CÓMIC PARA TODOS

‘El joven Baden-Powell’, de Jordi Bayarri

Editorial: Anillo de Sirio.

Guión: Jordi Bayarri.

Dibujo: Jordi Bayarri.

Páginas: 64.

Precio: 15 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Marzo 2017.

Pocos autores están poniendo tanto empeño en recuperar a los lectores más jóvenes para el mundo del cómic que Jordi Bayarri. A su Colección científicos, en la que repasa las biografías de eminentes autoridades de ese mundo de una forma igualmente amena y documentada, suma ahora una nueva obra, El joven Baden-Powell. No se trata, como aquellas, de una biografía completa que se detenga en los puntos culminantes de su vida, sino, como el título indica, de un repaso de la juventud de Robert Stephenson Smith Baden-Powell, desde que cuenta con pocos años hasta que alcanza la edad adulta y se alista en el ejército británico. Es una forma simpática, divertida y accesible de acercarse a quien, años después, se convertiría en el fundador del movimiento scout. Lo curioso es que ese hecho no llega a mencionarse en todo el tebeo, dejando a la voluntad del lector la tarea de buscar más información sobre un personaje al que se coge cariño desde el principio en esta biografía sectorial. Leemos una peripecia juvenil como si el personaje no tuviera una trascendencia posterior y le abandonamos precisamente cuando empieza a forjarse como el adulto que se convertirá en un personaje relevante en la historia. Curiosa y, la verdad, muy agradable forma de acercarnos a figuras históricas como la de Baden-Powell.

Es el propio concepto de la obra lo que marca una diferencia fundamental entre El joven Baden-Powell y las biografías de la Colección científicos. Aquí hay más voluntad de trazar un relato que en aquella serie, que se dedica más bien a picotear en los momentos culminantes de toda una vida. Aquí se trata de conocer a un chaval, pero el más reducido ámbito del relato hace que sea más sencillo para Bayarri forjar un carácter más estable. Stephe es un chico travieso, no demasiado buen estudiante, apasionado por la exploración y la aventura. Todo encaja en quien creará a los scouts, pero leemos su vida en esos años juveniles de una manera mucho más desenfadada y jovial. Bayarri, siempre con la inestimable labor de documentación de Tayra Mc Lanuza Navarro, como en la Colección científicos, va encontrado las anécdotas y los hechos que le sirven para reafirmar la personalidad de su protagonista de una forma muy natural. Y consigue, que al fin y al cabo ese sigue siendo el propósito de estos cómics, que eso encaje en un relato divertido y accesible para los más pequeños, para que así encuentren en el cómic el punto de partida ideal no solo para una afición a las viñetas que después les lleve a otro tipo de lecturas, sino que también impulse el saber, algo que ni mucho menos está reñido aunque a veces lo olvidemos y cómics como este nos lo recuerden.

El estilo de Bayarri como dibujante es sobradamente conocido, y El joven Baden-Powell se ajusta perfectamente a lo que se puede esperar de su autor. Si los cómics de Bayarri son accesibles no es solo por cómo los escribe, sino también por cómo los dibuja. Sus personajes se definen por la sencillez, por la economía de líneas y rasgos y por un trazo claro y marcado, que se adecua a la visión agradable y cercana de la historia, en la que se acepta el buen humor y se aparcan las cuestiones más dramáticas de una manera bastante natural. Pero al mismo tiempo no se puede obviar que hay un trabajo importante a la hora de diseñar a los personajes y a los escenarios en los que estos se mueven para que estos encajen perfectamente en los conceptos históricos que maneja. Y eso, además, lo hace sin aparente esfuerzo, haciendo que el joven lector que se espera que se acerque a un tebeo de esta naturaleza asuma como real y acertado todo lo que Bayarri propone en su dibujo. De esta forma es mucho más fácil asimilar la faceta más didáctica del cómic y El joven Baden-Powell es uno más en la larga lista de títulos de su autor que permite congraciarse con el cómic hecho al mismo tiempo para entretener y formar. Qué fácil parece cuando se leen historias así y qué difícil debe de ser cuando hay tan pocos tebeos que exploran esta vía.

El contenido extra del volumen lo forman un apéndice con los familiares y antepasados de Baden-Powell y una galería de bocetos.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 4 abril, 2017 por en Anillo de Sirio, Cómic, Jordi Bayarri y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 235 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: