CÓMIC PARA TODOS

‘Monster x Monster’ 2, de Nikiichi Tobita

Editorial: Fandogamia.

Guión: Nikiichi Tobita.

Dibujo: Nikiichi Tobita.

Páginas: 176.

Precio: 7,50 euros.

Presentación: Rústica con sobrecubierta.

Publicación: Abril 2017.

Al final del primer volumen de Monster x Monster (aquí, su reseña), Nikiichi Tobita deja un halo de esperanza para el futuro de la serie, para que no fuera una simple historia bufa y absurda sobre un tipo sin aspiraciones, un nini en toda regla que es definido de esa manera en el mismo relato, en un mundo medieval lleno de monstruos. Y esas ilusiones encuentran una respuesta positiva en este segundo volumen. Y lo hace de una manera bastante imprevisible y, sobre todo, muy valiente que, por supuesto, no vamos a desvelar en esas líneas pero que se produce en el primer capítulo de esta nueva entrega. A partir de ahí, el escenario cambio. Tobita no pierde en absoluto el humor absurdo y descontrolado que marcó el arranque de la serie, es parte de su esencia, pero lo inserta mejor en la historia. Ahora hay un foco claro. Ya no es una sucesión de gags, historias cortas y aparentemente cerradas más propias de una webseries que de un manga publicable, sino que hay una historia, hay un trasfondo, un pasado. Y eso, incluso en los momentos de humor excesivo, como en las últimas páginas de esta entrega, hace que Monster x Monster sea una serie mucho mejor después de haber leído su segundo volumen, más accesible desde luego para un grupo de lectores más amplio del que podría acercarse al primero.

Tobita deja a un lado los tumbos que llevaba a dar la obra en su primer número y se centra en un relato más definido, cuya base es la relación del protagonista con las bestias que pueblan este universo. Sabíamos que había algo en su pasado que definía el miedo que les tiene, y aquí por fin lo averiguamos, a tiempo de seguir tomándonoslo en serio. Y es que ese es el gran acierto de este segundo número, que reacciona en el momento justo para que la obra no se pierda en una espiral de humor algo repetitivo. Entramos, en cambio, en una fase de aprendizaje. Y sí, hay todavía alusiones sexuales, dudas sobre la incapacidad del protagonista para hacer útil con su vida y demás elementos cómicos que constituían el armazón de la primera entrega, pero ahora están muy bien entrelazadas con la épica que necesita un mundo fantástico como este. Y, en realidad, sin necesidad de grandes escenas de acción, solo un uso inteligente de las bestias que lo pueblan y su relación con nuestro antihéroe. El flashback en el que se revela el gran secreto del pasado del protagonista es el momento álgido de este segundo volumen y la más clara demostración de que Tobita sí era capaz de entender el género, por mucho que disfrutara con las desviaciones más cómicas de su relato, que, eso sí, se mantienen hasta el final.

En cuanto al dibujo, las valoraciones de esta segunda entrega son muy parecidas a las que dejó la primera, es decir, muy positivas. Tobita se aleja de las claves más arraigadas en el manga para ofrecer rostros más realistas. Sigue mostrando un amplio repertorio de primeros planos, lo que en ocasiones sí deja una cierta sensación de repetición, y por supuesto una fascinación lasciva con el cuerpo femenino en el que sigue volcando buena parte del humor más gráfico, pero cuando abraza la épica y la fantasía, cuando el movimiento físico y la acción más propia del género toma el protagonismo, el ilustrador demuestra la versatilidad que necesita Monster x Monster. Nuevamente, las bestias se llevan buena parte de los elogios que merece Tobita como dibujante, y de hecho son parte esencial de las que hasta ahora son las mejores páginas de la serie, las del ya mencionado flashback. Un primer número que dejó dudas, uno segundo que muestra un claro paso adelante. ¿Qué nos encontraremos en la tercera entrega de Monster x Monster? De eso dependerá el juicio final sobre la serie, pero tras llegar a este punto desde luego hay mucho más optimismo del que podía haber al cerrar el primer volumen. A la diversión de su propuesta inicial, lícita pero algo cargante, Tobita ha añadido un buen relato pasado que le permite tener en sus manos coronar la historia de manera notable.

Shogakukan publicó originalmente el segundo volumen de Monster x Monster en febrero de 2015. El contenido extra lo forman dos páginas sobre cómo se hizo este volumen.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 14 junio, 2017 por en Fandogamia, Manga, Nikiichi Tobita, Shogakukan y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: