Cómic para todos

‘Prometeo’ 2, de Christophe Beck y Stefano Raffaele

Editorial: Yermo.

Guión: Christophe Beck.

Dibujo: Stefano Raffaelle.

Páginas: 240.

Precio: 43 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Diciembre 2016.

Busquemos un ejemplo más conocido que Prometeo. ¿Qué fue lo que hizo de Perdidos una serie emblemática, icónica y seguida masivamente? Que planteaba un escenario imposible lleno de misterios ante los que nadie parecía poder anticipar una respuesta. ¿Y qué fue lo que defraudó a muchos de esa serie? Que las respuestas no parecían conocerlas ni los creadores de la historia, que fue ampliando misterios hasta el infinito a sabiendas de que las respuestas no satisfarían al público. Pues bien, evitar eso es lo que está haciendo de Prometeo una serie formidable. Los enigmas están ahí. Incluso las vertientes más filosóficas de esos enigmas. Pero si algo está consiguiendo Christophe Bec es, precisamente, enganchar en base a las respuestas, a lo que vamos descubriendo, a lo que sí contesta a los enigmas planteados, por mucho que eso lleve a nuevas preguntas. Sí parece haber un límite, un punto en el que sabremos exactamente lo que está pasando. De hecho, ya sabemos muchas cosas, y eso permite seguir leyendo sin que el interés se merme en lo más mínimo. Sigue siendo muy difícil dar una valoración definitiva, porque el nivel de misterio es tan inabarcable que la forma en la que todo esto concluya va a marcar muchísimo ese juicio, pero hasta este punto, y ya son diez álbumes recopilados en dos libros, no hay queja alguna.

Bec ha sabido combinar lo mejor de un misterio global con las múltiples pequeñas historias que se van generando. Prometeo habla de conspiraciones gubernamentales, del poder de la prensa, de invasiones alienígenas, del miedo al apocalipsis, de la libertad del hombre y de muchos temas más, y lo hace a través de los detalles pero también del gran marco que plantea. La serie podría ser únicamente una colección de momentos impactantes, y en realidad es mucho más que eso. Porque Bec, incluso sabiendo que no va a tener mucho tiempo para detenerse en sus personajes, los mima. No los vemos mucho, pero los conocemos. Y eso hace que con cada gran evento, cada vez que alcanzamos las 13:13 horas y algo pasa en todo el planeta, nos estremezcamos con estos personajes. Es increíble cómo una serie con tanto texto y con tantas explicaciones de corte científico que exigen una atención muy precisa del lector tiene a su vez un ritmo tan salvaje. La forma en la que se acelera la narración cada vez que acontece uno de esos eventos trascendentales es formidable. El escritor, además, no se autocensura y lleva la historia a todos los límites posibles, lo que, aunque pueda parecer contradictorio, le da un halo de verosimilitud impresionante, que hace que el lector sienta todo lo que está viendo de una manera muy vívida.

Stefano Raffaele ya cogió el mando de Prometeo en su faceta gráfica en los dos últimos álbumes del primer volumen (aquí, su reseña), y se encarga de todos los que forman este segundo. ¿El resultado? Brillante. Continuista con las ideas ya vistas, una verosimilitud impresionante que Raffaele plasma a través de dibujos increíblemente detallados y que se sirven de espectaculares viñetas grandes muy poco habituales en el cómic francobelga. El impresionante arranque del décimo álbum, en el que vamos viendo el suceso capital de las 13:13 del duodécimo día desde que arrancara la crisis, es el mejor ejemplo de todo lo que es capaz de ofrecer el ilustrador, tanto a nivel de dibujo como de narrativa. Raffaele consigue que la tensión que busca Bec se sienta también en cada página, y es también decisivo para que la lectura de Prometeo sea todo lo intensa que es. El disfrute visual, que nos lleva por todo el mundo, también ayuda a que lo que todavía no sabemos sea algo que no condicione en absoluto la lectura y los misterios por resolver no opacan el inmenso brillo que hay en esta obra, ejemplo perfecto del terror post 11-S en que se ha sumido el mundo ante todo aquello que no comprende de forma inmediata y que poco a poco va a aclarando el envoltorio mitológico que surge de su título y algún otro de sus misterios.

El volumen incluye los álbumes sexto a décimo de Prométhée, L’arche, La théorie du 100e singe, Necromanteion y las dos entregas de Dans les ténèbres, publicados originalmente por Soleil entre junio de 2012 y el mismo mes de 2014. El único contenido extra son las portadas originales de Christophe Bec, Benoît Springer y Antoine Carrion.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 10 abril, 2017 por en Christophe Beck, Soleil, Stefano Raffaele, Yermo y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 230 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: