Cómic para todos

‘McCurry, NY 11 septiembre 2001’, de Jean-David Morvan, Séverine Tréfouël y Jung Gi Kim

Editorial: Diábolo.

Guión: Jean-David Morvan y Séverine Tréfouël.

Dibujo: Jung Gi Kim.

Páginas: 140.

Precio: 23,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Marzo 2017.

Desde hace ya muchas décadas, hablar de la agencia Magnum es hablar de las mejores fotografías, de las imágenes que hacen por sí solas que conozcamos el mundo y cómo funcionan, sus gentes, sus conflictos y sus hechos trascendentales. Fusionar el poder de las imágenes de Magnum con el mundo del cómic es una idea brillante. Fotografía y cómic comunican con imágenes fijas, que permiten al lector tomarse su tiempo para asimilar todo lo que están viendo. Son lenguajes que comparten muchas cosas y la integración del primero en el segundo es algo que merece la pena disfrutar. Magnum protagoniza desde hace algunos años una serie de cómics en el mercado francobelga, y McCurry, NY 11 septiembre 2001 es el primero de esos libros, tres hasta la fecha en su publicación original, que nos llega al mercado español. Es fácil entender por qué este, el tercero, es el primero que vemos, porque el 11-S fue algo tan universal, algo que todo el mundo conoce y recuerda, que no hace explicar en qué consiste la historia, la serie o su importancia. De la mano de Steve McCurry, fotógrafo Magnum, somos testigos una vez más de los atentados de Nueva York de aquel funesto día y los revivimos como si estuvieran sucediendo ahora mismo. Las palabras de Jean-David Morvan y Séverine Tréfouël, los dibujos de Jung Gi Kim y las fotos de McCurry provocan ese efecto.

Hay un mensaje claro en el trabajo de Morvan y Tréfouël en este volumen, y es que dejan claro que el 11-S no es algo aislado. No lo es en la carrera de McCurry, no lo es como suceso en sí mismo y tampoco como parte del terrorismo internacional que viene asaltando las páginas de los medios de comunicación precisamente desde aquel día de 2001. Por esa razón, los escritores buscan y encuentran una manera distinta de contar aquel día. Es la que le permite la participación en primera persona de McCurry, desde luego, pero en la que van intercalando sucesos relacionados, forman un mosaico tan rico como el de la propia producción fotográfica del aquí protagonista. De esta manera, McCurry, NY 11 septiembre 2001 se convierte, en primer lugar, en una muy buena historia. Después cumple con la función de rendir un sincero y necesario homenaje al poder comunicador de la fotografía, aunque algunos de los diálogos que ponen en boca de McCurry para confirmar esa sensación resulten algo redundantes para quien sepa entender lo que está leyendo. Y finalmente nos ofrece una ventana inmejorable para asomarnos al mundo. Al Nueva York de 2001, sin duda, pero también a otros lugares que McCurry visitó para hacer sus fotografías. Es muy difícil no sentir la trascendencia del fotoperiodismo que se busca engrandecer con un trabajo tan sincero y preciso.

Todos hemos visto alguna foto de McCurry aunque no lo sepamos, y el libro es una buena prueba de ello. Su extraordinario ojo es una amenaza constante para cualquiera que pretenda colocar sus imágenes al lado. Pero Jung Gi Kim, que es quien dibuja este cómic, hace un muy buen trabajo que se sostiene con fuerza y que complementa las muchas fotografías de McCurry que aparecen en estas páginas. La fusión entre ambas formas de expresión visual acaba siendo increíblemente fluida, y casi parece sentirse el sonido de la cámara al capturar la imagen real, que es lo que dibuja Kim, antes de que veamos el resultado de esa elección de McCurry. El ilustrador sabe que no juega con las mismas armas para comprender el inmenso poder del instante en el que se derrumban las Torres Gemelas o la atmósfera en la que se vio sumida Nueva York cuando el polvo y restos de papel inundaron su cielo y sus calles, pero logra transmitir esas sensaciones, haciendo de McCurry, NY 11 septiembre 2001 un bello retrato de un momento que, para mucha gente, seguirá provocando ese escalofrío en el espinazo que solo producen los cambios trascendentales en la Historia. No será un cómic perfecto, pero es un libro extraordinario, imprescindible para los amantes de la fotografía, para los que sigan necesitando recordar el 11-S y para quienes busquen algo distinto.

Dupuis publicó originalmente McCurry, NY 11 septembre 2001 en septiembre de 2016. El contenido extra lo forman un texto de Steve McCurry sobre su trayectoria y un portafolio con sus fotos.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 234 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: