Cómic para todos

‘Starfire. Amigos cercanos, aventuras lejanas’, de Amanda Conner, Jimmy Palmiotti y Elsa Charretier

Editorial: ECC.

Guión: Amanda Conner y Jimmy Palmiotti.

Dibujo: Elsa Charretier, Emanuela Lupacchino y Mirco Pierfederici.

Páginas: 136.

Precio: 12,95 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Enero 2017.

Sería injusto, en realidad bastante injusto, decir que Starfire ha sido, porque acaba en este segundo volumen, una serie intrascendente, pero es importante dejar claro que estamos ante una lectura ligera, simpática y sin más voluntad que la de pasar un buen rato de la mano de un personaje cálido y cercano. Y lo curioso es que cuando llega el final se siente esa despedida más de lo que uno se podría haber imaginado. Es verdad que todo es muy rápido, porque DC no deja tiempo a más con su Renacimiento. Es cierto que hay mil cabos sueltos, doscientas posibilidades no aprovechadas y docenas de caminos posibles que no se van a explorar en las peripecias de Kory tratando de llevar una vida normal alejada de las grandes hazañas superheroicas. Y es igualmente cierto que ese último detalle hace que no estemos ante una serie rompedora en ningún aspecto. Pero cae bien. Amanda Conner y Jimmy Palmiotti aciertan precisamente por eso. Y cuentan además con buenos dibujantes, primero Emanuela Lupacchino, espectacular, y luego Elsa Charretier, más cercana, que le dan ese toque visualmente atractivo para que las piezas vayan encajando. No lo hacen del todo por ese abrupto y a la vez emotivo final, con lo que la trascendencia de la serie queda minimizada un poquito más. Pero el paseo junto a Starfire es agradable.

Es divertido el concepto de serie de chicas que se maneja, porque precisamente ahí es donde también engancha al lector masculino. No con el reclamo sexual que quiso explotar DC en el arranque de los Nuevos 52, sino con uno mucho más juguetón y apto para todos los públicos. Conner y Palmiotti, desde Power Girl a Harley Quinn (aquí, reseña de su primera volumen) han dado sobradas muestras de que ese tono lo llevan bien. Y moverse en un microcosmos cerrado, la estancia de Kory en Florida, y explorando la incomprensión de las convenciones sociales que manifiesta la protagonista, aporta el toque adecuado. Como también el regreso de Dick Grayson a la vida de Starfire, con lo que eso implica en su particular vida amorosa, o su amistad con Atlee y el viaje que emprenden juntas a Strata, un mundo subacuático lleno de maravillas, que son los dos elementos que mueven esta segunda entrega. Y aunque nada pasa del grado de aventurilla cercana y simpática, el acierto de la serie está en su protagonista en lo que se mueve a su alrededor. Con diálogos ágiles y cargados de empatía y diversión, Conner y Palmiotti llegan a lo máximo que se puede ofrecer en esta serie. Asumir sus límites es la mejor manera de disfrutarla como lo que es, un viaje amigable y cómodo, cálido, cercano y divertido, de la mano de un personaje bien entendido en estas páginas.

Y como Conner y Palmiotti no eluden escenas de acción atractivas, en lo visual también hay muchas posibilidades de disfrutar. De Emanuela Lupacchino ya se habían acumulado elogios por su labor en el primer volumen (aquí, su reseña), porque sabe conjugar lo espectacular de ver a Starfire usando sus poderes con lo cotidiano de verla saliendo de la ducha o charlando en la piscina. Pero la gran sorpresa de la serie es Elsa Charretier, que se ocupa de los últimos cuatro números con una elegancia que busca acercarse a estilos como los de Bruce Timm o Darwyn Cooke, incluso, aunque de otra manera, al de la propia Amanda Conner. No está en esa liga, pero el objetivo es evidente. Y con ese trazo simpático y juvenil, la verdad es que la serie alcanza su apogeo en muchos aspectos, empezando por la forma en la que juega con las llamaradas de la melena pelirroja de Kory hasta la forma en que se mueve en acción, pasando por la enorme expresividad de los rostros que dibuja, en especial los femeninos que dominan casi por completo esta serie. Starfire se despide con un número, además, en el que se deja bien claro que estamos ante un adiós a este universo que hemos visto en un solo año editorial. Y eso, de alguna manera, añade un poco más de moción al momento en el que se cierra la última página y nos damos cuenta de que hemos cogido cariño a la protagonista.

El volumen incluye los números 7 a 12 de Starfire, publicados originalmente por DC Comics entre diciembre de 2015 y mayo de 2016. El único contenido extra son las portadas originales de Amanda Conner, Dave Taylor, Neal Adams y John Romita Jr.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: