Cómic para todos

‘Batman. Cataclismo’

Editorial: ECC.

Guión: Chuck Dixon, Alan Grant, Doug Moench, Dennis O’Neil, Devin Grayson, Chris Reanud, Rick Burchett, Klaus Janson y Kelley Puckett.

Dibujo: Jim Aparo, Flint Henry, Mark Buckingham, Scott McDaniel, Klaus Janson, Roger Robinson, Graham Nolan, Jim Balent, Staz Johnson, Marcos Martín, Chris Renaud, Rick Burchett, Alex Maleev, Eduardo Barreto y Dave Taylor.

Páginas: 480.

Precio: 40 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Diciembre 2016.

En muchas ocasiones, el cómic de superhéroes tiene un problema, y es el conservadurismo, el deseo de no alterar el statu quo, no se vaya a tocar lo que funcione. Pero en ocasiones lo que se agradece es precisamente lo contrario, un cambio radical que no tiene por qué ir en contra de la esencia de los personajes. Dentro del universo de Batman, Cataclismo va en esa línea. Siendo un escenario, Gotham en un personaje esencial para el Caballero Oscuro. Destruirlo es un movimiento audaz, coordinado por Dennis O’Neil como editor de los títulos del personaje. Y no deja de ser curioso que, en realidad, no era más que el preludio para lo que realmente se deseaba contar, Tierra de nadie (aquí, reseña de su primer volumen), lo que sucedía en esa Gotham arrasada después de que el Gobierno norteamericano decidiera abandonarla a su suerte. Cataclismo se convirtió así en un campo de pruebas para ese otro relato mucho más largo. La idea es presentar a todos los miembros de la Batfamilia afrontando lo que sucede tras este gran terremoto. Y eso incluye a héroes, a villanos y a secundarios de toda índole. No da, si tenemos en cuenta que el evento incluye siete series y tres especiales, para llegar a todos los rincones, pero sí para trazar un mosaico bastante atractivo de lo que era Gotham a finales de los 90 y de cómo ese cambio de escenario afecta a los personajes.

¿Es un sacrilegio decir que lo que menos importa en Cataclismo es Batman? Del Caballero Oscuro recibimos exactamente lo que podríamos esperar: heroísmo y soluciones para situaciones imposibles, ya desde el mismo establecimiento de que es Bruce Wayne el único que cree posible que un terremoto pueda asolar su ciudad. Pero, sin embargo, hay todo un segundo nivel que hace que Cataclismo sea un evento más trascendente de lo que podría pensarse. El cambio, eso sí en la línea que ya se venía apuntando, en la Cazadora, para radicalizar aún más su siempre confrontada posición con la de Batman; el papel de Nightwing como nexo emocional entre los protegidos de Batman, con su relación con Barbara o el rol de mentor para el Robin de entonces, Tim Drake; o incluso la reconversión de Catwoman de ladrona a, al menos, antiheroína, que ya se había ido asentando en su serie regular y que aquí le hace enfrentarse a Hiedra Venenosa en un número que, de alguna manera, acerca a dos personajes que luego han tenido más historia en común. Y a esto hay que añadir que Cataclismo, como también Tierra de Nadie, sirve para deleitarse con lo más granado de los autores que en aquella época prestaban su talento a las series relacionadas con Batman, motivo más que suficiente para disfrutar de la historia.

En ese contexto, resulta difícil no disfrutar con el muy emotivo número que hacen Chuck Dixon y Scott McDaniel para Nightwing o del impresionante retrato que hacen entre otros Alan Grant y Doug Moench para Barbara Gordon, alejada de sus papeles tradicionales de Batgirl u Oráculo pero demostrando que, siempre de una y otra manera, es un personaje imprescindible para entender el universo DC. O incluso de los especiales que, por un lado, reúnen a la Cazadora y Spoiler, quizá para prepararnos para los papeles que ambos iban a jugar más adelante dentro del grupo de aliados de Batman, o la siniestra revisión que Grant traza de aquel episodio de Batman: The Animated Series en que cada villano cuenta una historia sobre cómo está a punto de acabar con el Caballero Oscuro, pero aquí convirtiendo esos relatos en unos de terror y con el único objetivo de que un guardia de Arkham decida quién de todos ellos tiene el derecho a acabar con su vida. Hay muchos momentos en Cataclismo que hacen que este sea un evento sobresaliente. Irregular, obviamente, porque ni todo está tan bien hecho ni todo importa tanto para el gran cuadro general. Pero hay que insistir en la osadía de destruir Gotham para ver cómo reaccionan sus habitantes. Los enmascarados y los que no lo son. Y, además, esa osdía se conjugó con bastante talento, así que el disfrute está asegurado.

El volumen incluye los números 719 a 721 de Detective Comics, 73 y 74 de Shadow of the Bat, 19 y 20 de Nightwing, 553 y 554 de Batman, 40 de Azrael, 56 y 57 de Catwoman, 52 y 53 de Robin, Batman: Blackgate – Isle of Men, 12 de The Batman Chronicles, Batman: Huntress / Spoiler – Blunt y Batman: Arkham Asylum – Tales of Madness, publicados originalmente por DC Comics entre enero y marzo de 1998. El contenido extra lo forman un artículo de Felip Tobar y las portadas originales de Bill Sienkiewicz, Glen Orbik, Scott McDaniel, Mark Buckingham, Roger Robinson, Graham Nolan, Jim Balent, Jason Johnson, Eduardo Barreto y Dave Taylor.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 230 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: