Cómic para todos

‘Suicidas 2. Los reyes del infierno’, de Lee Bermejo y Alessandro Vitti

Editorial: ECC.

Guión: Lee Bermejo.

Dibujo: Alessandro Vitti, Lee Bermejo y Gerardo Zaffino.

Páginas: 144.

Precio: 13,50 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Febrero 2017.

Cuando se publicó el primer volumen de Suicidas (aquí, su reseña), era evidente que estábamos ante una puerta de entrada a un universo que tenía vocación de ser más amplio. Lee Bermejo, prácticamente debutando como autor completo, al menos en cuanto a lo que a historias largas se refiere, nos mostró una historia concreta de un mundo abierto, una creación que se notaba que quería manejar con mimo. Esas sensaciones se prolongan en el segundo volumen, Los reyes del infierno, que en realidad no es una secuela sino otro relato ambientado en el mismo universo. Cambian los protagonistas, se mantiene el tono. Sigue Bermejo escribiendo el guion, pero en esta ocasión, y aunque dibuja las primeras páginas, casi para trazar una conexión emocional con el libro anterior, cede los lápices fundamentalmente a Alessandro Vitti, que muestra un estilo bastante diferente al de Bermejo. Y a pesar de ese salto, las sensaciones que deja Los reyes del infierno son bastante parecidas a las que dejó el Suicidas original, una historia centrada más en mostrar que en construir. Su universo crece con los retratos humanos que contiene. Y esta vez el guion es algo más completo que en la ocasión anterior, aunque en el dibujo se pierda la espectacularidad visual de Bermejo en favor del trazo más sucio y narrativo de Vitti.

El Bermejo escritor, no obstante, se nota que está aprendiendo todavía a contar historias. Si en el primer volumen de Suicidas lo que llamaba la atención era la irregularidad manifiesta que había entre las dos historias paralelas que contaba, en este segundo Bermejo quiere ir sobre seguro y no duda en buscar situaciones arquetípicas. No es Los reyes del infierno una historia pensada para sorprender por lo que sucede, puesto que en algunos momentos llega a ser incluso predecible, pero sí por la exposición del mundo que hace. Ese es el interés de Bermejo, mostrarnos una sociedad violenta, que en la que viven unos chavales que saben que no tienen futuro. En ese contexto, lógicamente, aparecerá un personaje que necesita un futuro y que tomará decisiones arriesgadas para garantizarlo. Pese a los cambios que quiere introducir Bermejo, este mundo ya lo hemos visto, y no solo en el primer volumen de Suicidas, por lo que su principal atractivo está en el desarrollo de sus personajes. Sin entender la violencia con la misma precisión por ejemplo que Jason Aaron en Paletos cabrones (aquí, reseña de su primer volumen), Bermejo sí está a gusto en ese ambiente, y por eso la lectura de este relato es tan intenta como la del primero. Se pierde la sorpresa, se gana en solidez, el balance definitivo es bastante parejo.

En cuanto al dibujo, es evidente que las maravillosas ilustraciones realistas del creador de este universo siempre se echan de menos, mucho más en una obra que en su inicio tenía un claro componente autoral. Pero no sería justo menospreciar el trabajo de Vitti, que a las pocas páginas de coger el testigo de Bermejo ya ha hecho suya la historia. Vitti es más dinámico que Bermejo, saca más partido narrativo de las escenas de acción. Quizá no deja una huella inmediata tan clara como la del ideológico de este mundo, pero el resultado es diferente. Complementario, desde luego, porque no se echa en falta a Bermejo. Los reyes del infierno, no obstante, tiene el mismo problema que tenía el Suicidas original: perdida la sorpresa, ¿qué queda? Un relato correcto, en el que es tan fácil entrar como salir, una propuesta a la que no se aprecian flaquezas importantes pero que tampoco termina de sacar partido de su planteamiento inicial. Suicidas puede ser una obra tan larga como quiera Bermejo. Puede volver a dibujarla, puede volver a dejarla en manos de otro ilustrador, puede ir a uno u otro sitio de su mundo para ir trazando un mosaico más amplio. Pero si no encontramos algo diferente y original, es evidente el riesgo de la reiteración que hay en cada nueva visita a este universo.

El volumen incluye los seis números de Suiciders: Kings of Hell.a, publicados originalmente por DC a través de su sello Vertigo entre marzo y octubre de 2o16. El contenido extra lo forman las portadas originales de Lee Bermejo y James Harren y un artículo final de Jorge García.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 16 junio, 2017 por en Alessandro Viti, Cómic, ECC, Gerardo Zaffino, Lee Bermejo, Vertigo y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: