CÓMIC PARA TODOS

‘Wonder Woman’ 2, de Greg Rucka, Nicola Scott y Liam Sharp

Editorial: ECC.

Guión: Greg Rucka.

Dibujo: Nicola Scott y Liam Sharp.

Páginas: 96.

Precio: 8,50 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Abril 2017.

Una vez se atempera la irritación que causa ver una y otra vez el origen del mismo personaje, contado casi sin dejar que el anterior repose y cale en el aficionado, la etapa de Greg Rucka en Wonder Woman va tomando forma. Sigue causando asombro que haya que incidir en este aspecto de una historia que puede ser igualmente rica si se coge en cualquier otro punto, como ya hizo John Byrne en su momento (aquí, reseña de ese volumen), pero al menos ya se ve por dónde va a ir la apuesta de Rucka. Narración presente y pasada van coincidiendo en la importancia de Steve Trevor y en su relación con Diana, pero también en Cheetah y su anterior identidad humana, la de la doctora Barbara Ann Minerva. Ya presentes en el primer número de esta etapa (aquí, su reseña), en el segundo cobran todavía más importancia, y lo hacen además en las dos historias que, alternativamente, fueron rellenando la serie americana. No es la mejor manera de ir leyendo los relatos, la verdad, por mucho que la edición española junte los episodios de dos en dos para, al menos, tener cierta continuidad, pero esa es la extraña decisión en este caso, a saber si de Rucka o de DC. Al menos el escritor ha sabido hilar ambos tiempos con personajes y sensaciones, con elementos como el imposible retorno a Themyscira o los ya mencionados aprecios de Wonder Woman hacia Steve o Barbara.

Sigue faltando algo rompedor, algo que nos vincule más con Rucka y no tanto con lo que ya conocemos de la enorme cantidad de veces que hemos leído el origen, pero al menos hay pequeños detalles que sí sirven para añadir algo nuevo. La actitud de Hipólita hacia su hija y el torneo en el que se decide quién acompaña a Steve Trevor de vuelta al mundo de los hombres o el miedo con el que Estados Unidos recibe a la amazona son cuestiones atractivas y que no habíamos visto previamente. Valgan esos detalles, hasta el singular uso del imposible avión invisible que tenía la versión clásica del personaje, para certificar que Rucka es un tipo listo y que, al menos, sabe dar algo a lo que agarrarse para superar el cansancio con el que se encara la enésima revisión de lo mismo. En la historia presente, no obstante, adopta un tono oscuro que resulta algo más interesante, porque incluso parece una puerta abierta a que Wonder Woman se sitúe en el centro de un plan mucho más amplio y del que todavía no sabemos demasiado. Rucka ha entrado en este punto con bastante misterio y eso permite imaginar un avance interesante en los próximos números que complemente lo bueno que ya hemos leído hasta ahora en esta parte del relato. Visto lo visto, es aquí donde hay más esperanzas de que Rucka termina de despegar.

Se agradece, eso sí, que estos dos tiempos diferentes cuenten con un ilustrador cada uno, porque eso ayuda a separar instantes. Nicola Scott se queda el Año uno, mientras que Las mentiras es para Liam Sharp. Los dos convencen mucho y con cierta facilidad. Scott, a pesar de que moverse en un terreno mil veces revisado hace que su gran escena espectacular, el torneo de amazonas, quede confinada a una splash page doble, sin duda impactante, pero que normalmente habría servido para un desarrollo mucho más largo. Y Sharp sabiendo introducir a un personaje con la obligación de ser tan luminoso como Wonder Woman en un escenario lúgubre que casi parece más adecuado para La Cosa del Pantano. Con matices, porque cada lector tendrá su Wonder Woman preferida, ambos convencen con el dibujo que les sirve para caracterizar a Diana, clave desde luego para entender que estamos ante una mujer excepcional, mensaje que en todo momento quiere transmitir Rucka desde que hace que la amazona pise el mundo de los hombres o se convierta en el oscuro objeto de deseo de una misteriosa amenaza. Wonder Woman vista por Rucka sigue siendo algo apetecible pero que necesita despegar. Probablemente dar fin a su origen, y establecer las conexiones que necesite para la narración presente, le dé algo más de libertad y rienda suelta a su creatividad.

El volumen incluye los números 4 a 7 de Wonder Woman, publicados originalmente por DC Comics entre agosto y septiembre de 2016. El contenido extra del volumen son las portadas de Nicola Scott, Liam Sharp, Frank Cho y Jenny Frison.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 17 julio, 2017 por en Cómic, DC, ECC, Greg Rucka, Liam Sharp, Nicola Scott, Wonder Woman y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 235 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: