CÓMIC PARA TODOS

‘Sherlock Holmes. Las crónicas de Moriarty’, de Sylvain Cordurié y Andrea Fattori

Editorial: Yermo.

Guión: Sylvain Cordurié.

Dibujo: Andrea Fattori.

Páginas: 96.

Precio: 25 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Marzo 2017.

Cada vez que aparece una historia, sea una película, un libro o un cómic, que lleva el nombre de Sherlock Holmes en la portada, resulta todavía más evidente que el personaje de Sir Arthur Conan Doyle no puede morir. No importa el tono, el estilo, el objeto o la trama, Holmes es un filón inagotable y fructífero. Las crónicas de Moriarty se lanza a dos aspectos poco habituales. Por un lado, y eso es algo evidente viendo el título, en el protagonismo del acostumbrado villano. Por un lado, una vertiente de corte fantástico poco usual. Y el resultado puede resultar atractivo pero se queda algo lejos de lo que se podría haber conseguido. A Sylvain Cordurié se le hace demasiado compleja la trama, que él mismo tiende a complicar con saltos en el tiempo que no terminan de aportar demasiado a la narración, y sin saber aclarar demasiado bien si su Moriarty es un villano, un héroe o un antihéroe. Eso sí, el dibujo de Andrea Fattori deslumbra y convence en las dos vertientes que quiere tocar esta historia conformada por dos álbumes, ambos contenidos en este volumen integral: es un bien retrato de su protagonista y resulta muy atractivo el modo en el que empuja a Moriarty a ese escenario de fantasía oscura. Lástima de desequilibrio entre los dos autores, porque había mimbres para crear una obra mucho más atractiva.

No es que Cordurié no encuentre elementos de interés, ni mucho menos. Pero el fundamental lo encuentra demasiado tarde, porque es el que compone su epílogo. No es cuestión de desvelarlo, pero sí que es lo que conecta estas Crónicas de Moriarty con lo que conocemos del personaje, con la mitología creada por Conan Doyle, y, por tanto, es algo que probablemente tendría que haber utilizado antes Cordurié para ganarse a quienes hayan entrado en el libro con la falsa pista de colocar el nombre de Sherlock Holmes en la cubierta. Porque no estamos ante una aventura del mejor detective de la ficción literaria, ni siquiera colateralmente. Lo que vemos es una historia de horror que coge elementos de diferentes estilos y mitos para crear, ahí sí, una base sólida. Donde se complica es con el entramado temporal que va tejiendo Cordurié, que no termina de justificarse demasiado y que dificulta saber exactamente qué piensa el autor de su personaje. Le seguimos con interés porque es Moriarty y porque tiene una misión sugerente, la búsqueda de todos los ejemplares del Necronomicón que todavía existen, pero solo superar los límites prefijados en un par de ocasiones, y por eso da la sensación de que estamos leyendo un relato creado con el freno de mano, que no termina de explorar todo lo que sugiere.

Sí que lo hace en cuanto a su dibujo, soberbio de principio a fin y sin necesidad de ocultar sus cartas. Fattori nos muestra primeros escenarios infernales de pesadilla, después la era victoriana en la que vivió Moriarty. Y los va conjugando de tal manera que ninguno de los dos se impone pero tampoco obstruye el desarrollo del otro. Fattori hace que leamos con la misma atención la trama fantástica y la trama detectivesca, y eso, en el salto de fe que siempre supone cambiar el escenario tradicional de un personaje que ya conocemos, es más difícil de lo que parece. Las crónicas de Moriarty es, de esta manera, un tebeo que entra mucho más fácilmente por los ojos. Así lo hace de una manera inevitable y convincente, porque el ilustrador consigue aterrorizar, tanto con los diseños de las criaturas y los poderes sobrenaturales como con la ambientación en la que se producen estos misteriosos acontecimientos, en unas páginas que, en realidad, no están vetadas para ojos sensibles o infantiles. Es precisamente el dibujo de Fattori lo que invita a pensar que se ha perdido una espléndida oportunidad de ofrecer algo verdaderamente rompedor en la leyenda de Sherlock Holmes y su mundo, porque Las crónicas de Moriarty se leen con bastante agrado pero, por desgracia, sin ir mucho más allá.

El volumen incluye los dos álbumes de Les chroniques de Moriarty, Renaissance y Accomplissement, publicados originalmente por Soleil en septiembre de 2014 y agosto de 2016. No tiene contenido extra.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 7 julio, 2017 por en Andrea Fattori, Cómic, Soleil, Sylvain Cordurié, Yermo y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: