágenes digitales costaría ver en qué han gastado más 200 millones.

En realidad, como Autobots y Decepcticons son parte de la comedia, hasta parodiando a Escuadrón Suicida (aquí, su reseña) o de la acción incomprensible, el protagonismo de la película está en los personajes humanos. Ahí están Mark Wahlberg, su imposible historia de odio-amor con Laura Haddock, a la que Bay, por supuesto, convierte en profesora de Oxford “con aspecto de stripper” (y eso lo dicen en la propia película), un Anthony Hopkins empeñado en cargarse su leyenda haciendo de lunático que no para de reírse sin motivo y que sirve de pobre conexión con la historia (no perderse el nombre del linaje al que pertenece, la enésima forma en la que Bay parece estar riéndose de todos sus críticos), por supuesto un Josh Duhamel para encabezar la imprescindible aunque totalmente superflua presencia militar en la película, y el añadido para las nuevas generaciones, Isabela Moner, una cría de 14 años a la que Bay otorga el privilegio de insultar, y en español en la versión original, a Megatron. Apto para quienes puedan digerir una mezcla entre película medieval, de submarinos, de Dan Borwn, de robots incomprensibles y de explosiones por doquier. Y aunque parece que no tendría que haber mucha gente así, Bay sigue triunfando en taquilla, como si los descomunales fallos de guion, ritmo y montaje en sus películas quedaran invisibles al público.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 4 agosto, 2017 por en Cine, Paramount, Transformers y etiquetada con , , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: