Cómic para todos

‘Hello Fucktopia’, de Souillon

Editorial: Fandogamia.

Guión: Souillon.

Dibujo: Souillon.

Páginas: 104.

Precio: 14 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Febrero 2017.

Viendo la portada de Hello Fucktopia y el subtítulo que acompaña a la obra, Un cuento de hadas de verdad, casi cabe pensar que lo que estamos a punto de leer es una historia de fantasía. Pero no, con lo que hay que quedarse es con la última palabra, “verdad”. Souillon nos lanza una de esas historias que bucean en la realidad, que nos cuentan sensaciones tremendamente cercanas e íntimas. Y no es que sea una obra perfecta, ni mucho menos, pero no necesita serlo para dejar un sabor de boca espléndido. Mali, Thémis y Stéphane forman un triángulo de amigos singular. La primera, protagonista indiscutible de la obra, es la típica joven que no está a gusto con lo que hace, que oculta un secreto bajo esos auriculares y que emocionalmente tiene bastantes problemas. Y es, además, el nexo de unión con los otros dos. Souillon habla de una manera tan personal que resulta inevitable pensar que hay muchos elementos biográficos en la historia, incluso en los tres personajes, que, con sus problemas y sus emociones nada intercambiables, parecen tres partes de una misma alma. Y gracias a eso consigue que Hello Fucktopia emocione, duela y anime cuando corresponde, en función de los estados de ánimo de sus protagonistas. Eso, aunque haya más un recorte de un instante que una historia propiamente dicha, basta y sobra para convencer de manera notable.

Esa satisfacción, además, se siente durante la lectura pero también después. Quizá más incluso después, y eso es algo que merece la pena destacar. Porque casi sin querer Souillon nos habla de muchos temas, que va colocando en sus personajes de una manera increíblemente natural. Mali es incapaz de hablar con su madre desde que se descubrió la enfermedad de su padre y el sexo, ante la ausencia de verdadero amor, es algo vacío y hasta triste para ella, como se ve en la formidable secuencia de la ducha. Thémis es una mujer emocionalmente débil, incapaz de romper definitivamente con su siempre ausente novio a pesar de haberlo hecho en varias ocasiones. Y Stéphane oculta bajo un comportamiento casi paternal una fragilidad todavía más grande, como se ve cuando sale del piso de Mali y descarga sus emociones contra la pared o en la formidable escena del bar en la que aparecen ambos. Souillon habla del aquí y el ahora, habla de la vida, de las responsabilidades, de los sueños y de las emociones. Habla de nosotros, siendo ese nosotros un plural increíblemente genérico. Porque no hace falta haber vivido exactamente lo que se cuenta en estas páginas para sentir una identificación contundente y poderosa con cada uno de los personajes. Incluso con todos, como parece haberle sucedido al autor.

El estilo de Souillon, a medio camino entre el manga y la BD, es una combinación bastante atractiva y que, probablemente, potencia esa sensación de cercanía que se siente con los personajes, que funciona en la comedia y en el drama. Sobre todo, de hecho, en el drama. Lo más simpático lo logra Souillon ya desde el diseño de los personajes, pero cuando realmente crece Hello Fucktopia es cuando abraza el lado más triste de la realidad, ese que se esconde bajo los alucinógenos, en la visión de fantasmas inexistentes o en la desnudez de una solitaria ducha. Hablando del dibujo de la obra, es imposible no detenerse también en la secuencia alucinógena que plantea, o en la forma en la que consigue que la iluminación forme parte esencial de la historia, como sucede sobre todo con la oscuridad del pub en el que se produce la conversación final entre Mali y Stéphane. Hello Fucktopia se convierte así es una espléndida radiografía de la montaña rusa emocional en la que se ha convertido la vida para la juventud que está aprendiendo a dar el salto a la vida de adulto. Eso es lo que muestra Souillon, y lo hace con una brillantez tal que no necesita convertirse en emblema generacional para convencer. Lo que hace Hello Fucktopia es contarnos un cuento de hadas de verdad, sí, sacado de una realidad donde, de hecho, no existen las hadas.

Ankama Editions publicó originalmente Hello Fucktopia en noviembre de 2014. El contenido extra lo forman una introducción de Souillon, dos páginas de bocetos y diseños y una ilustración de Raf.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 2 mayo, 2017 por en Ankama, Cómic, Fandogamia, Souillon y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 234 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: