CÓMIC PARA TODOS

Entrevista con Sergio Bleda sobre ‘Una tarde de pasión’ y ‘Cinco relatos apasionados’

Cuando apareció Una tarde de pasión (aquí, su reseña) hablamos con Ricardo Esteban, editor de Dibbuks y autor de este relato erótico (aquí, la entrevista). Ahora que ha aparecido un segundo volumen que sigue el estilo de aquel, Cinco relatos apasionados (aquí, su reseña), con quien toca hablar es con el magnífico ilustrador que ha dado vida a los sueños húmedos literarios que Ricardo plasma en cada página. Y ese no es otro que Sergio Bleda. Aprovechamos su presencia en la reciente Feria del Libro de Madrid para que nos contara cómo ha sido su participación en estos dos deliciosos libros eróticos, sobre su forma de afrontar el género y, cómo no, sobre sus planes de futuro, y esto es lo que nos contó.

Vamos a hacer un poco de historia… Estamos hablando de dos libros de Ricardo Esteban, editor de Dibbuks, con lo que hay que asumir que es él quien te proponer hacer los libros, ¿verdad?

Sí, yo había estado realizando por puro placer unos dibujos eróticos, los había subido a mis redes y a él le hizo gracia y me propuso ilustrar sus relatos.

Cuando yo le entrevisté, me habló de unas ilustraciones muy concretas, de pies…

Sí, sí, unas ilustraciones fetichistas.

No voy a decir que sea chocante, pero sí es un contraste, hablamos de unas ilustraciones aparentemente comedidas que acaban en algo tan explícito como lo que vemos en estos libros…

No lo sé, yo creo que las ilustraciones de pies son tremendamente explícitas. Yo creo que la sexualidad del pie femenino es algo apabullante. De hecho, hay veces que estoy en la playa y estoy diciendo “¡dios mío, que se tape los pies esa mujer!” (risas). El erotismo es algo muy personal, es como el terror. No a todo el mundo le da miedo Alien o El sexto sentido, con el erotismo pasa igual. Evidentemente, soy un declarado fetichista y para mí hacer un erotismo más convencional es como pasar a algo más suave en realidad. Supongo que depende del tipo de lector.

Hablando de lectores, no sé quién es más voyeur en estos casos, si ellos o el autor…

No lo sé, es una pregunta compleja. Supongo que es un tipo de voyeurismo distinto. Cuando estoy dibujando una ilustración erótica siempre tengo referencias de fotografías o de modelos, por tanto sí que hay un componente de voyeurismo. Y en el lector es de otra manera. No lo sé, es un voyeurismo participativo el que yo hago, digamos.

¿Te sientes más cómodo haciendo este erotismo como ilustración que si lo hicieras en formato de cómic o es simplemente que este proyecto pedía imágenes concretas y no cómic?

No, yo me siento cómodo en la ilustración y en la historieta por igual. Lo que pasa es que en la ilustración puedo recrearme más en lo que es la imagen mientras que en el cómic tengo que prestar más atención a la narrativa. Pero yo estoy igual de cómodo. Es verdad que me gustaría hacer cómic erótico, volver a hacer cómic erótico, porque yo empecé en la revista Kiss, pero es complicado, porque hay que encontrar una buena historia o un buen guionista que escriba un buen cómic. Es más difícil. Yo me siento igual de cómodo en todo, haciendo storyboard, ilustración, cómic… Cada trabajo tiene su atractivo.

Has mencionado Kiss, es verdad que hace tiempo el porno, el erotismo, era carne de revista y no de libros como se ven ahora… ¿Ese salto supone entre comillas una dignificación del género?

No, yo creo que no. Lo que ha habido es una especialización. El cómic, que siempre ha sido algo masivo, poco a poco se ha ido convirtiendo en algo que se ha ido definiendo con una serie de etiquetas, los géneros se han ido dividiendo cada vez más, hay cómic para intelectuales, cómic para aficionados al superhéroe… El público se ha especializado y las publicaciones también. Lo que no sé es quién ha empezado, si primero ha empezado la industria a especializarse o fueron los lectores los que poco a poco fueron acotando y obligando a los editores a mantener distintas líneas. Yo no creo que la tapa dura dignifique nada. Hay historias de tapa dura muy indigna e historias en revista maravillosas. De hecho, en Kiss estuve publicando al lado de Moebius, Garras de ángel (aquí, su reseña) se publicaba en la misma época en la que yo estaba haciendo La novia y la ladrona (aquí, su reseña). Más digno que eso…

Hablando del género erótico en sí mismo, ¿cómo lo ves ahora mismo? Parece que es un género que tiene ciertos estigmas, por el hecho de que es un cómic para adultos… ¿Crees que tiene mercado?

Pues fíjate que ahora que he vuelto a hacer erotismo cada vez que viajo a Francia cada vez me entretengo más en buscar autores eróticos y la sección por la que siempre tienes que preguntar en la librería, porque normalmente los tienen en una esquinita. Y me he llevado la gran decepción de que los cuatro autores muy buenos que hay, como Manara, Casotto o Serpieri, son los que destacan, pero luego el resto deja bastante que desear. Realmente no sé si es que no hay mercado suficiente como para que se desarrollen los autores o qué sucede. No te sabría responder. Yo personalmente creo que sí, que hay mucha gente a la que le gusta el erotismo, y sobre todo muchas mujeres a las que les gusta consumir ficción erótica. Es curioso, porque he tenido muchas mujeres en sesiones de firmas comprando el libro. Los hombres comentan mucho en redes pero luego las que van a comprar el libro son las mujeres.

Me estaba acordando de algo que me dijo Ricardo, cuando le pregunté por qué te escogió a ti, y es que me dijo que había muchos autores que no se prestan al género… A lo mejor no es un problema de público, sino de autores…

Pues sí, es posible que esté mal considerado, que piensen que no quieren hacer “guarradas para pervertidos”… Bueno, yo como soy un pervertido, pues no tengo más remedio que dedicarme a esto (risas).

En el proceso de estos dos libros, ¿cómo trabajabais? ¿Te daba Ricardo alguna guía, el texto completo, tú escogías qué mostrar en cada ilustración…?

Trabajar con Ricardo es muy agradable. He tenido bastante libertad a la hora de hacer el trabajo. Él, evidentemente, me mandaba el relato a ilustrar. Si en el relato aparecía una chica rubia, tenía que dibujarla rubia, pero aparte de eso me ha dado bastante libertad. Le presenté unos bocetos previos y yo creo que ha habido muy poco cambio del boceto a la ilustración final. Es fácil trabajar con Ricardo.

¿Qué diferencias hay entre un libro y otro? Cambia el formato literario, de una a cinco historias, ¿pero para ti como ilustrador qué cambios hay…?

A mí, personalmente, me gusta más cómo está escrito el segundo. No sé si lo escribió antes que el otro, pero si el segundo fue después yo creo que Ricardo ha mejorado en la técnico. Aparte de eso, y es algo que agradezco, es más explícito. Dentro de que es un libro erótico, son escenas bastante convencionales, son escenas de sexo heterosexual, tampoco hay tríos, orgías, rollos fetichistas, ni BDSM ni todas estas cosas que me encantaría dibujar en el futuro (risas), pero sí que es verdad que el segundo es más explícito que el primero.

Eso se nota también viendo las ilustraciones… Entiendo que estás más a gusto así, ¿no?

Sí, sí, cuanto más transgresor sea, mejor. Parece que nos dé vergüenza hablar de un tipo de sexo que no sea convencional, y yo creo que no hay nada de qué avergonzarse mientras no se obligue a nadie a hacer nada que no quiera.

Si hemos pasado de Una tarde de pasión a Cinco relatos apasionados, no sé si hay ya una continuación en la que podamos pensar…

Yo haría Diez pasiones inconfesables (risas). Pero no lo sé, estoy pendiente de que a Ricardo le apetezca seguir con esta línea, que espero que sí.

¿Pero lo habéis hablado o es simplemente un deseo?

Bueno, no hemos concretado nada, pero yo supongo que alguna vez, en alguno de los mails, al final del proceso, ya le habré dicho “para la próxima me vuelves a llamar”, pero eso lo digo siempre (risas). No lo hemos hablado.

Y para finalizar, la pregunta habitual… ¿En qué estás trabajando?

Aparte de cosas que no tienen que ver con la historieta, como por ejemplo unas ilustraciones que he hecho de medusas para el Oceanografic de Valencia y un par de ilustraciones para un grupo de música, también estoy preparando un proyecto para el mercado francés. Lo que pasa es que, a pesar de que hay cierto interés por parte de un editor, sí que nos ha pedido cambios, así que no sé si esa es la próxima obra que voy a realizar o no. En cualquier caso, es una obra ambientada en el siglo XVIII, en Francia, y es una obra que tiene un componente erótico también, aunque no es una obra erótica, como lo puede tener Las amistades peligrosas, por ejemplo. Y tiene también un componente feminista, a pesar de que el guionista es un hombre, es Francisco Ruizgé, que es un autor que lleva muchos años trabajando para Francia y que últimamente ha mostrado mucho interés en escribir guiones para otros autores. Y como es buen amigo, es el proyecto que llevamos entre manos. Mientras eso llega, porque los franceses tardan mucho en responder y cuando haces cambios tardan todavía más en decirte si les han gustado o no los cambios que has hecho, yo le voy a colorear su próximo álbum, que está acabando ya para Glénat, Mendoza se llama, y es un cómic que forma parte de una serie sobre vinos. Ha dibujado varios y el colorista del próximo voy a ser yo, que también es un trabajo que también me apetece mucho porque me gusta mucho trabajar con Francisco. No soy solo un dibujante de tebeos, me gusta hacer otras cosas y colorear es una de ellas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 3 julio, 2017 por en Dibbuks, Entrevista, Sergio Bleda y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 242 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: