CÓMIC PARA TODOS

‘Batman. Valiente y audaz’, de Neal Adams

Editorial: ECC.

Guión: Leo Dorfman, Cary Bates, Bob Haney y Mike Fiedrich.

Dibujo: Neal Adams.

Páginas: 232.

Precio: 23 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Marzo 2017.

La leyenda que Neal Adams supo construir en torno a Batman contó con un aliado fundamental, Dennis O’Neil. Con él escribiendo, no hay que olvidar que es uno de los profesionales que mejor conoce al Caballero Oscuro y eso le llevó a editar sus títulos durante muchísimos años, el dibujo de Adams brilló como nunca. O, mejor dicho, como ya se empezaba a ver en las historias que no escribió O’Neil. En Valiente y audaz, como el títulos ya nos aventura, vemos esencialmente las historias que dibujó para The Brave and the Bold, aunque también para World’s Finest e incluso una pequeña historia navideña que ilustró en Batman para un guion de Mike Fiedrich. Y aunque los primeros relatos, los que le emparejan con Superan, se acercan todavía al Batman más reconocible de los años 60, el que todavía tenía una herencia visual enorme de la serie de televisión de aquella época y el tono jovial que mostraba el cómic entonces, poco a poco vamos viendo el partido que le saca Adams al Caballero Oscuro como tal.  No hay que olvidar que en estos números vemos al protector de Gotham siempre haciendo equipo y que ese no es el mejor escenario para que las pretensiones de Adams con el personaje luzcan como es debido, pero aún así se reconoce a su Batman con mucha facilidad. Y su Batman, para quien no lo sepa, es muy bueno.

El hecho de contar con un personaje invitado hace que el tono de las historias cambie, por mucho que exista el denominador común de Batman. Y por muy divertido que sea ver a Batman y a Superman enfrentados de una manera simpática con Supergirl y Batgirl como aliadas cruzadas, eso forma parte de un Batman que no le pega a Neal Adams. A él le va más la oscuridad de su cruce con Deadman, o incluso el de la más curiosa historia en la que comparte protagonismo con el Sargento Rock, desde luego la del trasfondo político y social que impregna la presencia de Green Arrow. Bob Haney, en ese sentido, es el escritor que más caramelos ofrece a Adams, porque es el que le ofrece las mejores escenas de lucha, los enemigos que mejor se pueden adaptar al Caballero Oscuro, entendiendo así a Batman, y aprovechando a los héroes con los que hace equipo, incluso al extraño Creeper, un pintoresco héroe al que confunden con un villano con el que siempre parece difícil encontrar nexos de unión. El Batman que vemos aquí sigue siendo un Batman que todavía busca el camino que acabó encontrando a mediados de la década de los 70 y que estalló definitivamente en los 80, pero hay pinceladas interesantes que, además, hicieron que The Brave and the Bold fuera en muchos sentidos la mejor versión de la época del protector de Gotham.

La clave esencial, desde luego, es Neal Adams, un dibujante que en aquellos años estaba estableciendo una posición única en el mercado norteamericano gracias a su innovadora manera de entender el cómic de superhéroes y el dinamismo que otorgaba a la anatomía humana. Batman, desde luego, era el personaje ideal para el ilustrador. Hay un salto claro, no obstante, entre los números de World’s Finest, mucho más juguetones y coloristas, y los de The Brave and the Bold, en los que ya se empieza a ver con claridad el estilo de Adams, los contrapicados que tanto le gustan, los escorzos con los que interpreta el movimiento corporal de Batman y de los demás personajes. Eso es lo que hacía del dibujo de Adams algo que nadie había sido capaz de mostrar. Y la capa, otra de las grandes aportaciones al personaje por el fluido y espectacular movimiento que le daba en cada viñeta, incluso en poses que en otros ilustradores habrían sido rutinarias. Respetando por supuesto el trabajo de todos los escritores, pero podríamos olvidarnos de las historias y de los diálogos y perdernos igualmente en los maravillosos dibujos de Adams, parte esencial de la historia de Batman, incluso asumiendo que su pico no está en estos relatos sino en los ya mencionados que compartió con Dennis O’Neil.

El volumen incluye los números 175 y 176 de World’s Finest, 79 a 85 de The Brave and the Bold y 219 de Batman, publicados originalmente por DC Comics entre mayo de 1968 y febrero de 1970. El único contenido extra es un portafolio de bocetos de Neal Adams.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 31 julio, 2017 por en Batman, Bob Haney, Cary Bates, DC, ECC, Leo Dorfman, Mike Fiedrich, Neal Adams y etiquetada con , , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 242 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: