CÓMIC PARA TODOS

‘Aslak. El mundo de la nada’, de Hub, Fred Weytens y Emmanuel Michalak

Editorial: Yermo.

Guión: Hub y Fred Weytens.

Dibujo: Emmanuel Michalak.

Páginas: 96.

Precio: 22 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Diciembre 2016.

Con El mundo de la nada, Aslak confirma las sensaciones de su primer volumen (aquí, su reseña). Con Hub alejándose de sus mundos más graves de Okko (aquí, reseña de su primer volumen) ayudado por Fred Weytens en la escritura y un Emmanuel Michalak en estado de gracia, Aslak sigue siendo una divertidísima historia de vikingos, que juega muy bien moviéndose entre géneros. La pega más notable está en que en estos tercer y cuarto álbum de la serie no se hace demasiada referencia a la razón por la que comenzó la aventura, por mucho que haya algún interludio que nos recuerda la zona más oscura y dramática de este universo, y nos centramos en el viaje en sí mismo. No es mala cosa, la verdad, porque el nivel de humor y acción sigue en lo más alto, pero si entramos en este punto de la historia con tanta devoción que es difícil saber qué es exactamente lo que motiva a los hijos de un líder vikinga a embarcarse en este viaje casi suicida. Pero quitando este punto, el caos frenético que preside esta epopeya combinado en la imaginación que despliegan los autores es razón más que suficiente para seguir disfrutando con estas historias de marineros vikingos capaces de llegar hasta las puertas del mismísimo mundo de los muertos. ¿Con qué fin? No importa mucho, lo que cuenta ahora mismo es el momento.

Después de haber visto todo lo que Hub contó en Okko, es fácil pensar que a él le debemos la épica de Aslak y que el humor, la comedia y los diálogos son obra de Weytens. Pero quién sabe. En un trabajo a cuatro manos y dos mentes, y más en uno que fusiona tan bien esos dos aspectos del relato, es difícil saber qué corresponde a cada de ellos. Es realidad da igual, porque se disfruta igualmente con lo que nos ofrecen. Quizá lo más sorprendente sea que reentremos en la historia con una escena muy dramática (lindante con una violación que se consumará más adelante), porque a partir de ahí abrazamos la aventura más divertida. Pero lo cierto es que, si rascamos más allá del envoltorio, si quitamos la primera capa, veremos cuánto hay de drama en Aslak. Es lo que ya habíamos podido comprobar en el primer volumen y que Hub y Weytens confirman en el segundo. No se trata únicamente de ver a un puñado de vikingos llevándose mal entre sí, queriendo enamorar a la bella capitana del barco o llegando a mundos de fantasía indescriptibles, sino que todos ellos cuentan con una historia, con sus sueños, con sus miedos y con sus flaquezas. Eso se va viendo, además, tanto a través del humor como del drama, y es lo que permite que la lectura de Aslak sea tan rica y divertida, alejándose del encasillamiento.

La mezcla de géneros y tonos, eficaz desde el guion, se convierte en baza fundamental de esta serie gracias al dibujo de Michalak. Divertido en su caricatura, espectacular en la épica y dramático cuando la historia obedece a esos códigos, se trata de un trabajo espléndido en el que cabe encontrar muy pocas o en realidad ninguna fisura. Michalak dibuja muy bien a todos los personajes, los que quiere acercar a puntos un poco más realistas pero también los que quiere exagerar sin esconderse, pero sobre todo triunfa en los escenarios en que les mueve, en el barco, en las criaturas fantásticas y los entornos de fantasía o de pesadilla por los que transcurre la historia. Cuando un ilustrador tiene a interpretar la comedia de una manera tan brillante, es difícil que sepa ambientar con tanta eficacia, pero dentro del trabajo de Michalak esa faceta es igualmente sobresaliente, decisiva incluso. El mundo de la nada es, sobre todo, una continuación natural de El ojo del mundo. Lo es a todos los niveles, porque no se trata de una serie de álbumes individuales sino de episodios de un mismo viaje. Eso hace imprescindible haber leído el primer volumen para entender bien lo que está sucediendo, pero el gag es divertido incluso sin tener referencias previas. Eso da una idea de lo bien que escriben Hun y Weytens y, sobre todo, de lo bien que dibuja Michalak.

El volumen incluye los álbumes tercero y cuarto de Aslak, Le Milieu du Mât y Le monde du rien, publicados originalmente por Delcourt en octubre de 2014 y diciembre de 2015. No tiene contenido extra.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 13 junio, 2017 por en Cómic, Delcourt, Emmanuel Michalak, Fred Weytens, Hub, Yermo y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: