CÓMIC PARA TODOS

‘El último aragonés vivo. Revuelta porcina’, de David Terer y Carlos Azagra

Editorial: GP Ediciones.

Guión: David Terer.

Dibujo: Carlos Azagra.

Páginas: 96.

Precio: 12 euros.

Presentación: Rústica con solapas.

Publicación: Mayo 2017.

Revuelta porcina es la tercera entrega en cómic de El último aragonés vivo y si gustáramos de hacer ránkings bien podríamos decir que es la mejor de las que hemos visto hasta ahora. David Terer, que dio inicio a su particular universo localista de ciencia ficción postapocalípica en el mundo del cortometraje, encuentra un escenario formidable para continuar con las aventuras de ese último superviviente de la comunidad autónoma, la mutación de los cerdos para que adopten comportamientos humanos. Revuelta porcina es la suculenta revisión de El planeta de los simios para adaptarla a El último aragonés vivo, y Terer sabe sacar partido a ese escenario tan lleno de posibilidades con un sentido del humor brillante. Puede que la trama se lleve un poco por delante la idiosincrasia de la serie, porque al fin y al cabo, aunque la gran mayoría de los personajes sean cerdos, se pierde la sensación de que nuestro protagonista es realmente el único hombre vivo de Aragón. Pero este nuevo planteamiento funciona tan bien, es tan divertido y encuentra un desarrollo tan acertado que se pueden pasar fácilmente por alto esas cuestiones que pueden chirriar a quienes conozcan la franquicia desde el principio. Pero a quienes entren de nuevas, Revuelta porcina seguro que les parece una delirante comedia de ciencia ficción de la que se sale con ganas de más.

En todo caso, la referencia a la saga de los simios solo una inspiración. Revuelta porcina no es El planeta de los simios con cerdos y en esta Aragón arrasada, sino una historia que Terer sabe coger ese concepto y hacerlo propio para crear una historia nueva que gira, cómo no, en torno al deseo del Último Aragonés de zamparse al primer cerdo humanizado que encuentra, por mucho que le hable y demuestre inteligencia. El momento torrezno es, en ese sentido, el más logrado de esta historia, desternillante y muy patrio. La historia se escapa ligeramente cuando Terer busca otro referente, el de La gran evasión, pero en general es un tebeo que se lee siempre con una sonrisa, incluso cuando, ya en el clímax, se convierte en un desmadre absoluto que encuentra una espectacularidad difícil de anticipar y que sorprende en cada uno de sus movimientos. Revuelta porcina es, de esta manera, una continuación brillante, que se separa de todo lo que hemos visto hasta ahora sin necesidad de reventar las bases de la franquicia. Es, probablemente, el más extraño de los tres tebeos que forman hasta ahora la serie, lo que ya es decir cuando la apuesta es por un humor del todo absurdo, pero también el más divertido y el más logrado en su conjunto, desde su delirante inicio hasta su lógicamente abierto final.

Carlos Azagra vuelve a dar vida a la historia con sus dibujos y mantiene las constantes que ya conocíamos. Su formación en la cantera de El Jueves sigue siendo evidente a la hora de interpretar la comedia. Sus cerdos humanoides se integran a la perfección en este singular universo e incluso cuando la historia alcanza el rango de superproducción hollywoodiense, con un gran avión y escenas de masas incluidas, el ilustrador sabe desenvolverse para que la tarea no le venga grande. Hablamos, en todo caso, de un dibujo eminentemente humorístico, que cuando se vuelca en los fondos es para mostrar locuras absurdas imprescindibles para entrar en la comedia de El último aragonés vivo (incluyendo una picadora de carne gigante, casi un homenaje a las enormes máquinas de escribir entre las que peleaba el Batman de los 50) o para la espectacularidad del clímax. Con Revuelta porcina, Azagra sigue ofreciendo un dibujo que cualquiera podría reconocerle como propio, en el que se deslizan los guiños habituales, desde una camiseta del Zaragoza hasta el cerdo Porky, pero que también le sirve para dar vida a esta delirante historia de ciencia ficción. Porque al final eso es lo que es esta delirante broma privada que nació de la imaginación de Terer, un chiste gigantesco, un “a que no te atreves a…” que ya va por cinco entregas, dos en forma de corto y tres más como cómic.

El volumen no tiene contenido extra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 30 junio, 2017 por en Carlos Azagra, Cómic, David Terer, GP Ediciones y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: