CÓMIC PARA TODOS

‘Wonder Woman. Segunda génesis’, de John Byrne

Editorial: ECC.

Guión: John Byrne.

Dibujo: John Byrne.

Páginas: 296.

Precio: 29,50 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Febrero 2017.

En los 70 y los 80, la figura de John Byrne era indiscutible. Incluso cuando se ganó alguna que otra crítica, como con el final de su larga etapa en Superman (aquí, su reseña). Pero era indiscutible en su reinado. En los 90 eso cambió. Rotundamente. Las razonas hay que buscarlas en su trabajo, que evidentemente no está al mismo nivel que las brutales obras maestras del género de superhéroes que nos legó en aquellas primeras décadas, pero también en otros sitios. Quizá es que nos acostumbramos demasiado fácilmente a lo bueno, porque en realidad el trabajo de Byrne a partir de ahí no era tan malo como parecía a tenor de algunas valoraciones. La irrupción del autor en Wonder Woman, que supuso su regreso a DC, llegó precisamente a mediados de los 90. Su etapa, irregular en su primer año, no es mala. Es, simplemente, que no es rompedora. Historias entretenidas, buen manejo de la protagonista, hábil creación de un elenco de secundarios y alguna que otra argucia de las que tanto le gustaban a Byrne para recuperar personajes que no tendrían que estar ahí. Y sin embargo, se llevó palos. Da la impresión de que no es para tanto, de que Segunda Génesis es un tebeo que se lee con simpatía, que se mueve con inteligencia entre la locura física de los 90 y que nos ofrece a un autor reconocible. No parece poca cosa.

Byrne plantea este primer año de su etapa en arcos argumentales de cuatro números. En el primero, que nos lanza directamente a la acción en un escenario nuevo y casi olvidando todo lo que vino antes, la etapa de William Messner-Loebs y Mike Deodato Jr (aquí, su reseña), sí suceden eventos importantes. Por eso no es de extrañar que Byrne recurra a Darkseid para ser el villano. A partir de ahí, la cosa transita por derroteros mucho menos trascendentes pero que mantiene un nivel de aventura clásico que haga frente, precisamente, a la tendencia del cómic de superhéroes de los años 90, a la que precisamente había sucumbido la misma Wonder Woman en la etapa inmediatamente anterior. Solo por eso ya hay que apreciar en buena medida el trabajo de Byrne, porque consigue que un personaje difícil de manejar se mueva en un cómic legible por todo tipo de públicos. Le falta contundencia, desde luego, esa genialidad que caracterizó su trabajo, por ejemplo, en Los 4 Fantásticos (aquí, su reseña), pero sigue siendo un relato atractivo y que se devora con la misma facilidad ahora que en el momento en que se publicó originalmente. Incluso en ese entretenimiento, Byrne va deslizando pequeñas píldoras de interés, como el límite de los poderes de Diana, que complementan el cuerpo central de las historias de una manera que pocos como él hacen con tanta naturalidad.

En cuanto al dibujo, es perfectamente reconocible. A veces le falta mantener el nivel en los fondos, quién sabe si más blancos que de costumbre en algunos momentos por carga de trabajo o por cansancio del autor, pero ese viene a ser el único defecto. Lo demás, en lo que cabe esperar de Byrne, es decir, acción muy bien ejecutada, muy buenas versiones de todos los personajes que toca, desde el mencionado Darkseid a Juicio Final, pasando por Flash, Sinestro o Etrigan, y un estilo único a la hora de llevar el posado del pin-up a la narrativa del cómic, algo que además luce francamente bien con un personaje como el de Wonder Woman. La referencia posiblemente sea Hulka, por la musculatura que le aporta a Diana y que no siempre ha lucido, y el resultado es francamente atractivo. Tampoco son desdeñables los momentos en los que vemos a la amazona vestida como civil, lo que da un toque cercano a la historia que complementa esa sensación que ya tenemos gracias al reparto de secundarios que idea el autor. La Wonder Woman de Byrne no tuvo ni mucho menos un mal primer año, aunque la sombra del autor fuera más alargada que la del personaje y eso hiciera que se recibiera a esta etapa con más agresividad de la que realmente merecía. No es una obra maestra, ¿pero quién hace obras maestras cada vez que trabaja?

El volumen incluye los números 101 a 112 del segundo volumen de Wonder Woman, publicados originalmente por DC Comics entre julio de 1995 y junio de 1996. El contenido extra lo forman una introducción de Fran San Rafael y las portadas originales de John Byrne.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

2 comentarios el “‘Wonder Woman. Segunda génesis’, de John Byrne

  1. AEther
    1 junio, 2017

    Anda que mira que mencionar un par de veces del elenco de secundarios y no destacar la que posiblemente sea la única contribución duradera de la etapa de Byrne: la creación de Cassandra Sandsmark, que tanto juego les dio más tarde a Peter David y a Geoff Johns en sus Young Justice y Nuevos Titanes respectivamente :)

    • juanrmillan
      1 junio, 2017

      Pues mira, tienes todas la razón… ;) ¡Ahí queda la aportación! Muchas gracias por el comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 1 junio, 2017 por en Cómic, DC, ECC, John Byrne, Wonder Woman y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: