CÓMIC PARA TODOS

‘Batman. La noche de los hombres monstruo’

Editorial: ECC.

Guión: Steve Orlando, Tom King, Tim Seeley y James Tynion IV.

Dibujo: Riley Rossmo, Rogê Antônio y Andy MacDonald.

Páginas: 144.

Precio: 13,50 euros.

Presentación: Rústica con solapas.

Publicación: Abril 2017.

Con esto de los reinicios, el cómic norteamericano está redescubriendo el arte del remake, que ya ha venido empleando desde hace décadas pero que ahora está viviendo un momento más complicado. Antes se trataba de modernizar las historias. Ahora, simplemente, de hacerlas más grandes. Y eso no siempre funciona. Tomemos como ejemplo claro La noche de los hombres monstruo, un relato que retoma la primera y clásica aparición de Hugo Strange. Hace ya unos cuantos años, Matt Wagner la rehízo para ampliarla, darle un aire más complejo. Lo hice desde una vertiente que buscaba dignificar un relato que nació cuando el cómic de superhéroes todavía estaba dando sus primeros e inocentes pasos, y el resultado fue muy atractivo. Pero ahora sirve para mostrar el primer cruce de las series del universo de Batman tras Renacimiento, y el objetivo parece estar más encaminado a hacer algo grandilocuente que a hacer algo que perdure. Se trata de dar espectáculo. Importan más los monstruos, casi sacados de una película de Godzilla, que de mostrar el antagonismo entre Batman y Strange, que queda relegado al último número de esta historia y casi porque no queda más remedio que incluirlo. No es que sea un malo cómic, no lo es porque además encaja bien en los acontecimientos actuales de la vida de Batman, pero queda lejos de lo que podría ser.

Lo que nos propone La noche de los hombres monstruo es, precisamente, una historia de monstruos gigantescos. Un Godzilla en Gotham, vaya, solo que con varias criaturas y un creador de dichos seres que queda demasiado oculto a lo largo del relato. Porque Hugo Strange es un personaje que funciona en oposición a Batman, y de eso acabamos viendo muy poco en este arco argumental. Así que la clave está en disfrutar con lo que tenemos, a Batman, Batwoman, Nightwing, Spoiler, Huérfana y Clayface, el Caballero Oscuro y lo que queda del equipo que debutó en el primer volumen de Detective Comics (aquí, su reseña) protegiendo Gotham del ataque de estos gigantescos bichos. Acción desatada y grandilocuente, que se aleja de la introspección psicológica a la que se presta el villano que hay al fondo. No es necesariamente bueno ni malo el camino escogido, pero dado el personaje que urde el plan parece necesario advertir cuál es la elección de Steve Orlando y Tom King, creadores del argumento del relato para que después lo desarrolle el propio Orlando. Lo que sí oculta esta elección es algo del trasfondo de la historia en lo que se refiere a la esfera más íntima de Batman, a su preocupación por sus pupilos y sus dificultades para confiar en sus tropas en lugar de cuidarlas, y la oposición que eso supone para con Batwoman.

El dibujo se lo reparten Riley Rossmo, Rogê Antônio y Andy MacDonald con estilos bastantes cercanos, quizá el que más se despega es el primero de ellos. La apuesta es igual de clara que en el guion, espectáculo puro y duro, un relato de monstruos y de destrucción en el que se cuelan los héroes de una manera bastante natural. Sí se puede apreciar que el diseño de los monstruos ha querido apartarse de lo más clásico, aunque con uno de los giros que hay en el relato sí que nos acercamos a modelos más reconocibles. La noche de los hombres monstruo, no obstante, se centra más en la eficacia que en lo memorable, y sin haber momentos realmente trascendentes, tampoco se puede decir que haya páginas que no cumplan con el cometido marcado. Y ese está más en el terreno del márketing que en el de la narrativa. Es, como se ha dicho, el primer crossover entre las series de Batman en esta nueva etapa del universo DC. Es, al mismo tiempo, una reordenación de las relaciones entre los integrantes de la Batfamilia. Importa más eso que cualquier otra cosa y, por desgracia, de esta manera se pierde una ocasión de dar un peso actual y moderno a Hugo Strange, que es lo que realmente requería la historia. Trepidante, adrenalítica y con mucho ritmo, pero algo falta de la pausa que habría necesitado para trascender.

El volumen incluye los números 7 y 8 de Batman, 5 y 6 de Nightwing y 941 y 942 de Detective Comics. El contenido extra lo forman las portadas originales de Yanick Paquette, Tim Sale, Ivan Reis y Rafael Albuquerque, y una introducción de Felip Tobar.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: