CÓMIC PARA TODOS

‘Gotham Central 6. Agente herido’, de Ed Brubaker y Greg Rucka

Editorial: ECC.

Guión: Ed Brubaker, Greg Rucka, Chuck Dixon, Bronwyn Carlton, Devin Grayson y Nunzio DeFilippis.

Dibujo: Rick Burchett, Jacob Pander, Arnold Pander, N. Steven Harris, Mike Lilly y Mike Collins.

Páginas: 168.

Precio: 17,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Febrero 2017.

Agente herido no es Gotham Central, pero es como si lo fuera. Es una idea brillante que probablemente tendría que haberse contado en el marco de aquella serie. Pero llegó más tarde. Y en formato de evento. Eso resta algo de eficacia a la propuesta, esencialmente de Greg Rucka, que es quien firma el primer y el último episodio de la historia, pero también de Ed Brubaker y de otros guionistas, pero no se puede negar la fuerza que hay en el concepto de ver a Jim Gordon recibiendo tres balas por la espalda, luchando entre la vida y la muerte mientras el resto de los luchadores contra el crimen de la ciudad, los enmascarados y los de uniforme, intentan encontrar al responsable. La historia crece cuando se acerca a las emociones más íntimas, las que hablan de la relación entre Batman y Gordon, entre el comisario y sus muchachos más cercanos, sobre todo Montoya y Bullock, las de la reacción de Barbara viendo a su padre en esa situación y a la vez buscando en secreto al culpable. Pero la historia se escapa ligeramente con pequeños detalles que no tienen demasiada lógica, como la de ver a Alfred visitando a Gordon o las de un puñado de enmascarados en los pasillos del hospital. Incluso el papel de Catwoman, sugerente al principio, pierde fuerza con el desarrollo de la trama. Pero eso son pequeños detalles de un muy buen relato.

Al final, Agente herido se acerca al corazón de la lucha contra el crimen en Gotham. Es brillante la cercanía con la que Rucka nos introduce en ese momento a través del cumpleaños de Gordon y de la relación con sus agentes o la presentación del propio comisario como figura paterna y a la vez amigo de Batman, como también lo es la forma en la que Montoya y Bullock se plantean cómo hacer justicia a Gordon. La historia, desde luego, merecía ser contada en Gotham Central porque, aunque parezca paradójico, sobran personajes disfrazados. Batman sí merece estar. Oráculo, es decir, Barbara Gordon, desde luego. Pero el papel de Catwoman, sugerente al principio, se diluye sin causa real. O la presencia de Azrael o incluso Batgirl, que no tienen peso real en la historia, solo la necesidad de incluirse por ser parte contemporánea de la franquicia de Batman en el momento en que se publicó la historia. Puestos a destacar un aspecto de la historia que se aleje de los omnipresentes Rucka y Brubaker, el número escrito por Devin Grayson, en el que Barbara y Dick comparten reflexiones, coronado además por la conversación entre Alfred y Batman, es probablemente lo mejor que deja el cuerpo central del evento, resuelto con inteligencia y realismo, sin grandes villanos y sin una justicia universal, lo que deja dilemas morales bastante atractivos.

Como Agente herido es una historia compuesta por siete números de otras tantas series, el baile de dibujantes está más que asegurado. Y no hay más que ver el salto que hay entre el primer y el segundo número, obras de Rick Burchett y los hermanos Pander, mucho más radicales y poco convencionales para el cómic de superhéroes, para comprobar que no hay una guía de estilo. Burchet, al dibujar los dos números de Rucka y el ya mencionado que se centra en Barbara y Nightwing, se lleva la mejor parte y sabe adecuar su estilo ligeramente caricaturizado al grave realismo que pide el relato. Y si hay que destacar otro nombre de entre la nómina de artistas que desfila por el evento es necesario desatcar el buen resultado que deja Mike Collins, que se centra en el interrogatorio del sospechoso, y aunque algunas de sus figuras dejen una cierta sensación de fría rigidez. Agente herido funciona bastante bien en todo caso a nivel gráfico, no llega a los mejores momentos del guion, pero se cumple con suficiencia. Puede que el resultado final no sea tan ambicioso como podría parecer en el punto de partida y que otras formas de contar la historia, con más protagonismo para otros personajes, se antojen más adecuadas. Pero el relato funciona bastante bien, por momentos de manera notable.

El volumen incluye los números 587 de Batman, 86 de Robin, 27 de Birds of Prey, 90 de Catwoman, 53 de Nightwing, 754 de Detective Comics y 13 de Batman: Gotham Knights, publicados originalmente entre enero y febrero de 2001. El único contenido extra son las cubiertas originales de Durwin Talon.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 243 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: