Cómic para todos

‘Star Wars’ 2, de Jason Aaron, Simone Bianchi y Stuart Immonen

Editorial: Planeta Cómic.

Guión: Jason Aaron.

Dibujo: Simone Bianchi y Stuart Immonen.

Páginas: 144.

Precio: 14,45 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Abril 2017.

No se puede negar que Jason Aaron ha encontrado en Star Wars un buen camino para seguir las aventuras de Luke, Han y Leia después de los acontecimiento del Episodio IV (aquí, su crítica), pero tampoco es bueno que obviemos el riesgo que corre. Muy en la línea de lo que se marcó en El Imperio contraataca (aquí, su crítica), Aaron divide al grupo en dos. Por un lado, Luke busca la forma de aprender los caminos de la Fuerza. Por otro, Han y Leia siguen su propio camino en una misión paralela que, además, les llevará a enfrentarse a lo que sienten el uno por el otro. Y al margen de ese paralelismo con el formidable guion de Lawrence Kasdan para la segunda de las películas de este universo, Aaron se acerca muy mucho con ese segundo argumento a algunos aspectos de uno de los referentes más claros del cómic de ciencia ficción contemporáneo, Saga (aquí, reseña de su primer volumen). En todo caso, y por mucha sensación lógica de déjà vu que se pueda tener y de hecho se tiene, cualquier aficionado de Star Wars se lo va a pasar en grande con lo que planea Aaron y ejecuta un muy buen Stuart Immonen, porque el ritmo es alto, los elementos que complementan a la saga cinematográfica son muchos y los diálogos son casi siempre ingeniosos y divertidos, sobre todo cuando están en liza Han y Leai por un lado o Chewbacca y C-3PO por otro.

Hay un hueco que el aficionado de Star Wars casi siempre va a agradecer que se llenen, y es el conocimiento sobre la Fuerza. Casi siempre, porque todavía hoy colea el odio visceral que el mundo entero casi en su totalidad volcó sobre George Lucas por los midiclorianos. Pero Aaron encuentra buenas cuestiones que tratar. Primero, mostrándonos uno de los aspectos menos desarrollados del universo Star Wars, lo que hizo Obi-Wan en Tatooine para velar por Luke cuando aún era un niño, con un buen flashback que abre este volumen. Y después dando al hijo de Anakin Skywalker herramientas creíbles para conocer algo más sobre la Fuerza antes de ponerse en manos de Yoda. Aunque hay algún que otro exceso más o menos simpático (con un Hutt y con un gungan, por ejemplo), Aaron sabe sacar partido a las dos vías que maneja en su historia. Sabe que el lado de Luke va a ser el trascendente y el de Han, Leia, Chewie y 3PO el divertido, y lo explota francamente bien, sin alejarse de la esencia de los personajes, de lo que conocemos especialmente por las películas, pero al mismo tiempo dando un paso más con respecto a lo que la tecnología de los años 70 y 80 permitía ver en el cine. Y eso, por ser una adecuación tan fluida al medio en el que estamos, el cómic, se agradece mucho. Tanto como el espléndido y sombrío final abierto que nos dejan en este arco argumental.

Para que se sienta que estamos dentro de Star Wars, es evidente que es imprescindible que el dibujo acompañe. Y ya desde hace tiempo podíamos imaginar que Immonen es un dibujante perfecto para ese trabajo. Su espectacularidad, la forma en la que elige los puntos de vista y la manera en la que entiende elementos esenciales a esta franquicia como el aspecto de los personajes, los sables de luz, el vestuario, las naves o la tecnología, es clave para que la inmersión del lector sea absoluta. Lo es y sin condiciones, porque es aventura de ciencia ficción de un nivel espléndido. Immonen hace puro Star Wars. Y a partir de ahí ya se puede disfrutar de lo que añade el ilustrador de su faceta personal, incluyendo a una Leia formidable en todo momento con la que nos podemos reír y, además, acompañarla en escenas de acción como pocas veces la hemos visto. Si en el apartado gráfico añadimos el primer número, el flashback de Obi-Wan dibujado por Simone Bianchi con un tono mucho más oscuro y melancólico, es evidente que hay muy pocas quejas sobre cómo va avanzando Star Wars. Es, evidentemente, una serie que pretende fidelizar más que suponer una ruptura de ninguna clase, pero precisamente por eso es un producto fácilmente disfrutable por aficionados a la saga y por quienes sepan algo menos de este mundo.

El volumen incluye los números 7 a 12 de Star Wars, publicados originalmente por Marvel entre julio y noviembre de 2015. El único contenido extra son las portadas originales de Stuart Immonen.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 9 mayo, 2017 por en Cómic, Jason Aaron, Marvel, Planeta DeAgostini, Simone Bianchi, Stuart Immonen y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: