CÓMIC PARA TODOS

‘Shame. Deshonra’, de Lovern Kindzierski y John Bolton

Editorial: ECC.

Guión: Lovern Kindzierski.

Dibujo: John Bolton.

Páginas: 176.

Precio: 17,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Febrero 2017.

La fantasía tiene un lado turbio que resulta tanto o más atractivo que el más juvenil. Y esa faceta del género es la que exploran Lovern Kindzierski y John Bolton con la intrigante Shame. Deshonra, reiterativo título que esconde una fábula siniestra y cargada de elementos lindantes con lo enfermizo. Eso, aunque parezca difícil, no solo no causa rechazo sino que ahonda más y más en la fascinación de un planteamiento magnético: un ente maligno se aprovecha de una mujer bondadosa pero poco agraciada físicamente (no precisamente por casualidad llamada Madre Virtud) para concederle su deseo más íntimo, una hija propia, pero desde su voluntad más siniestra. Su hija no será igual de amable, más bien al contrario. Lo que vemos en Shame es un clásico enfrentamiento entre el bien y el mal, pero en el que Kindzierski introduce un elemento más. El demonio, vil, horrible y repugnante, es un agente del mal. Eso es obvio y clásico. Pero lo que plantea es una batalla entre bellezas. Y ahí es donde Bolton hace auténticas maravillas. Sus ilustraciones son prácticamente cuadros. No es algo que nos pille de nuevas, pero sí merece la pena volver a decir que es un ilustrador excepcional, algo que se aprecia ya en la formidable cubierta del libro y que no para de reproducirse en las páginas interiores, contemplables sin que transcurra el tiempo incluso sin leer el relato.

Kindzierski acierta al dar a su historia un aire de fábula. De esa manera es mucho más fácil entrar en la confrontación entre sensaciones contrarias, la inocencia y la virtud contra el taimado carácter del mal. En ese sentido, Shame no pretende contarnos algo que no hayamos visto ya en muchas historias, sino hacerlo de una manera valiente, atrevida, que no sea consciente de límites sexuales, emocionales o viscerales que sí pueden tener otras historias que aborden conflictos similares. La rueda que ponen en marcha madre e hija, una confrontación cruzada, la crisálida en que se convierta el personaje de Madre Virtud, la extremada maldad de su hija, la perversión de ese deseo íntimo y personal, la acción de ese demonio para manchar lo que tendría que ser otro momento hermoso de una mujer sin tacha. Todo son elementos francamente turbios que llevan al terreno del terror lo que, contado desde otro prisma, podría haber sido un cuento magnífico. Pero Kindzierski quiere un tono mucho más complejo, adulto y siniestro. No hay más que ver cómo trata la desnudez (como exhibición lasciva o como fuerza castigadora), el sexo (superando incluso el incesto) o la procreación, dejando a Bolton un auténtico caramelo para que despliegue sus acuarelas No hay moralejas, solo un conflicto. Y eso hace que Shame convenza más y mejor.

En cuanto al dibujo, efectivamente, es la confirmación de que estamos ante una obra especial. Bolton es un maestro en lo suyo. Sus personajes no cobran vida, sino que están vivos. Da igual que no sean bellos, como Madre Virtud o, desde el otro lado del espectro, las criaturas de negruzco aspecto que conspiran para llevar a su deseada hija por el mal camino, o que lo sean incluso en sentido sexual y prescindiendo por completo del tabú de la edad, como sucede con esa joven que se convierte en una mujer que encarna el mal o con la hija/nieta/madre que se acaba oponiendo a ella para cerrar el círculo. No hay viñeta de Bolton que no deslumbre, y el mismo trabajo de diseño de los personajes es soberbio. Puede llegar a parecer en algún momento que hay algo de gratuito en la cantidad de piel femenina que se ve, pero en realidad todo forma parte del turbio juego que plantea la historia. Shame es una perversión sobresaliente, una historia incómoda de leer si se interpreta desde las claves más siniestras de Kindzierski y Bolton y que en la contemplación sabe conjugar el rechazo que genera el mal y la atracción del bien. Da gusto ver que todavía hoy se pueden hacer historias que, en el fondo, se manejan en arquetipos pero que saben llevarlos a terrenos personales para que no parezca la historia de siempre.

El volumen incluye los tres volúmenes de Shame, publicados originalmente por Renegade Arts en mayo de 2011, marzo de 2013 y el mismo mes de 2015. El contenido extra lo forman un prefacio de Lovern Kindzierski y las portadas originales de John Bolton.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 22 junio, 2017 por en Cómic, ECC, John Bolton, Lovern Kindzierski, Renegade Arts y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: