Cómic para todos

‘Weird Detective’, de Fred Van Lente y Guiu Vilanova

Editorial: Medusa.

Guión: Fred Van Lente.

Dibujo: Guiu Vilanova.

Páginas: 160.

Precio: 16,50 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Febrero 2017.

Da la impresión de que en los últimos tiempos se ha puesto de moda la fusión entre el noir, el género negro más clásicos, el de detectives y misterios, y la fantasía, o incluso ciencia ficción. Weird Detective es una nueva muestra de esa fusión que al menos, sabiendo que quedan pocos recovecos especialmente originales que alcanzar en la propuesta, ofrece un entretenimiento más que digno. La referencia a Lovecraft y su turbio universo es la más sencilla de trazar y, al mismo tiempo, la más inevitable, porque es evidente que tanto Fred Van Lente con su historia como Guiu Vilanova con su dibujo han encontrado en el escritor norteamericano una inspiración bastante notable. Pero hay que reconocer, al mismo tiempo, que han dado con un escenario peculiar. Weird Detective es un título muy explícito y se refiere al protagonista de la historia, Sebastian Greene, detective de la policía de Nueva York que, de la noche a la mañana, se ha convertido en un fenómeno de la investigación policial. Su nueva compañera, Sana Fayez, le ayudará a investigar los homicidios de varias personas que aparecen totalmente sorbidos, como si en su interior no hubiera huesos ni órganos, pero también tratará de descubrir qué esconde Greene. Porque, obviamente, algo esconde. Y aunque no hay mucho misterio en el qué, pero si lo hay en los muy interesantes detalles.

Asumiendo que Weird Detective no viene a cambiar nada, sino simplemente a entretener, el trabajo de Van Lente es bastante correcto. Cumple con lo que promete y lo hace de una manera inteligente y acertada. Se trata de movernos junto a un protagonista atípico, claramente fuera de su elemento en cuanto a las relaciones humanas pero no en su trabajo como detective, para resolver un caso igualmente atípico. Por el camino vamos a ver turbios asesinatos, gatos parlantes, las explicaciones en off del protagonista para dejarnos claro que no estamos ante un tipo corriente y la progresiva aparición de monstruos de diferente calaña. Cosas que nos llevan hasta un escenario de fantasía oscura bastante bien hilado, y que al final coloca a la ciudad de Nueva York en el epicentro de una partida de ajedrez sobrenatural. En la vertiente más realista, la que se ve con la presencia de Sana Fayez quedan algunas dudas más. No porque no sea igualmente interesante, porque en el fondo nos coloca en una situación de espionaje personal bastante curiosa, pero el personaje parece convertirse en un punto de partida de hechos más complejos que estén por venir más que un añadido realmente necesario en este punto de la historia más que para generar alguna que otra situación que delate el carácter excéntrico, por decirlo de alguna manera, de Greene.

Sabiendo que la referencia es Lovecraft, puede que incluso por momentos Mike Mignola, el trabajo de Guiu Vilanova se puede juzgar como bastante correcto, sobre todo porque esa atmósfera fantástica está más que lograda. La extrañeza que genera el protagonista la plasma Vilanova destacando el uso de sus sentidos de una manera bastante atractiva, y desde luego ese mundo en el que cohabitan monstruos tan diferentes acaba siendo creíble. Ese es el gran logro del dibujo, que no convence tanto con los momentos que tienen que anclarse en el realismo, incluso aunque los leves toques de comedia sí funcionen. El caso es que convence, mucho más, cuando el género se apodera de la historia. Los momentos más impactantes también forman parte de lo más logrado del trabajo del ilustrador, porque obviamente son una de las claves de que Weird Detective enganche con bastante facilidad. Aunque es una historia autoconclusiva que bien se podría entender como un tomo único, su inevitable final abierto hace que sea más fácil aún que se despierten las ganas de seguir leyendo, y eso no quiere decir más que el trabajo está bien hecho, que Greene y Fayez han convencido, que este mundo a medio camino de la fantasía lovecraftiana y el noir policiaco está lo suficientemente bien hecho como para pensar en que haya más e incluso mejor.

El volumen incluye los cinco números de Weird Detective, publicados originalmente por Dark Horse entre junio y octubre de 2016. El único contenido extra son las portadas originales de Francesco Francavilla, Guiu Vilanova y Rafer Roberts.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 3 abril, 2017 por en Cómic, Dark Horse, Fred Van Lente, Guiu Vilanova, Medusa y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 230 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: