CÓMIC PARA TODOS

‘Liga de la Justicia. Divide y vencerás’, de Mark Waid, Bryan Hitch y Mike S. Miller

Editorial: ECC.

Guión: Mark Waid.

Dibujo: Bryan Hitch, Mike S. Miller, Cliff Rathburn, Phil Jiménez, Ty Templeton, Doug Mahnke, Mark Pajarillo.

Páginas: 264.

Precio: 27 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Marzo 2017.

No es fácil superar un terremoto como Torre de babel (aquí, su reseña). Así empezó Mark Waid su etapa en Liga de la Justicia, y lo bueno que realmente hizo para despedirse del grupo de superhéroes de DC es que no intentó superar esa historia con la que comenzó. Lo que hizo fue, simplemente, dejarse llevar por las consecuencias y por sus temas. Torre de babel, la historia en la que se desvelaba de la peor manera posible que Batman tenía planes de contingencia para anular a cualquiera de sus compañeros de la Liga, hablaba de confianza. El clímax emocional de este tema llega, de hecho, el primer número de este volumen de la etapa de Waid, el emblemático número 50, que finaliza con uno de esos momentos que gustan a todos los aficionados al género. Waid consiguió así que un evento dramático como pocos, una amenaza seria y creíble para la continuidad de la Liga, se superar. No sin heridas, por supuesto, y ahí quedan dos personajes que en esta etapa tienen un valor incalculable a base de matices, el Detective Marciano y Wonder Woman. Podemos acusar a Waid de basarse, sobre todo, en el espectáculo para ahondar en las raíces más íntimas de los personajes y no hacer el camino al revés, pero no se puede dudar de la eficacia de esta forma de entender a la Liga de la Justicia, épica, con buenos villanos y sobre todo con grandes héroes.

De la confianza, que es el tema central de la etapa de Waid, se pasa magistralmente a la identidad con el final del mencionado número 50, dando lugar al arco argumental más brillante de este segundo libro, aquel en el que los alter ego de seis de los ocho miembros de la Liga se cruzan con sus alter egos. ¿Cómo es Superman sin la necesidad de ser Clark Kent? ¿O Batman sin el tiempo que gasta Bruce Wayne? Lo que parece una historia de base casi cómic logra en las palabras de Waid una épica sensacional, no solo por su brillante resolución sino por la forma en que se analiza así a cada personaje. Antes de la comedia que sí hay en Feliz Navidad, Liga de la Justicia… ¡y preparaos para morir!, un divertido relato de Plastic Man sobre cómo Papá Noel llegó a formar parte del grupo, Waid se entrega por última vez a la épica en Terror inexplorado, menos rompedora que Torre de Babel o Divide y vencerás, pero igual de efectiva en casi todo, empezando por la espléndida elección de la amenaza a combatir, que le permite dar el protagonismo central al Detective Marciano, un personaje que se nota que le encanta al escritor y del que saca el mejor rédito posible. El equilibrio entre acción y reflexión, unido a una espectacularidad palpable que no merma el retrato más preciso de los personajes, hace de esta etapa de Waid algo realmente notable.

La cumbre, en todo caso, se alcanza cuando es Bryan Hitch quien le acompaña a los lápices. Estamos hablando de un dibujante que ha dejado momentos memorables en la Liga de la Justicia y al que le gusta volver de tanto en cuanto al grupo, y eso se nota. Sus versiones de los personajes son espléndidas, la forma en la que dibuja la acción es fantástica, y aunque en ocasiones hay cierta frialdad en sus rostros no faltan detalles que compensen ese punto débil. Y con creces. Se nota una diferencia notable con Mike S. Miller, que es quien arranca Divide y vencerás y quien se ocupa de Terror inexplorado, aunque no se puede decir en absoluto que haga un mal trabajo (hay, incluso, momentos espléndidos en sus páginas) y con la abierta comicidad que quiera explorar Cliff Rathburn en el número navideño que pone punto final a esta etapa. Hitch es, de esta manera, el complemento perfecto para Waid. Ambos entienden la épica de la Liga de la Justicia de una manera bastante parecida, ambos saben sacar lo mejor de los personajes en sus escenas de acción e incluso invitarnos por caminos muy similares a imaginar qué les está pasando por la cabeza a Batman, Superman, Wonder Woman y compañía. Y como eso funciona, lo que no sea totalmente brillante se queda en anécdota. Buen tebeo de superhéroes el que firmó Waid, desde luego que sí.

El volumen incluye los números 50 a 58 y 60 de JLA, que DC Comics publicó originalmente entre febrero de 2001 y enero de 2002. El contenido extra lo forman las portadas originales de Bryan Hitch y Cliff Rathburn y un artículo final de Jorge García.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 235 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: