CÓMIC PARA TODOS

Cine – ‘Dororo’, de Akihiko Shiota

Título original: Dororo.

Director: Akihiko Shiota.

Reparto: Satoshi Tsumabuki, Ko Shibasaki, Kiichi Nakai, Yoshio Harada, Eita, Mieko Harada, Katsuo Nakamura, Yoshio Harada, Tetta Sugimoto.

Guión: Masa Nakamura y Akihiko Shiota.

Música: Goro Yasukawa y Yutaka Fukuoka.

Duración: 139 minutos.

Estreno: 6 de junio de 2007 (Japón), 22 de junio de 2008 (Estados Unidos).

Cada vez que se hace una adaptación de un cómic al cine que no satisface a los lectores del tebeo original, se suele incidir en lo difícil que es dar ese salto de un medio a otro de una manera acertada. Pero quizá es algo que deberíamos dejar de hacer, porque al final se trata de si hay talento o no. Cierto que Osamu Tezuka no escribía historias fáciles de llevar al cine, pero ese empieza a parecer un recurso fácil para disculpar carencias y falta de capacidad creativa de quienes se atreven a abordar la obra de los más grandes. Dororo, el manga (aquí, su reseña), es una obra compleja y madura, escondida bajo el envoltorio de una historia de fantasía ambientada en el Japón feudal. Dororo, la película, es un aburrido intento de fotocopiar la historia original con mínimos y la verdad es que algo molestos cambios, un estilo visual que se acerca a demasiadas películas en sus coreografías, que muestra unos efectos visuales por momentos sonrojantes y que corona el cierto despropósito que ofrece con una banda sonora completamente equivocada. Se puede valorar como una de esas rarezas que, sin conocer el manga de Tezuka, puede hacer cierta gracia a quienes consuman habitualmente cine oriental de combates con movimientos exagerados y poses continuas, pero se antoja complicado valorarla positivamente después de haber pasado por las páginas impresas en las que se basa.

Hay tres problemas esenciales en la película. El principal, el que hace finalmente que la historia tenga momentos incluso aburridos, es que en el intento de copiar la narrativa de Tezuka, a Akihiko Shiota se le olvida que estamos ante lenguajes diferentes. Los flashbacks no funcionan en el momento en el que aparecen en la película, por ejemplo. La duración de la película, precisamente por este problema, se acaba convirtiendo en un lastre bastante importante, injustificada por lo que vemos, solo empujada por el deseo de llevar a la pantalla cuantas más viñetas mejor. Otro ejemplo perfecto de estos problemas está en el montaje musical que hay en la segunda mitad de la película para la persecución continúa de varios de los demonios que han robado las partes del cuerpo de Hyakkimaru. Eso entronca con el segundo gran problema: la sensación que deja la película es bastante pobre a nivel audiovisual, en primer lugar por efectos especiales tolerables para los inicios de la era digital en el cine pero absolutamente asombrosos, y para mal, para el siglo XXI. Por no hablar de la música que acompaña los momentos supuestamente más espectaculares de la cinta, una especie de fusión japonesa-flamenca que provoca primero perplejidad y después que sea bastante difícil tomarse en serio lo que estamos viendo.

Y, finalmente, el tercer problema de la película se ejemplifica en el personaje de Dororo. En el cómic es un chaval de corta edad, en la película una joven que nadie puede creerse que se haga pasar por un chico, empeño que conduce a una sobreactuadísima interpretación de Ko Shibasaki. Como tampoco hay un carisma desmedido en el trabajo de Satoshi Tsumabuki, el reparto tampoco se convierte en la salvación de la película. Lo que tiene de bueno surge, efectivamente, del trabajo previo de Tezuka. Así, en la segunda mitad de la película, cuando la historia se decanta definitivamente por llevar a Hyakkimaru en busca de su venganza personal, es cuando se pueden encontrar sus mejores momentos. Esa cruzada, junto con la originalidad de la premisa del protagonista (tiene 48 partes postizas en su cuerpo porque su padre, al nacer, se las ofreció como sacrificio a otros tantos demonios para poder convertirse en el hombre más poderoso de Japón), viene a ser lo más reseñable de una película que casi prefiere mostrar acrobacias propias del cine nipón de forma continua, y en eso no se puede negar cierta gracia, que construir un auténtico drama, a pesar de que los elementos los tenía perfectamente dispuestos Tezuka en el manga en el que se basa. Shiota no convence ni desde la escritura ni tampoco desde la realización.

Es evidente, y hay que insistir en ello, que Tezuka no es un autor fácil de adaptar. Si ya es difícil convertir las viñetas en imágenes en movimiento, con el dios del manga esa tarea se antoja incluso más difícil. Pero con eso no podemos conformarnos. Dororo no es una buena película. La única manera de disfrutarla es asumiéndola como una rareza barata, una que apuesta por unos demonios construidos con muy pocos medios en el ordenador de los técnicos de efectos visuales, que tarda mucho en encontrar el rumbo correcto y que incluso, cuando lo hace, sucumbe a las flaquezas visuales que acaban por restar trascendencia al conflicto que sí se puede ver y entender. Queda la sensación de que este mismo guion, incluso con sus flaquezas, realizado de una manera diferente, con una música que aporte a la narración, con unos actores más carismáticas y con algo más de dinero para que lo visual estuviera a la altura de la imaginación de Tezuka y del sí más que impresionante trabajo para encontrar localizaciones, se podría haber construido una película mucho más atractiva. Y antes de que nadie piense en el dinero hollywoodiense, no, no es necesario. Pero sí es importante que haya medios adecuados a lo que se quiera contar, algo que en Dororo es obvio que no se produjo. Tezuka, así, sigue esperando una adaptación que haga justicia a su genialidad.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 19 mayo, 2017 por en Cine y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 243 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: