CÓMIC PARA TODOS

‘Wonder Woman. La verdadera amazona’, de Jill Thompson

Editorial: ECC.

Guión: Jill Thompson.

Dibujo: Jill Thompson.

Páginas: 136.

Precio: 15,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Marzo 2017.

Tiene mucho riesgo la apuesta de Jill Thompson para contar una historia de Wonder Woman enmarcada en sus años en Themyscira, antes de convertirse realmente en una superheroína. Es atrevida porque se aleja, y mucho, de lo que conocemos. La verdadera amazona no trata sobre Wonder Woman, sino sobre Diana, y se acerca a un aspecto que no se ha tratado apenas. Diana fue en su infancia la única niña de una isla poblada únicamente por mujeres. Fue un regalo de los dioses y siempre fue tratada así por sus hermanas, pero Thompson se aparta del escenario idílico que se podría presuponer y nos cuenta la historia de una niña, y sobre todo de una adolescente, caprichosa, altiva y egoísta. Arriesga mucho Thompson, sin duda, porque nos pone en el centro de un suceso traumático que es, precisamente, el que hará que Diana cambie por completo y se convierta en la mujer que todos conocemos. No es una frontera fácil de gestionar, y seguramente a muchos les parecerá algo extremo el tratamiento que da la autora. Pero no se puede negar que, incluso así, es una historia muy buena, que funciona con mucha eficacia, casi como si fuera un cuento, un tono que le sienta muy bien a la propia Thompson, y que por supuesto cuenta con su propia moraleja e incluso una reinterpretación de los propios mitos de Wonder Woman.

El gran problema que tiene La verdadera amazona es que, una vez más, partimos del origen de Wonder Woman. Lo hemos visto en tantas ocasiones en los últimos años que al intento de Thompson por encontrar algo diferente le cae una losa pesada en sus primeras páginas. Pero una vez asimilado el tono de fábula que le da la autora, se acepta mejor. Y cuando damos el salto a lo que casi nunca hemos visto de Diana, su infancia, la obra alcanza un estatus muy interesante. A la Diana adulta la hemos visto cruzar fronteras violentas, debatibles y debatidas, pero Wonder Woman siempre ha sido un referente moral. Verla como una chiquilla que busca la admiración de todos y que se topa con alguien que no lo hace es algo nuevo, intrigante e inteligente. Y hacer que esta historia sea precisamente el detonante de la bondad que conocemos en el personaje es brillante. Por eso, La verdadera amazona acaba sobresaliendo de entre las numerosas historias de origen que hemos visto del personaje en los últimos tiempos, porque sin abandonar el retrato de una mujer fuerte y poderosa se adentra en terrenos desconocidos y, por qué no decirlo, lógicos. Lo que hace Thompson es aportar un realismo cotidiano a una historia que no puede ser perfecta, que el cómic de hace décadas sí podía asumir de esa manera pero que el actual necesita interpretar de otra manera.

Con su estilo de dibujo, Thompson, de hecho, ya marca algunas diferencias con respecto a esas otras historias. Hay, efectivamente, un aire de fábula, pero que no elude desde el principio la tragedia inherente a la creación de Themyscira. Y en ese terreno la autora sabe dibujar a una niña malcriada y a una adolescente arrogante para que, en cualquier caso, nos sintamos partícipes de su aventura. Ese ya es un mérito añadido, porque consigue que aceptemos a una Diana tan distinta de lo que estamos acostumbrados a ver, pero sobre todo nos mete de lleno en lo que está pensando a través de los personajes que la rodean, sobre todo Alethea, la joven que no sucumbe a los deseos de amistad y reverencia de Diana, pero también a través de Hipólita, especialmente en sus apariciones finales, emocionalmente demoledoras. Y eso no es un trabajo que solo se logre en el guion, también a través del dibujo. No es que Thompson sea una artista especialmente realista, pero encuentra unas expresiones tan realistas y una puesta en escena tan acertada que es muy fácil entrar en la historia. La verdadera amazona se sale de los márgenes de cualquier canon que haya tenido la continuidad de DC, pero eso mismo le da un toque imprevisible que se agradece. Puede no ser el saber que perdure para conocer al origen de Wonder Woman, pero su valor para entender al personaje es muy alto.

DC Comics publicó originalmente Wonder Woman: The True Amazon en septiembre de 2016. El contenido extra lo forman una introducción de Mariko Tamaki y un portafolio de bocetos de Jill Thompson.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 10 julio, 2017 por en Cómic, DC, ECC, Jill Thompson, Wonder Woman y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 235 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: