CÓMIC PARA TODOS

‘La extraña historia de la Isla Panorama’, de Suehiro Maruo

Editorial: ECC.

Guión: Suehiro Maruo.

Dibujo: Suehiro Maruo.

Páginas: 280.

Precio: 14,95 euros.

Presentación: Rústica con sobrecubierta.

Publicación: Diciembre 2016.

Siendo la obra más significativa de Suehiro Maruo, La extraña historia de la Isla Panorama es un interrogante en sí misma. No es fácil entrar en su mundo, porque en realidad está planteando, por decirlo de una manera simplista, dos historias diferentes. Por un lado propone un thriller. Un hombre muere, otro de aspecto prácticamente idéntico decide suplantarle y vivir su vida para disponer de sus recursos. Por otro, un sueño imposible, una suerte de parque de atracciones de los deseos adultos, una especie de fusión visual de sueños de todo tipo de ensoñaciones hermosas y a la vez lujuriosas y fastuosas. Lo primero domina el tercio inicial, lo segundo el resto. Y al final de la obra, con un final extremadamente simple y fácil, no queda del todo claro si hemos leído un manga fascinante o uno artificialmente recargado y a la que le faltan herramientas narrativas para ser algo más de lo que aparenta. Puede que se necesiten varias lecturas para discernir hacia qué lado se decanta la balanza. O puede, sencillamente, que estemos ante un relato, adaptación por cierto en la novela de Edogawa Rampo, que propone muchas cosas para dejar que sea el lector quien termine de conectar los puntos, de imaginar lo que no se ve. En función del deseo de realizar ese trabajo es como se evaluará el resultado de este volumen.

Lo que sí está claro es que no estamos ante un relato equilibrado. La forma en la que el final sirve para recordarnos cómo había empezado la historia es la mejor demostración de que algo falla. Maruo se deja llevar por la fascinación que embriaga al mismo protagonista y se le olvida contarnos lo que realmente utiliza para enganchar al lector. Queremos saber si el propósito de su protagonista de suplantar a un viejo amigo con el que tanto parecido físico tenía se lleva a cabo con éxito. Juega a mostrarnos su miedo en las reuniones de trabajo, en el sexo con su esposa, pero todo eso se acaba diluyendo cuando se centra en la construcción un paraíso terrenal adulto en una isla. Nunca hay un término medio en el que se encuentren estas dos fases del mismo relato, sino una montaña rusa en la que lo inmediato es lo único que importa. Eso va generando sensaciones que van desde la frustración al desconcierto, y que Maruo va ocultando por la intriga de saber hacia dónde va a acabar derivando el relato. Por eso el final deja una sensación bastante escasa, porque parece más bien el síntoma de una resolución apresurada e improvisada y no el resultado de una historia medida y equilibrada. ¿Impresiona? Sin duda. Hay mucha valentía en La extraña historia de la Isla Panorama, pero esa misma extrañeza que nos anuncia el título acaba invadiendo también al lector.

En cuanto al dibujo, Maruo se escapa a la convenciones del manga y se acerca a un estilo muy realista en su inicio, que acaba dando rienda suelta a una gran cantidad de influencias pictóricas, artísticas y visuales. Cada representación visual que se haya podido tener del paraíso es una inspiración para el autor, y el viaje que nos propone en el tercio final del volumen parece una mezcla entre las maravillas de El jardín de las delicias de El Bosco y, aunque sea de manera muy metafórica, el descenso a los siete anillos del infierno que nos propone Dante en La divina comedia. Maruo busca luminosidad, y su blanco y negro apenas tiene entornos oscuros. Es su forma de dejar claro que el sueño del protagonista de encontrar un lugar idílico se está cumpliendo, incluso cuando el thriller alcanza sus momentos más turbios. Hay muchísimas belleza visual en este sentido, sobre todo cuando Maruo desata su imaginación para mostrarnos un lugar imposible pero que con sus lápices se antoja realista. Eso mismo es un elemento más para considerar La extraña historia de la Isla Panorama como un relato algo desconcertante, de esos que cuesta digerir en la primera pasada pero a los que, en todo caso, siempre se les puede sacar algo positivo. Por mucho que se asuma unas pretensiones eruditas más elevadas de lo que suele ser habitual.

La revista Monthly Comic Beam publicó originalmente Panorama tou kidan entre julio de 2007 y enero de 2008. El libro no tiene contenido extra.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 3 mayo, 2017 por en ECC, Manga, Suehiro Maruo y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: